martes, 10 de junio de 2008

La ley del silencio

Yo, es que cuando voy al Mercadona y no encuentro los yogures me pongo malo, esa es la verdad.

A ver, que no tiene nada que ver con lo de mangar la pasta de dientes cutre con sabor de menta (oye, qué buena), que eso es un accidente, que me despisto y que para cuando me doy cuenta, ñpues ya la tngo en el capazo.

Pero no, digo que esto de ver que se les ha terminado el materia, pues me pone de los nervios. A ver qué cojo ahora. A mi la fruta me gusta, bastante, así que asunto
arreglado, peo los yogures también me van, por la cosa láctea y así. Pero no Danone. Danone da rabia, por gabachos y por pesados. Por gabachos parece que sea de Emak, pero no, que es que era española hasta que la pillaron, cosas antiguas. Por pesados, porque una vez me di cuenta de qu en la tele, por la tarde,de cada tres anuncios que echaban, dos eran de Danone directamente o de sus marcas, tipo Font Vella y tal. Da rabia Font Vella, ¿a que si? Aúpa Lanjarón.

Bueno, estamos.
Que lo de hoy, lo de los yogures, lo de los yogures que no haym digo, es por lo de la huelga de los camioneros o así. A mi, cuando me mientan a los huelguistas o alos sindicatos en particular, me viene siempre a las camisas de franela de cuadros y Marlon Brando, por supuesto.


Oiga, reivindique, pero no tueste. Déjeme en paz y reclame a quien toca, O cuando toque. Porque usted, amigo, cuando la gasolina estaba baratita, me cobraba los portes igual, pero ahora que sube, pues a ver si me puede sobretasar la cosa. Amigo, es usted un poco chori. Luego están los poquetes, que son unos mafiosos de cuarta división, que se envalentonan ante los pocos y que huyen como ratas a la que le planta cara alguien con el diploma olímpico, citius, altius, fortius.
Y para que se vea que no sólo critico a esa pandilla, les regalo una idea. Doscientos, cuatrocientsos, no se, camiones en fila camino de la Moncloa, del Congreso, de la cosa esa de Bruselas, con el camping gas y la chistorra, la bota de vino y las cartas, el Marca y la foto de la santa y hala, a cruzar los trailers en la puerta. Y a esperar a ver qué pasa. Y cuando salga el señorito, se le preg
unta "Qué, cómo va lo nuestro", a ver qué dice.
Y los yogures en el súper.

Si quieren presionar, presionen donde toca, pero mientras tanto, déjenme comer los yogures tranquilo.

Marlon Brando, el más grande. La ley del silencio, On the waterfront. Quien no la conozca, que no pierda ni medio segundo más. Regalo de Nodisparenalpianista.

9 comentarios:

Néstor Aparicio dijo...

Que presionen donde toca, dices... Y lo están haciendo, porque no hay nada peor que presionar mi nevera o el bolsillo. Así se dan por enterados todos los prebostes políticos y dejan de decir que "España va bien", leches.

maria jesus dijo...

Los yogures y todo lo demás, que con el miedo al desabastecimiento la gente (yo no) ha arrasado en los supermercados, y digo yo ¿Es que sus frigorificos no tienen una capacidad limitada?.
Las carreteras estan bloqueadas por los camiones ¿A los que trabajan fuera de la ciudad les pagan el dia aunque lleguen tarde?

Néstor Aparicio dijo...

Oye, primer comentario: ¿me regalarás ahora un pack de 12 yogures griegos de esos de Danone? Ya sé, ya sé de tus problemas con Danone, pero es que los Hacendado o Deliplus no saben igual, qué quieres que te diga...

María dijo...

ya... se ha creado una especie de psicosis en los supermercados y en las gasolineras que... como si fuera el fin del mundo, oye.

Pues... animo sin tus yogures! a ver si no dura mucho!

Dulcinea dijo...

Pues sí. Menudo morro los sindicatos, y el gobierno. Ambos dos. Yo sugiero que se vayan todos a trabajar y que gestione el estado gente competente con ganas de trabajar.

Mientras al frente de los sindicatos esten los liberados, que precisamente no brillan por su afición a currar, sino a mangonear, tendremos gobiernos de impresentables que además de irse de rositas, se rien en nuestra cara.

txispitas dijo...

Lo bueno de todo esto es que en cuatro dias no tendremos nada que comer y acabaremos todos con unos cuerpos DANONE...

Anónimo dijo...

¿¿Yogures del Mercadona?? Yo los prefiero de "marca". Aunque tal y como está el panorama alimentos sean los que sean. ¿O no es para tanto?

Anónima Lidia entusiasmada con tu comentario!!

El futuro bloguero dijo...

Marlon, el mejor. Siempre. Hasta en la infumable Superman.

Los yogures, en fin, la gente está acaparando y arrasando por miedo, es paletería pura. Ayer ya no había colas en las gasolineras de camino a mi trabajo. Claro todos habían llenado el depósito el día anterior acabando las existencias. Y ayer, yo pude echar mis 20 euritos tan tranquilo. Están locos estos romanos, que diría el gran Obélix.

Nodisparenalpianista dijo...

Joer, qu´ñe día. Ayer no contesté a nadie. Disculpas, que ahora voy.

No Néstor, a nosotros nos molestan y nos hacen que nos enfademos. Si eso lo hubisesn hecho una semana antes d elas elecciones, entonces si que habría puesto a más de un caradura de patitas en la calle, pero ahora, si demandan a los políticos, que les crucen el camión en el Congreso, en Ferraz, en Génova, pero no en el Mercadona.

Esa es otra María Jesús, pero ya sabes, aquí, mientras haya furbo y gambasla peña no se mueve ni a tiros.

Néstor, te iba a mandar el regalo, pero conj lo d ela huelga no quieren llevarlo. Prueba los yogures con trozos de fruta y sin azúcar del Mercadona. La danone no le llega ni a la suela del zapato!!!

Por otra parte, María, lo de la gasolina para los pesados del coche en ciudad, pues mira, note diré que me preocupe. Para los autobuses, las ambulancias y las emergencias, vale. Revolución ciclista ya!!!

Bueno, esta vez el paro es patronal, con lo que confirmamos que el mismo morro tienen los sindicatos que los patronos para chupar del bote a costa de los currelas, llamanos clase media. Por otra parte, en mi trabajo los chorizos de cecé o o (los unso o los otros, nose) han pegado un papelín para explicar lo de los 400 euros que no cobrará casi nadie. No se si España se merece un gobierno que le mienta, pero es indudable que lo tiene. Además de lo de la compra de voto y la dejación de funciones. Pero es lo que pasa en las democracias de perfil raquítico.

Bueno, Txispi, yo soy más de cuerpo Mercadona, o sea, pincel ciclista con sabor de naranja valenciana.

AnónimoLidia, eres una pija enmascarada. Habría pagado (en yogures del Mercadona) por verte buscando la cinta adhesiva. Por fin consigo entusiasmarte, nunca es tarde...

Pues tambiéne s verdad, FutBlo. Lo mejor de todo esto, MArlon Brando. Y tu táctica gasolinera. Lo malo son los tomates, que ya no hay de esos que huelen bien, con la piel tensa y brillante. Pero resistiremos. como los de la aldea gala.