martes, 27 de mayo de 2008

Soy un mangui (II)

Lo he vuelto a hacer. Y no quería, esa es la verdad. Pero pasó.
Néstor, échame otro capote que esto se complica por momentos. En fin.


Resulta que estoy en el Mercadona. Allí, cuando llego a la caja, mientras empiezo a pensar cómo pongo las cosas en la cinta para que me queden en mejor orden para colocar en el carro, escucho a la moerna, que me parece que se llama Nuria, que le cuenta a voces a una que está como unas maracas y que procuro evitar, porque para mi que cuenta las cosas a boleo, que una abuela le ha montado un pollo de campeonato porque quería pasar antes y no sacaba los productos del carro o así. Paco, ya ves, hasta las mejores cajeras tienen un mal día.
La cosa es que, yo a mi bola, las gaseosas, unas cervezas -Alhambra 1925, no os la perdáis, es de película- unos yogures que me faltaban, galletas y así, vo echando a la cinta. La nena, Nuria, creo sigue con lo de la clienta, ecándome las cositas. Yo a lo mío, salgo con el carrito para devolverlo, sacar el duro y traeme de vuelta el carro, cuando veo que se me ha quedado dentro el frasco de pasta de dientes de menta que me llevaba. Y me llevaba literalmente, o sea, sin pagar.

¿Debería destruir las pruebas Néstor? Joer, qué trabajo el mundo del crimen!!!

Vale, llamadme cutre, pero es que desde que me enteré de que la pasta de dientes es simplemente jabón con sabor a lo que uno le da la gana, pues mira, se derrumbó el mito, Y encima doce de cada diez dentistas son demasiados, pero que lo que importa es el cepillado, más que los jabones. Bueno, a ver, que es lo que hay, que al que no le guste me mande una caja de Corega o algo, pero es lo que hay.
Total, que cogí el frasco , lo eché al carro y, con la cara de póquer de -paradójicamente- mis mejores tardes de mus, me puse a guardar las bebidas primero y el resto de cosas después. Pagué a Nuria, que ya estaba un tanto pesadita, la verdad y huí de la escena del crimen con tanto aplomo como pude.
Sr. Roig, usted me cae bien, esa es la verdad, pero es que se me vino encima toda una conciencia de clase en cuanto tuve el frasco chorizado entre las manos que no pude evitarlo. Prometo seguir siendo cliente, pero es que, claro, si me ponene el bombón en la boca. Si vuelvo a ver a Nuria en la caja, me iré por donde la loca. Y que sea lo que Dios quiera.

17 comentarios:

Marta dijo...

¡¡Juas juas, Pianista!! Entre el comando loquileto-a-por-cuadros y la pasta del Mercadona... no sé si te va llegando el momento de apuntarte a psico-terapia para cleptómanos.
Ni se te ocurra pasarte esta tarde por los toriles, no vaya a ser que desaparezca alguno y les chafes tú la faena, en lugar de la lluvia.

Anónimo dijo...

Ya te vale, pobre Nuria.

Y yo que alguna vez intento ser mangui y no me sale... ¿Será cuestión de experiencia?

Lidia

jsvico dijo...

Puestos a robar pasta, mejor un banco, ¿no?

J. dijo...

Eres como el Dioni, Pianista. Sin armas. Con un par.

Néstor Aparicio dijo...

(JUAS, JUAS, JUAS)
Hum... No sé, no sé: Marta, ¿tú cómo lo ves? Yo creo que además hay reincidencia, es decir, que te has convertido en un mangante habitual, con especial querencia por el dentrífico (además del malillo: 1'10 €). En fin, creo que, en tu caso, podríamos sacarte de la trena bajo fianza.

alejops dijo...

Definitivamente en este blog hay sucesos paranormales. Primero lo de la foto, y ahora en una entrada del 27 de mayo el primer comentario es del 25 de mayo... Te voy a llevar al cuarto milenio.
¿No te conformas con las esculturas?

Dulcinea dijo...

