miércoles, 15 de octubre de 2008

A veces veo best sellers


Tengo sueño, lo normal. Los ajetreos del día a día, la falta de horas de sueño, la insuficiente profundidad en las horas dormidas, lo de siempre, o sea. Pero hoy ha sido distinto. He tenido un sueño muy revuelto, pero mucho, mucho. Si, todos hemos vivido eso alguna vez, pero es que el mío ha sido especialmente revuelto, ya digo. He soñado con Zafón.Bueno, no exactamente, pero ahora explico. Digo Zafón, Ruiz, el de los libros, por así decirlo. A ver, con Zafón soñará su señora y sus fans, o no. Pero yo, que no soy ni lo uno ni lo otro, pues motivos para soñar con él, más bien ninguno. Pero lo dicho, que no es con él con quien soñé, sino que he soñado un sueño –evidente, claro- diseñado por Ruiz Zafón. Ahí queda.

Comenzar no me acuerdo muy bien por dónde comenzaba, pero en un momento dado, me encontraba en una especie de saloncito de te moruno en una trastienda peligrosa, con una especie de jefe de banda y sus secuaces. En un momento le encargaba a uno que se encargase de mi y salíamos al callejón que parecía de esos del Arco del Teatro, donde el bodeguero –bailando va, que un día os contaba- bebía orujo, la absenta de los humildes, para quitarse las resacas. Allí, un moro enclenque decía que iba a arreglar aquello y me decía que terminaría conmigo y que sería muy doloroso. En sus manos llevaba un churro amarillo de esos de plástico que llevan al fútbol de dos en dos como para dar como palmadas, no se si me explico. Igual es que era del Villarreal. O de LAs Palmas y daba palmas. Es lo mismo. Además estaba medio desinflado. Para más Inri, el pobre, bastante torpe, apenas acertaba para apuntar hacia mi cuando intentaba sacurdirme. Lo cual que salí huyendo, pero relativamente despacio, porque tampoco era como para ponerse a sudar.


Es de Català Roca, aunque es la Gran Vía de Madrid. Sin duda, mucho mejor que Zafón. A veces mis sueños son como esta foto.

Alcancé una especie de tienda de vidriera emplomada en feos cristales a rombos pequeñitos naranjas y granates. Allí dentro vi a una persona tras un escritorio, en lo que parecía una vieja imprenta, o una cacharrería, o la oficina mugrienta de un taller oscuro y me metí dentro para refugiarme del moro lento.El tendero era Pere Ponce, que no se si era actor o qué, pero que me acogió hasta que se largase mi perseguidor, por llamarle de alguna manera. Luego salimos y nos fuimos por una calle que creo era la Vía Layetana. Allí aún estaba en pie la antigua cárcel, en la esquina que resulta que no era aquella y que ya no se cuál era. Total, que la cárcel tampoco era cárcel, pero, joer, que es un sueño, ¿vale?

Un poco más adelante el fastuoso monumento dedicado a Montserrat Caballé. Y yo pensando “pues no sabía que Montserrat Caballé hubiese sido enterrada aquí”. Y luego caigo: entre otras cosas, porque está viva. Ponce, Pere, que si ahora fuese enrique ya sería un poco demasiado, me dice que igual era conmemorativo por su gloriosa carrera o algo así. Ya, vale, le digo, pero a final del XIX, la Caballé ni había nacido, creo.

Todo eran contraluces de postal en sepia y negro, adoquines húmedos, arcos y plzas porticadas, lluvia y trajes humildes y elegantes, mujeres de peligroso contorno, hombres de recias bebidas, taxistas con gorra y hasta un trolebús que me parecía que no, peor que si, que si llevaba trole, a pesar de que estuviese pintado del rojo y blanco que llevan ahora los autobuses municipales. O sea, a medio camino del cartón piedra de Zafón y de la maravilla de Català-Roca. Luego me he despertado, me parece. Y he pasado el día medio tonto.

Vaya cara de sueño, Nodisparenalpianista, me han preguntado.
Si, he estado soñando con Ruiz Zafón. Y mis amigos letraheridos me han mirado con mala cara, entre el temor y la compasión.
En fin.

19 comentarios:

Myriam dijo...

Ja ja, como para descansar estaba la cosa...

Myriam dijo...

Primer comentario ¿qué me llevo?

Myriam dijo...

Ponle un título anda pianista.

Néstor Aparicio dijo...

Juer, lo del moro tiene mala pinta. Mira que si un día te lo encuentras en el Nou Camp...

Marta dijo...

¡¡Juas juas!! Pianista... Eres un gran cronista: que si vacas, que si libros y música, vieneses y cafeses... ¡¡hasta de sueños!!
Lo mío son más bien pesadillas, de las que no dejan dormir, pero al día siguiente, sólo recuerdo el sueño que tengo.

