miércoles, 24 de septiembre de 2008

Las causas de la lluvia


Esto era, a ver si lo se explicar, que en las fiestas de celebración de la Patrona, la Virgen de la Merced, siempre llovía. Y se decía que eran las lágrimas de Santa Eulalia, antaño única patrona de la ciudad que tuvo que rendirse al co-patronaje, lo cual le daba pena. El martirio de Sa
nta Eulalia es una barbaridad terrible y si uno pasea por la parte antigua, puede reconocerla calle por la que la hicieron rodar dentro de un tonel todo lleno de clavos hacia dentro. Imagináos, la pobre.

La cosa es que si, siempre llueve y hay que suspender conciertos, petardos o lo que toque. Antes había más verbenas, pero claro, como es poco estiloso, ahora canta Primal Scream, que suenan de fábula, pero no se. La primera vez que vi a Battiato fue en un concerto de la Merced, en el frente de la Catedral, iluminada, una joya y Battiato, con Giusto Pío al violín, que rodaba el Mondi lontanissimi me atrapó para siempre. Y ahí seguimos. Anda que no ha llovido veces desde entonces.

Años después, en ese mismo sitio vi a las Hijas del Sol y lo que me atrapó fue un dolor de cabeza considerable.


Esta foto es la que intenté pegar el otro día, pero es que ni a la de tres. Igual es que el móvil tenía taponada alguna de sus branquias, no me extrañaría, tampoco. Bueno,. lo que este documento gráfico prueba es que mi bici es un poco hovercraft, que planea sobre el agua y que si no he pillado una pulmonía es de puritito milagro.


Pero a mi lo que me da por pensar cuando la Merced es en los mercedarios. Aquella orden de buena gente que se iba a Argel o donde tocase, a cambiarse por los presos que allí las pasaban canutas. Hola, vengo a cambiarme por este, un Cervantes cualquiera. Y a soportar los tormentos de la morería, que aquí cuando la peña se solivianta con lo de las Cruzadas se olvida de que desde entonces ha llovido mucho más que desde cuando lo de Battiato que os decía y de que las tortas debían de ser de aúpa por todas partes, no se si me explico. Yo creo que si.

Es de héroe, pero de los de verdad, eso de estar bien y escoger ponerte en el lugar del que sufre, pero que sufre en serio. Pedir cambiarte para liberar del dolor a un prójimo y entregarlo tú como ofrenda. No se, pienso también en los esclavos de Miguel Ángel, esos hombres sufrientes, esclavos del dolor, de su propia miseria, de sus faltas, que intentan escapar pero que les atrapa la piedra, la que les arrastra precisamente a esa miseria de la que parece nunca escaparán. Y aún dicen que no le dio tiempo a terminarlos.

Todas esas cosas se me vienen a la mente.

A ver si descanso un poco también.

16 comentarios:

Myriam dijo...

Pués si que se te viene cosas a la mete, mo lo voya a leer otra vez, para pillarlas todas ja ja.
Primer comentario,¿Que me llevo? y no seas cutre que te conozco...

manuel-tuccitano dijo...

Lo de Battiato es comprensible, lo del dolor de cabeza con las hijas del sol también... lo de los martirios, esos se los aplicaba a los que en el fin de semana jugaban con petardos...saludos

El futuro bloguero dijo...

Menudos tíos, los mercedarios.

Eso es mérito.

(Bueno, tú con la bici, al estilo de Néstor, y bajo la lluvia, también tiene mucho mérito)

Abrazos febriles.

El futuro bloguero dijo...

Menudos tíos, los mercedarios.

Eso es mérito.

(Bueno, tú con la bici, al estilo de Néstor, y bajo la lluvia, también tiene mucho mérito)

Abrazos febriles.

Nodisparenalpianista dijo...

Un corrector de texto, Myriam, que de tanto leerme te estás convirtiendo en una manazas como yo.

Jo Tuci, no se si aplaudirte o asustarme con lo de las comprensiones. A mi, lo petardos, moderadamente, me encantan...

Unos campeonazos, FutBlo. Néstor es un chuletón de Ciudad Real, yo un jornalero del pedal.

¿Demasiado ajo, FutBlo? ;-)

Altea dijo...

Yo creía que a Santa Eulalia la habían crucificado. Me confundiré con otra.

Altea dijo...

Ah, ahora acabo de consultarlo. Parece ser que le hicieron las dos cosas, una detrás de otra. Qué salvajes. Aunque la verdad es que tenían imaginación estos tipos con los tormentos.
Por cierto, buena entrada, macho. Es como un putpurri pero ha quedado bien.

Nodisparenalpianista dijo...

Esa es la historia que yo me sabía, Altea.

Leo lo que lincas. La segunda parte me sonaba, pero no de Santa Eulalia. Sea como sea, mártir y muy mártir, pobrecilla. T gracias, lo de siempre, hago lo que puedo, y a veces hasta sale medio apañado.

Myriam dijo...

Pués si que lo necesito, que horror todo se pega...

Nodisparenalpianista dijo...

Vale, Myriamchunga, esta me la apunto. Cuando en la cena de dentro de ocho años o uno, no se, cuando no te traigan los carabineros o los calamares o los pimientos del piquillo en salsa, no te quejes. Habrá sido mi oscura mano negra -claro-.

Dulcinea dijo...

Cómo se complica la vida el Pianista para enseñarnos las piernas ;)

Muy bonito lo que cuentas de los Mercedarios. Menudo valor, los pobres, y menuda Fe.

Carcajäda* dijo...

No me queda claro si los mercedarios eran héroes o tontos..:S bueno, tontos no se, pero un poco con la cabeza p'allá si que debían estar.. Con tantas cosas en la mente te va a explotar la cabeza. Besos

maria jesus dijo...

La Virgen de las Mercedes, Santa Eulalia, los mercedarios y Battiato, to junto, vale, hay alguna relación. Pero ¿que pinta ahí tu bicicleta?

Anónimo dijo...

Que fijación tienes con la lluvia... y el mal rollo que me da a mi. ¿No te parece que Mercedes (Mercè, no se me ofenda nadie) es el mejor nombre de patrona de nuestra ciudad?

Lidia

El futuro bloguero dijo...

No fue el ajo, pero me repetía, jaja.

Y tú?
Andistás?

Creo que es la primera vez que entro y no has actualizado tu blog?

No me copies en eso, jaja, que soy experto.

Abrazos

Marta dijo...

Pues... llego un poco tarde a esto ¿no? pero todavía no ha dejado de llover.

Me encantó cómo explicaste lo de los Mercedarios y "Los esclavos".

Descansa, Pianista, que es importante para seguir dando guerra.