sábado, 28 de febrero de 2009

El futuro que no cesa

Ahora que el futurismo se nos empreza aquedar antiguo, recién cumplidos sus primeros cien años, tal vez sea buen momento para arrancar el maltrecho loquileto y hala, arriba con las continuidades en el espacio, que más que esculturas, parecen títulos de libros de Álvaro Pombo.
El futurismo, que se nos queda antiguo, siempre tuvo mala prensa, por cosa de lo del fascismo italiano, que dicen que lo quiso convertir en forma de expresión de ese movimineto sociopolítico. Y claro, nacionalsocializar algo tan elitista como la cosa futurista, hacérsela adoptar al vulgo ita
liano como dogma artístico oficial fue tan tonto como uno puede imaginarse.


El futurismo, tan rupturista, tan esnob, elite pura, tan antiguo, tan alejado y tan hermoso, es inadaptable, incomprensible y feo en lo hermoso. O a uno le gusta el ciclismo o no hay manera. Y yo, con esa cabeza, a Mussolini en bici pues no me lo imagino.
Su quijada de boxeador irlandés, ese casco y la elegancia de las camisas negras, la dinámica del ciclista, la exaltación de la máquina, Ferrari y Alfa Romeo, las curvas de Sofía y el Etna en erupción, Vesubio y Neápolis churruscadita, promotores en Pompeya, anda que ojo, el imperio en Eritrea, no hay mal que cien años dure, o si.
A mi, esta escultura, el tiempo es hierro, siempre me ha parado el reloj. Y así no hay manera de llegar al futuro.
Induráin, Induráin, Induráin.

viernes, 27 de febrero de 2009

Contagioso

Leo que a Atiza se le ha escacharrado algo y me echa la culpa a mi, la muy manazas. No, guapa, eso no!!!!

jueves, 26 de febrero de 2009

Crónica del crujimiento (VII)

Y llega la hora del sistema operativo.
Que si Vista es una castaña, que si mejor XP, que si una versión pirata, que si una legal... Lo cual que le pregunto a N que si un sistema abierto, para olvidarme de licencias y tal. Es buena idea, si, me dice, y me recomienda Ubuntu. Ubuntu suena a Alfred Jarry y consecuentemente a Boris Vian, pero también a nombre de bisonte prehistórico, me parece a mi. Y vuelta que te da a la matraca de los nombrecitos, pero en fin, batalla perdida.

Pienso, miro y hablo. Si, es buen plan, pero luego está lo de cómo guardar los archivos, que si las incompatibilidades con Windows, que si a ver cómo abri los archivos antiguos y todo lo demás. La verdad es que me apetevce más tener un entorno libre de la presión del gran fabricante, que vaya a su bola y, total, con que tenga procesador de textos, reproductores y copiadores de música y de fotos -sigue pendiente el escaneo de toooodas las fotos, que es uno de mis Watrerloos particulares- va que chuta.
Llamo por la tarde a la tienda donde localizado una máquina interesante para cuadrar detalles y preguntar por programas. Ellos no me instalan nada, ni propio ni ajeno, ni libre ni d epago. Te lo dejamos a punto para que metas el CD y cargues el sustema operativo, me dice uno. ¿Y las particiones? Esas te las haces tú mientras cargas el sistema operativo. Uyuyuy, que con eso no me aclaro. Empiezana pintar bastos.
Luego hablamos otra vez N y yo y me entero de que hacer correr dos sistemas operativos va a ser un pollo, que puede haber problemas, así que igual lo de volver la vista al Vista tampoco sería tan descabellado. A esas alturas, estioy ya hasta las teclas, como se puede comprender.
Al día siguiente, dándole vueltas al asunto, se me ocurre hablar con Sebas, uno que tiene una tienda de ordenadores y que fue el que le vendió el primero a la HermanadelPianista. Él trabaja con Linux y con programas libres, así que me puede echar un capote en eso. Le paso a la HermanadelPianista lo que quiero, a ver si ella puede hablar con Sebas y así luego, cuando le llame un poco más traquilo, podemos concretar. Vale, te hago unos números, le dice. Ya nos tememos que erá un poco más caro, pero me colocará el viejo disco duro, me lo cargará de programario y además ya le conocemos, que hay confianza, vamos.
En efecto, el presupuesto es un poco más alto, por encima de lo que pensaba pero valdrá la pena. Creo. Bueno, hablamos de fechas y quedamos. Luego te llevo el disco duro.
Vale.
(Continuará)

miércoles, 25 de febrero de 2009

La memoria histérica

Lo pego directamente, porque se entiende -aproximadamente bien- y porque intentar resumirlo o condensarlo os rivaría de la perla original. Esto es lo que hay.


