miércoles, 3 de diciembre de 2008

15 años


Quince años después Guns 'n' Roses, o lo que queda de ellos han sacado disco.
Le rodea el aura de la épica, por el tiempo que ha necesitado Axl Rose en publicarlo, por el dineral que ha costado y por los avatares que han agitado a los trocitos del grupo. Batallas intestinas, el hortera de Slash haciendole los coros a unas negritas buenorras o perpetrando versiones de los Floyd con su nuevo grupo, cuánto talento malgastado, que cada día recuerda más a Lenny Kravitz o al Wyclef Jean de los Fugees; Axl en el Rock in Rio que, según cuenta la leyenda tenía que irse cada diez
minutos a hacer inhalaciones de oxigeno casi puro porque le daba el jamacuco y palmaba allí mismo, pero ahí, aguantando como una mala copia de Mickey Rourke sonado haciendo de boxeador sonado.
Axl Rose, que tiene nombre de niño torpe aprendiendo a escribir, qué pone aquí, guapo, Alex, no majete, aquí te has comido letras y con las que te han quedado has hecho un batiburrillo, ¿Qué es un batiburrillo? es igual, Axl, tú tira p'alante. Y en esas está, tirando p'alante.

Ua, ua, que te meto primo, o te rapeo por la cara...
(Ojito, que no son topacios, son los bombones que han sobrevivido al empacho del tío Calambres, este)


Por cierto, cuánto daño hizo Axl al género masculino en su época de esplendor. De Axl se entiende. Con esa pinta de macarrón cervecero de billares con rhytm'n blues de fondo y muchachas de microfaldas fosforito adosadas a la barra, tatuado hasta las pestañas y con el melenón rubio lacio y, al menos, limpio, encuerado como si dijéramos. Aquello era toda una afrenta a los gentlemen y cómo no, a los dandys reales y vocacionales. Un desastre. Y rivalizando con Kurt Cobain, pero en limpio de ducha. Un desastre, lo dicho.
Por entonces, Guns 'n' Roses tocaron el cielo del éxito con un doble disco doble y aquellas cancioncillas en Terminator 2, con Chuarcenaguer homenajeándoles sacando la escopeta de una caja con un ramito de flores y friendo a tiros al Terminator chungo delante de una máquina de la Pepsi. Eso si que era product placement y no los cutres de Médico de familia. De aquello, GnR no se terminó de recuperar. Un día, no hace mucho, intenté escuchar el Use yor illusion rojo, creo, o el azul, no se, y un poco más y me desmayo. Pero qué tostón. Eso si, en su momento, pues muy bien.

La crítica ha triturado considerablemente este disco, Chinese Democracy, con una serie de topicazos que sonrojan hasta al inventor de la serpiente multicolor. Suenan como siempre, están anticuados, apenas aporta unos arreglos industriales, para este viaje no se necesitaba alforjas. Pues bueno. Menudo descubrimiento. Pide innovar alos Stones, pide innovar a AC/DC, pues más bien no. Pide innovar a este tío que estaba medio metido en el congelador, remezclando y retocando las mismas canciones desde hace quince años y sacándoles la pasta a no pocas discográficas. Pues una cierta velocidad, guitarras en aluvión y los gorgoritos de falsete de Axl, que en el fondo, todos hemos querido ser un Bee Gee en algún momento del trago de cerveza, mayormente al final de la octava jarra. Lo cual que a quien le guste el grupo tiene lo que era. Que no es la cumbre del metal, pues vale, que probablemente no es lo mejor de ese grupo, pues tal vez. Que entretiene, pues mucho. Que no llega a lo de Paradise City, pues casi mejor, porque a mi esa canción siempre me pareció un rollo considerable.
Y mira, si eso sirve para que este chico haga algo de provecho, pues bien está lo que bien acaba.
Y dentro de quince años comentaremos el siguiente.

7 comentarios:

Myriam dijo...

Ja ja Pinista, veo que te ha gustado...

Nodisparenalpianista dijo...

Cofcof, es la tos, Myriam, que me hace perder el sentido.

Myriam dijo...

Pues si que estamos buenos... :) que alguien sano se pase por estos lareas a comentar ja ja ja

jsvico dijo...

Ahora lo entiendo: lo de la faringitis ha sido por imitar a Axl Rose, claro. Que ya no estamos para estos trotes, Pianista!

Dulcinea dijo...

A mí me parecen muy de chunda-chunda, qué quieres que te diga. Tampoco veo tanta diferencia con Georgy Dann

Néstor como me digas no-se-qué de Julio Iglesias, te lío la parda en tu garito. Ea.

Luisa dijo...

Qué pasa con Julito...
A ver cuando te descuelgas con él y me regalas los oidos Pinista

a tiza y papel dijo...

A ver cuando me dais el testigo, guapos, que tengo que pegar el Belén que me quieren denunciar, joé.
(qué pinta de espeso tiene el de la foto, pianista)