jueves, 12 de junio de 2008

La tinta

¿Y qué carga usa?
Cartucho corto de Inoxcrom. O sea, de Waterman normal, pero como no la encuentro, uso la Inoxcrom. Aunque en realidad la que me gusta es la Waterman, claro, la azul oscuro, o sea la azul negro, es decir no azul, azul, sino más oscura, como de carta antigua recomida del tiempo, como los manuscritos aquellos de los autores irlandeses de las casas-museo que florecían por todas partes en Dublín, no se si sabe de qué color le hablo.
Si...
Pero eso es para una, la de diario como si dijéramos. Porque uso dos ¿sabe usted? Una de diario, ya digo, o sea eso, para lo normal, lo común lo del día, vamos, y luego la otra, que le digo yo que es como la especial. A mi me gusta pensar que cuando gane un premio importante firmaré algo con esa pluma. Aunque también pienso que firmaría con ella el "recibí" de cuando gane una lotería estatal copiosa o algo parecido. Es Sheaffer.
¿La lotería?
No, la otra pluma. O sea, la buena. Es un regalo, pero tampoco le voy a contar mi vida. Además, esa nunca la encuentro por ninguna parte.
Pues de esa si tengo.
¿No me diga? ¿La azul oscuro, o sea casi negra?
Ah, no, esa no. La negra, lo corriente.
¿Y la otra?
¿La azul oscura? No, esa...
No, no, digo la Waterman larga o la Inoxcrom normal.
Pues, azul y negra. Lo de toda la vida. Eso si quiere en tintero.
Ah, ¿de qué marca?
¿Marca? Pues da lo mismo. Si usted tiene el émbolo para cargar una y para cargar la otra, pues puede usar la misma tinta en ambas, claro.
Ya, pero... es que de tintero no soy, no se si me entendería. Mire, por decirlo así, soy algo manazas y si me arrimo al tintero, se va al suelo seguro.
Espere.

A ver. Mire, me sonaba que teníamos algo de una partida antigua. Antigua pero en buen estado. Aquí tiene. Azul negro Waterman, diez cartuchos.
Ya. ¿Y la Sheaffer no tendría por ahí también?


La tinta azul era azul negra. O la tinta negra era negra azul. Unos la vieron azul, otros la vierno negra, algunos, simpleente vieron una torpeza bastante molesta. Al secarse no se leía nada.

11 comentarios:

Altea dijo...

Yo nunca he sido capaz de escribir con pluma.. Reconozco que queda muy bien, pero me puede el sentido práctico. El boli no mancha, no se emborrona con el agua accidental, si se pierde no pasa nada, son cuatro duros, etc.

Néstor Aparicio dijo...

Pues yo me compro (bueno, en realidad me regalan) en el colegio de arquitectos -que siempre son muy fashion- una tinta azul preciosa "Standardgraph" (o algo así, que puede que no sea textual). Tiene un color increible que no se parece a ningún otro.

Dulcinea dijo...

Da para un número de Martes y Trece tipo Encanna y las empanadillas.

Pero te entiendo. Como juegan los comercios con los consumidores sibaritas...

María dijo...

a mi que no encuentro esa que tu dices (azul oscuro casi negro) me da por mezclar ambos colores.... y me queda la mar de elegante!

Al tintero, como dice Dulci, habría que llevarlo a la tele... y me reafirmo, con estos articulos tuyos costumbristas te das un toque galdosiano...

Dulcinea dijo...

y de pijo, María, y de pijo.

Nodisparenalpianista dijo...

Vale, Altea, pero vas y mangas un bic con el dibujín del hotel. Sin gracia. En cambio, con la pluma `puedes tener conversaciones con el tendero la mar de entretenidas. De escribir, digo.

¿Pero cómo es, Néstor? ¿Claro, oscuro, aperlado, brillante, fosforito? Faltan datos.

Oye, Dulci, me has dado una idea!!!

¿Galdosiano, María??? Deja de tomarte chupitos del tintero, que te bailan las letras...

Jaja, pijo no, tionto el que no sabe usar el tintero y el cargador, Dulci.

Altea dijo...

Huy, no! Yo me refería a los BIC de toda la vida. Los de publicidad no pintan ni chupando hasta secar la lengua.
¿Que no da para escribir lo del boli? ¿Es un reto? Que me pongo a ello.

a tiza y papel dijo...

Pijo, no megapijo, sólo le falta la Montblanc, la megaMontblanc, digo.

Marta dijo...

Ya estaba extrañando un paseo por los alrededores del Vienés...

Vida dijo...

Cómo he estado tanto tiempo sin leerte!

Nodisparenalpianista dijo...

Ay, me había dejado esta última tanda.

Bueno, Altea, los bics también molan con su sencillez tan práctica.

A mi las Montblanc me gustaban, Atiza, hasta que comencé a fijarme en sus propietarios.

Marta, mucha presión, hasta en los alrededores.

Bienvenida a la Vida, claro que si. Bueno, en realidad, prácticamente todo el mundo pasa sin leerme, así que tan malo no debe de serlo.