Y algo más, como la idiota esa que anda publicitando un libro y afirmando que el profeta hizo mucho en favor de las mujeres, ella, que ha escrito sobre el "amor" hacia una de sus favoritas, con la que desposó cuando tenía ocho añitos, aunque tuvo la delicadeza de esperar cuatro años más para hacer uso del matrimonio. Vaya tela con el profeta. Pero eso es lo que vende ahora y lo que progres y feministorras quieren ahora. Lo llevamos claro...

martes, 24 de febrero de 2009

Crónica del crujimiento (V) Por qué no le pondrán el bueno el feo y el malo

A ver, porque esto no hay quien lo entienda. Resulta que me acerco por tres o cuatro tienduchas de informática, que parece que esté llenas de tarados a los que una dosis excesiva de Señor de los anillos (en todo caso cualquier dosis lo sería, me pregunto) les hizo brotar panza, calvorota y melena ele cogota amén de una extraña forma en el hablar en forma de terabites y otras chorradas. Luego los ves y no son así, pero el topicazo es jugoso, así que mira, ya he resuelto unas líneas. A lo que iba.Unos folletos, unas recomendaciones y un mar de dudas. Joer, que me he de decidir entre un procesador qe es una cosa negra que corre la tira, que se llama Core duo y otro que se llama Dual Core. A ver, que de informática ese tío sabrá la tira, el inventor digo, pero poniendo nombres tampoco se nos va a herniar el tío vago. Y luego llega la combinatoria es mejor el Corol Duso que el Dusel Cotro, pero un Dusel Coro con tres Gigibiguets de Ruam mola más que un Corol Duso con dos Tetrabriquets de Pulevam. Venga ya, hombre, que estos no tienen ni idea, que lo único que hacen es liarla con palabrejas, tan nominalistas ellos y sin saber nada de Santo Tomás. Por ejemplo. Bueno, que es igual, que ahora ando dando tumbos a ver si me aclaro qué microprocesador mola más para que el ordenador parezca una avioneta. O un reactor. Seguiremos informando. (Continuará)

lunes, 23 de febrero de 2009

Crónica del crujimiento (III) esto huele a chamusquina


Por la mañana, me despejo un ojo y con eso tira que te va. Preparo las cosas de la ducha y antes le doy al botón, a ver si arranca. Oye, tremendo, tres meses con el ventilador que le cuesta arrancar y ahora a la primera. Y se encienden luces y cosas, pero no suena el ¡pip! que marca el arranque. Huele a chamisquina y no son las tostadas, que esas vienen luego. Ducha, tararí, y cuando ya estoy lo suficientemente adecentado para leerme el ABC Cultural, le vuelvo a dar al botón. Y nada, que no despierta. Luego desmontaré el ventilar, el antiparasitario, que suena a guarro, guarro, pero es cosa de la técnica, a ver qué hay detrás.



Y si, cuando lo apaño, veo que le ha debido faltar poco para comenzar la cosa pirotécnica.
En vez de darme un ataque de nervios, rabia por mi torpeza y cosas así, que sería lo habitual, lo acepto con convencida resignación, tal vez porque hace tanto que iba todo a paso de burra que una pausa no está mal. En todo caso me da una cierta rabia por no atender la güep, pero oye, con calma, que así ni se asfixian las máquinas, ni los lectories ni este humilde Nodisparenalpiansita. Quedamos que esto se hacía para pasarlo bien, o sea..
Pues nada, que pase el fin de semana, que cuando pueda coger maquinorra iré programando cosas y así lo mantendré.
Y con tranquilidad iré mirando a ver qué encuentro resistente, baratillo y apañado.