María dijo...

joe pianista, hasta tus sueños tienen que ser para verlos! Podrían darte el oscar a la mejor fotografía por como los cuentas, que yo me los he imaginado de novela negra, asi con los adoquines mojados y neblina. Muy chulos y en blanco y negro aunque haya alguna nota de color, como el bus.
Te compadezco por el compañero de sueño, aunque los hay peores.... pero esque solo puedo decirte que me gusta, me gustan varias cosas: sobretodo esta descripción: "Todo eran contraluces de postal en sepia y negro, adoquines húmedos, arcos y plzas porticadas, lluvia y trajes humildes y elegantes, mujeres de peligroso contorno, hombres de recias bebidas, taxistas con gorra y hasta un trolebús". Juajuajua, mujeres de peligroso contorno! juajuajuajua

Pero eres un chungo!!!!! no le pones título a la entrada! chungo!!!!. Pero bueno, yo te daba el premio a la mejor fotografía onirica

Dulcinea dijo...

Eso es que cenaste demasiado. Cenas más ligeritas, más deporte y menos copas. Que ya vamos teniendo una edad ;)

Myriam dijo...

Pianista, ¡despiertaaaaa!, que me tienes que dar mi regalo:)

Anónimo dijo...

Pianistaaaaaa!, me he metido en tu sueño y no sé como... bueno sí los has bordao.

Y dale el premio a Myriam que se está impacientando, Majo.

María G

Dulcinea dijo...

Me temo que te llevas unos ronquidos tipo Harley a la salida de un peaje.

Nodisparenalpianista dijo...

Joer, el título, si es que no me perdonáis una... También se me olvidó lincar a lo del bodeguero, bailando va...

Vale, vamos al arroz (quemmado).

Jo, Myriam, agotado, de verdad.

Un despertador de vaca con arroz, Myriam.

Voy, voy, pero vosotros lo primero, Myriam, aunque me lo agradezcáis así!!!!

Tranqui, Néstor, a mi en el Campolbarsa no me pillan ni jarto de vino.

Oye, Marta, que tú te ríes mucho, peor esto es una pesadilla de tomo y lomo: un moro chungo que me iba a peinar y la lúgubre presencia de Zafón, oye, ¡que me tiembla la pierna cuando lo recuerdo!!!

María, maja, haz el favor de aclarar esto que dices "Te compadezco por el compañero de sueño", porque hay gente muy mala y a ver si ahora se vana pensar que miro los adoquines desde la acera de enfrente. Y con carácter probatorio te autorizo a que publiques aquellas fotos de chachachases y lambadas que nos dimos subidos en mi piano, cuando aún bebías vodka!!!

Ya sabes, Dulci, gran reserva, pero aún estoy lejos de Cluni!!!

Myriam, joer, ahora que estaba soñando que Paulo Coelho me contaba una historia de un viejo sufí que se quedaba dormido mientras le hervía un arrocito a un lama despistado.

Oye, AnónimoMaríaGAúnAmigaDeMyriam, ¿no serás Ruiz Zafón disfrazada???? Esta Te compadezco por el compañero de sueñoyriam es mi ruina con tanto premio. Joer, trabaja poco, ¿no?

Se buscan moteros ruidosos para premiar a Myriam, de parte de Dulci, que cuando apunta, acierta!!!!

Myriam dijo...

Trabajo muchisisimo, y lo de los moteros me parece muy bien. no entiendo esto "Esta Te compadezco por el compañero de sueñoyriam es mi ruina con tanto premio."

Myriam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nodisparenalpianista dijo...

Un lapsus, Myriam, que sigo medio dormido... Tenía copiado lo de la insidiosa cita de María y s eme ha disparado. Como releo poco y mal, ¡hala! a lo burro. Y fatal, oye. Pero, maja, decídete: moteros o bomberos, que medio Levante está haciendo arroz para que tú lo carbonices!!!

manuel de la rosa dijo...

hola myriam...a no pianista...es que me equivoqué creo que estando dormido...empece a escribir... perdón solo es broma. Bueno tus pesadillas son fundadas mira que soñar con el zafón....con lo feo que es ...eso te pasa por culto...si vieras eso de Sin ----- no hay paraiso...ya verias como te daba corajón despertarte...anda leete esta noche otra cosica...saludos

Myriam dijo...

Hola Manuel de la Rosa:). Pianista no le hagas caso y sigue leyendo que lo de "Sin..." es un bodrio tremendo

Nodisparenalpianista dijo...

Juajuajua, Tucci, en el fondo el escenario también tenía su aquél... Y siempore puedo decir que fue un cruce de Dashiel HAmmet y de Català-Roca!!!

Myriam, sigo leyendo, peor a Zafón casi que no, ya te digo...

Rocío Arana dijo...

Es la pera, la leche en bote, la recaraba, la bomba y la manta a cuadros. ¡¡¡ES GENIAL! Le quitaría alguna expresión tipo joer, y es un relato para ser publicado en Númenor. No te digo más. Voy a hablar con Fidel.

Nodisparenalpianista dijo...

Gracias Rocío, pero no creo que mi inflamado ego pudiese soportarlo.