Cuando en el sindicato del crimen hablan de pasta, se refieren a dinero, money, cash... ¿capiscas? No a pasta de dientes, ni de sopa.

!Mamma mía, pobre famiglia con questos ahijados!

Nodisparenalpianista dijo...

Marta, joe, que te adelantas a los acontecientos... Oye, te he de decir, a ti y a todos, que llego ahora del Merca y no he chorizado nada!!!

Oye, AnónimoLidia, qué insinúas, que yo no paro de mangar coas o qué? Joer para dos veces y encima confesadas... Ay, qué desagradecimiento, jolines...

No se que quieres que tidiga, JSVico: en los bancos, como mucho jubilatas dando de comer a las palomas y futingueros apestosos y agotadísios. Suelen estar caninos, así que poca pasta, creo.

Oye, J (punto), si pasarte. Con un par... de ojos de mucho y muy bien ver. Bueno, un tanto miopes, pero no tuerto (toco madera).

Joer, Néstor, será del malillo, pero tú te sabes el precio!!! Renuncio a la defensa: no has tenido en cuenta el arrepentimiento espontáneo. Fiscal, a por ellos!!!

Alejops, yo también he detectado más de un marciano por aquí, esa es la verdad. Oye, ¿y pagan bien en lo del Cuarto milenio? Es por hacer hucha para la fianza...

Que fue un accidente Dulciiiii!!!!
Aunque bien pensado, otro día me "accidento" con las sacas de los duros, si.

a tiza y papel dijo...

Qué fuerte, pianista! Yo ni dudarlo: la próxima vete a por la de la de las maracas que seguro que de tu historia, hace bolillos.
(El "deliplus" en ese baño de azulejos estupendos, greca en la pared y espejo por ambos lados con ribete "de soga" para no perder detalle...ni con "cola"! Ahora me explico yo que siempre vayas como un pincel...)

Altea dijo...

¡Huy-huy-huuuuyyy! A ver qué va a pasar aquí. Que cuando se coge carrerilla ya uno no para!
Loco por la pasta, tú.

María dijo...

jajajajajajajaja chorizo!!!!! eres un chorizo!!!!! jajajjajajajajaja....

Nodisparenalpianista dijo...

Atiza, soy un dandi, no lo olvides. Un poco chori, vale, pero dandi al fin y al cabo.

Uy, Altea, no sabes tú lo loco que estoy por la pasta. Eso si, sin bechamel ni queso, que hasta para eso le doy al dandismo.

María, vejestorio, que si nos poensmo a faltar, también peudo dar leña. Además, lo mío se recupera, pero lo tuyo se incrementa.

Nodisparenalpianista dijo...

PD: la próxima vez igual mango un curso de taquigrafñia por correspondencia.

Mar dijo...

Puestos a robar pianista, las cervezas Alhmabra eran la mejor opción.. que están más buenas que la pasta cutre esa...

Yo de hecho me lo voy a plantear la próxima vez que entre al Mercadona y si me preguntan digo que se puede considerar como una indemnización por los años que voy a vivir menos a causa de la contaminación que inhalé en mi época universitarios en Granada, ciudad de origen de las mismísimas!!


Saludos pianista..llevaba tiempo sin pasar por aquí asi que me voy a dar un atracón de entradas...

Nodisparenalpianista dijo...

Joer, por fin alguien que se pone de mi parte. De todos modos, Mar, veo que te he contagiado mi torpeza mecanográfica. O eso o es que las Alhambra están pasando factura. Y no me refiero al precio. En fin, viva las 1925!!!!

María dijo...

jajajajajaja no hablemos de vejestorios que yo aun conservo algo, aunque menos, de esa "insultante juventud" eh??
El otro dia en la oficina un compañero me preguntó que cuantos cumplia y cuando le dije que 24 dijo:"AAAAAAAHHHHHH mataría a los menores de 35 años!!!!" jajajajaja

Nodisparenalpianista dijo...

María ¿todo esto para hacernos creer que tienes menos de 35 años?