Crónica del crujimiento (IIII) al estilo relojero

Porque es un cierto trabajo de precisión el que se requiere para ir viendo cosas, asesorías, procesadores, maquinillas y todo eso.La primera duda es si fijo o portátil. La cosa moderna es la portátil, pero por la experiencia de la HermanadelPianista, lo voy a mover poco, lo tendré en marcha demasiado tiempo, recalentaré la batería, lo tendré siempre conectado a la corriente, con pantralla y ratón para trabajar más cómodo y me faltará disco duro. O sea, que no compensa. Ya, pero es más molón. Si, pero ser antiguo es snob. Umbral me apoyaría. Es más, me recomendaría una Olivetti, pero tampoco es plan. En todo caso, una piscina para los libros malos. Eso si.Veo, mientras tiro, precisamente del ordenador de la HermanadelPianista a N, mi asesotra técncia para estos menesteres. Tratamos de la cosa y me sugiere lo de comprar la spiezas sueltas. Si buscamos hueco, ella me lo monta por la patilla. Joer, qué maja. Vale, luego hablamos.Y no hablamos, porque me lío y se me pasa y cuando me acuerdo es tarde, así que vemos Frasier y a dormir.Al día siguiente voy de tiendas, como me ha dicho N, a ver precios, características y tal. Luego te lo miras en internet y ajustas costes. Vale, guapa, pero no tengo conexión.Total, que veo más o menos lo que quiero, montado -no merece la pena agotarse por eso- pero a cada pregunta resuelta surgen otras nuevas. Y ya que estamos, por cien euricos más... Hoy me pongo a intentar resolver las dudas capciosas. (Continuará)

sábado, 21 de febrero de 2009

Crónica del crujimiento (II) La vida es sueño, sobre todo en fin de semana

Como soy de dormir a pausas, me digo que en un rato me despertaré, tiempo sifiiente para que se haya descargado el caítulo de Perdidos, así que iré a dar un trago d eagua, apagaré la maquinorra y hala, a seguir maldurmiendo.Pero claro, el avatar de la vida diaria que me tiene agotado, que duermo del tirón hasta las tantas y que para cuando me despierto a lo del trago, el ventilador está apagado, huele a chamusquina y empiezan a pintar bastos para el pobre ordenador.Bueno, era el riesgo. Me vuelvo a la cama.Después... (continuará)

viernes, 20 de febrero de 2009

Las horas tempranas (VI)


Soñaba por la mañana, pero también por las tardes y hasyta por las noches, cuando dormía, el sueño le las letras, de los abrigos raídos, los pintores modernos y las chicas de turbio can-can. Soñaba que ahorraba para rellenar su tintero, que recitaba frente a los académicos, que le vapuleaban los académicos, que mendigaba un café, que explicaba cómo le apedreaban los académicos y que le acababan invitando a comer pollo asado y patatas fritas con vino, poco, poco, que me mareo enseguida, que tenía admiradores, que tenía admiradoras, que fumaba en pipa, que le envolvía una bruma con bucles, misteriosa, como la melena de los poetas antiguos, los anaqueles, los libros viejos, la piel, el papel que huele cuando
huele bien, los del Ateneo que se lo disputan, él que los rechaza, el tumulto cuando presentó a aquel pintor agresivo y casquivano, prometedor, provinciano y bueno aunque incomprensible, toda la plaza lo comenta, como en tiempos el ágora, si, es aquél, ese que pasea por allí, pipa y bastón en mano, gabán y los botines gastados de tanto caminar, el atleta poeta le decía un envidioso de la tertulia aquella a la que terminó por no volver después de un día de discusión sobre si hay que volver atrás o ponerse orejeras y mirar sólo adelante, la mesa que voló, las copas de coñac y más de un cuaderno lleno de versos malos, malísimos, un aprendiz que le coge el gabán y sale tras él, que cuando llega a la altura del dueño del casino le tiende unos billetes y le dice, qué tropa, a lo que uno que miraba el espectáculo mientras bebía vermú con sifón replica qué gesto y sale completamente encampanado.
Soñaba que las revistas de provincias se rifaban sus versos, que tenía inéditos, que malvivía por la generosidad de algún mecenas un tanto patán pero bienintencionado, que comía frugalmente que vivía de los cafés con leches del Vienés donde se le ocurrían versos buenos mientras recordaba los dibujos de Victor Hugo, que enfermaba con regularidad, que tosía con esputos, que le sonaban los pulmones que una admiradora suspiraba cuando lo hacía y que en la flor de la juventud sus bronquios cedían y terminaba dejando un hueco en als artes que nadie se atrevería a reemplazar. En un viejo baúl, soñaba, encontrarían sus cuadernos y un viejo amigo ayudado por un académico honesto, que había dos, según creía, publicaría sus inéditos con ilustraciones del ya afamado pintor casquivano. Y lo comprarían con aspavientos las chicas del cancan, con devoción los seguidores, con disimulo los rivales, con rabia los competidores y con el desprecio de los que, con su inflamada vanidad son incapaces de admirar nada que no sean ellos mismos. Y una admiradora dejaría claveles sobre su tumba tras el frío invierno, musgo, humedad, telarañas y letras, muchas letras.

