sábado, 10 de mayo de 2008

Armario o frigo


Para el calro oe lfrío, más o menos, Pero no, no va de eso.

Que tengo algunas ideas guardadas, medio escritas, pendientes de remate, de pegarle la estampilla y así. Y, hoy sábado, un día un poco complicado porque se hace jorobón el ir pasando por lo garitos para dejar cositas pudiéndose ir uno a tomar unas cañas, a pasear, a hacerle fotos a las flores o a dejarse mojar por la lluvia, los gustos y las condiciones de por ahí, pues tampoco va a gastar dinamita en salvas.

O sea, que me guardo los minuticos para ver si voy terminando las cositas de por aquí, os pongo un cromo y hasta mañana, que será otro día.

8 comentarios:

Marta dijo...

Puestos a elegir, mejor un frigo para tener las cervezas y las tónicas fresquitas... Los armarios son útiles pero a veces, se pierden las cosas en sus tripas. Eso no ocurre en las neveras.

el trenti dijo...

Estoy con Marta...
Anda que, si un día a los armarios les diera por hablar...

Dulcinea dijo...

¿Y lo que alegra encontrar alguna cosa que un día se tragó el armario?

Nodisparenalpianista dijo...

Bueno, si, Marta, pero una rmario lleno de abrigos bonitos, de trajes de gangster y de corbatas imposibles son el mejor complemento a ese frigo con tónicas ara acompañar la petaca de ginebra. Ay, que me sale un elfimaldelacuentatrás .

AmatíaTrenti, si estás con Marta, eres la envidia d ela mitad d elos lugareños. Aunque la cuestión es que, hable o no tu armario, sigas por aquí. Oye, y eso que ganamos.

Nodisparenalpianista dijo...

Pues también es verdad, Dulci. Aunque puesto a encontrar, mejor birra en el frigo que jersey de hace tres años en el armario, que te lo pones y vas de lo más demodé, fíjate.

Néstor Aparicio dijo...

Lo malo de los armarios es que nunca encuentras las cosas que metes...
Bueno, como en el frigo. Ahí además concurre el problema de que nunca cabe nada derecho (es como el friegaplatos, que hay que andar jugando al tetris con él).

maria jesus dijo...

Frigorifico, frigorifico, que, ya puestos, puedes guardar allí los gorros para tener la cabeza fría, pero ¿como enfrías una cerveza en un armario?

a tiza y papel dijo...

A mí, me encantan las salvas. De algunos días tengo unos recuerdos fantásticos. Todavía las oigo, al menos una vez al año. Cada 16 de julio.
Y qué mejor dinamita para gastar en salvas para tu club de fans?
Pianista tu próxima entrada, tiene que ser de lujo. Ahí es nada.