lunes, 31 de marzo de 2008

El amigo graciosillo

Un ser indeseable, lo mires por donde lo mires.

Buscando el otro día fotos para ilustrar la tontada sobre las sartenes, encontré esta infame imagen.



Instrucciones para pelearte después de una foto

Se compone de un amigo graciosillo, un pringado, la coleguita tajada y un tanto abundante en empanadillas, uno que pasaba por ahí, el que está al fondo y siempre se le ve poco y el asqueroso que echa la foto. Echa la foto mal, descentrada y sin gracia, por supuesto. Interviene también el alcohol, claro y un decorado de cartón piedra que da el pego en las fotos cutres, pero que si te fijas, ves al fondo la máquiina de horchata y un muestrario con sugus y gominolas. Y yo mo me creo que John Wayne dejase el Winchester 73 al lado de la batidora de horchata para pedir uno doble y sin hielo pero con fartons.





Aunque se trate de un grupo de insolventes anónimos, yo diría que el que está a punto de quedarse sin descendencia es Juan Luis Guerra, el del pez aquel. Oye, con tal de que deje de dar la murga...


La foto. Patata, decid patata, y los otros con una papa, efectivamente que no se encuentyran ni el pulso. Y el amigo graciosillo que saa el revólver y trata de hacer un chiste amarranado (o amarronado, que el color del humor en estos casos tampoco da para mucho, la verdad) a cosat del pringado. El de detrás que dicoe oye, que no se me ve, como en Benidorm el año pasado, el despistado que pregunta si alguien sabe ha visto a una niña de sete años que se llama Vane y la otra que le da la risa floja (o fuerte) cuando echa cuenta de las once empanadillas que se ha zampado.


Asíq ue ya sabéis, amiguitos: a la que un amigo com máquina de retratar os apunte, tiráos al suelo y cubríos la nuca. Tal vez perdáis un diente, pero conservaréis los amigos. Aunque vaya usted a saber si compensa.

8 comentarios:

Dulcinea dijo...

!Qué dices, hombre! Todo lo contrario. Lo bueno es fijarse en los detalles. Por ejemplo, la postura imposible del pie de la de las empanadillas, o los pantalones con churretones del que apunta al pringao, o el torniquete del abuelete de la derecha. Y así.

Néstor Aparicio dijo...

Ja, ja, ja... Qué análisis más bueno de una foto demencial, ja, ja, ja... Lo de las empanadillas es genial. Y la cara del Buffalo Bill de pacotilla. Y el viejecillo que no se sabe muy bien qué pinta en la timba esa, perdiendo el prestigio de la edad...

manuel-tuccitano dijo...

Oye... por cierto y donde sales tu con tu piano de saloon... meido me dió cuando vi la fotico y pensé el pianista de vaquero no puede ser... saludos

Dulcinea dijo...

¿Qué? ¿Todos de resaca dominguera?
Si es que no se puede con vosotros, hombre...

jsvico dijo...

Menuda foto... ¡Gnoqui western total!

a tiza y papel dijo...

Ay, genial! y con lo de Benidorm y la "Vane", el remate.

Nodisparenalpianista dijo...

Si, claro, Dulci, porque la foto no es tuya...

Néstor, es que hay décadas que no estamos para nada. Y fíate de un amigo con máquina de retratar...o de filmar ciclistas!!!

Juajua, Tucci, antes de eso, me escondo en una cueva rodeado de coyotes. Aunque alguna foto mala también tengo, no diré que no.

¿Estos? Vaya panda de gamberros, Dulci.

JSVico, que tenemos casi la gira apalabrada por Wiscinsin según huyamos con la pasta de Las Vegas. Vete probando chisteras y chalecos de terciopelo granate. Al (ausente) amigo Macías, le dejaremos que vista visera y manguitos, con manchas de tipógrafo de La Gaceta de Pecos Ville.

Uy, Atiza, y porque no has oído preguntar hoy en el bareto, de punta a punta a la chorizona: "Yennniiii, ¿tienes tabacooooo?" Y tenía.

Nodisparenalpianista dijo...

Se me olvidaba: ¡Pero qué torpe estoy con las teclas!!!!