jueves, 19 de febrero de 2009

BatPatufet

Pues nada, resulta que ahora los artífices de lo de fabricar patrias han conseguido, tras reclutar a Woody Allen -Toma el dinero y corre- con lo de la peli castaña aquella, que sea Batman el que vaya a protagonizar una aventura en Barcelona. Qué fijación.Estaba lo de Obama, el primer negro que es presidente negro, en la portada de un tebeo de Spiderman, que me viene a mi a la cabeza Adenauer y, no se, me lo tomo como a pitorreo. Bueno, pues eso, que ahora es el hombre murciélago el que se dedicará a promocionar, merced al Salón del Cómic (tebeo mola más, dónde va a parar) la ciudad de Barcelola con una aventurilla de excesos, puñetazos y todo aquello.

Claro que, cuando caigan los tripartienses -esos que se gastaron en cuatro días por Japón la friolera de 154.018 euros para 19 personas, total 2026,6 euros por persona y día, pelín más que los talones de Viajes Halcón, o sea, menudo saque la famélica legión, dicho sea de paso- en que lleva un gorro con cuernicos, le van a endosar una barretina que va a parecer de Palamós de toda la vida. Hay que volver a las raíces y dejarse de chorradas yanquis.

Muerte a Batman. Larga vida a BatPatufet.
Que cace a los chorizos. Y a las butifarras.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Crónica del crujimiento (I) La tele es muy mala

Por mi perdida pasión a bajarme las series de la tele que me gustan y que no soportaría ver por la televisión. Para los no conocedores del asunto, el estándar de la serie de capítulos, como si dijéramos, ronda los 55 minutos, lo cual se alargaba a la hora antaño, por un corte o dos de anuncios. Ahora lo de tres cortes, uno d elos cuales, el último, rebasa el cuarto de hora, convierte cualquier capítulo de una hora escasa en dos eternas y aburridísimas, que, por mor de mi dinámico proceder durante el resto del día, terminan en colosal cabezada, aunque sin ronquido, que las vías aereas altas las tengo bien destaponadas, lo que se agradece también.Esto es, que ver una serie de un tirón, unas Gilmore, unas Urgencias, un Doctor en Alaska, el que toque, se hace mucho más agradable, secapta mejor el sentido y la forma narrativa, se ahorra tiempo y se puede consensuar lo d elas pausas para las ya mencionadas urgencias, que si un cubata o lo que toque.Total, a lo que íbamos, que el cachivache, que ya andaba dando muestras de su letárgico aliento, me da conexión y me localizo el último capítulo de Perdidos. Y me pongo a descargar y me dice que paciencial que se va aechar un rato. Pese a que el ventilador va apedales, en un momento idiota, me arriesgo a dejarlo en marcha un buen rato. Curiosamente, se que el riesgo es alto, y que probablemente termine echando humo. Precavido como soy, en lugar de apagarlo y mañana Dios dirá, asumo el excesivo riesgo y lo dejo en marcha.
Enconces... (continuará)

martes, 17 de febrero de 2009

El buenismo malintencionado


O a la inversa,q ue también podría ser, no se. Y como me voy a referir a un breve texto escrito, primero lo pego, le dais una leida y luego sigo.

Bien, ¿no? ¿quién se opondría a la intervención de un mediador, asistente, agente de la autoridad, GEO, GOE, legionario o quién se terciase para resolver la vida d ela pobre mujer a la que alude P. P. desde Lérida. Menudo lío con lo del nombre oficial nos han formado los idiotas dela política, y lo hondo que ha calado entre no pocos estilistas de salón, pero eso lo dejo para otro rato, que con un berenjenal por día tengo bastante.
De la carta de P.P. se cocnluye que la acción pública de un medio estatal traerá el confort que requiere la persona afectada por esos terribles acontecimientos. Así, incluso pide que se de carta blanca para que los agentes de la asistencia social puedan entrar en los domicilios cuando lo crean conveniente.
Es decir, al honrada persona (hasta que no se demuestre lo contrario) persona que firma como P. P. confía más en la intervención de un artificio estatal, en este caso un servicio de asistencia social que en lo que pase dentro de una vivienda. Bien.
Pero démosle media vuelta a ese argumento. O sea, como en las viviendas, esto es, un ámbito privado, a veces ocurren sucesos indeseables, hay que autorizar la intervención de un servicio social, público, por si acaso.
Pero me pregunto qué ocurre si lo que sucede en la vivienda es procedente pero no en esos organismos públicos. Es decir, qué pasa si ese organismo público se decide a intervenir en cosas perfectamente privadas y, so pretexto de proteger la estabilidad, se le cuela a uno hasta las alpargatas de salir de la ducha.
Hombre, no exageremos.
Pero no, no exagero nada. Estoy pensando en las no pocas voces que están animándose a ver si el Estado se decide a nacionalizar bancos, como si eso resolviese algo. En todo caso, habrá que darle un pescozón legal a las entidades que se pasen y cometan tropelías. Pero que cuando uno asume riesgos y pierde lo tengamos que pagar todos es tener mucha jeta. Claro que, si eso sirve para tender aún más hacia el totalitarismo, no es descartable que se intente tirar por esa vía. Al final y para seguir en eso, no compensará ni votar: total para que ganen unos, los otros, siempre los mismos, pues nos ahorramos un dineral.
¿Y cómo tragarse esa rueda de molino? Pues disfrazándola de buenismo. ¿O es que tú permitirías el maltrato d euna mujer? Por supuesto que no. Pero tampoco el maltrato de mi intimidad. En estos días hemos podido comprobar cómo el disfraz buenista -pobrecita, con lo que sufre- sirve para matar con impunidad absoluta. Es así de sencillo: lo malo es bueno y lo bueno es bueno que se haga. ¿A que parece mentira que funcione? Pues funciona.
Habrá quien diga que es exagerado. Lo que es seguro es que detrás de esta se arraiga la idea de que lo privado es malo (lo que ocurre en una casa, cuando lo habitual es que el hogar sea siempre un refugio físico y moral para la persona y la familia) y lo público es bueno.
La distancia entre el individuo y la familia, como bases de lo social, y el Estado es cada vez mayor. Sobre todo, al eliminarse las organizaciones intermedias, cívicas, sociales, de una manera física o por absorción desde el propio sistema estatalizado, y pienso en el sindicalismo, los partidos políticos, las oenegés y otras entidades, que son funcionariados pagados por las prebendas estatales.
Todo esto no funcionaría sin el paso previo que nos muestra P.P. en su carta. Hay que intervenirnos porque no somos buenos. Así es el germen del totalitarismo. Luego dirán que no estuvimos avisados.

lunes, 16 de febrero de 2009

Minutos musicales

Bueno, eso en la sala noble, pero hoy no, que esto va a pedales y si me lío a yutupear no arrancan a la de tres. Mientras peleo con la conexión ando escarbando en deubedeses que tengo por aquí grabados sobre cosas pinkfloydianas.
Hace unos días pensaba que me apetecía escribir sobre los discos y las circunstancias. No se, igual los floydianos podríais decir la vuestra y tal. Todo porque la semana pasada me compré un disco. Albricias.

Se trata de la versión ampliada de la banda sonora de Zabriskie Point, una película de Antonioni cuya banda sonora tenía que escribir Pink Floyd. Según cuentan ellos, estuvieron no se, tres meses en Roma, en un hotelazo de once estrellas y la yema del otro, trasnochando hasta las mil, levantándose por las tardes,comiendo como nunca, escribiendo música que le presentaban al cineasta y que él escuchaba con cara de aburrido. Luego les decía bueno, no está mal, intentando disimular que no sabía que hacer con todo aquello. Y ellos pues al piano bar, a tajarse sin piedad y hasta mañana buenas noches. Y así tres meses o uno, o no se cuánto. Total, que al final Antonioni se quedó con la migajas, sólo aprovechó una canción que era una versión retocada de Careful with taht axe, Eugene, luego una canción country un tanto insoportable y dos cosillas más. Según parece Gilmour sigue sin entender por qué les hizo grabar eso, cuando al final tiró de los Grateful dead y otros jipilongos para rellenar el resto de la música y que, sin duda, habrían interpretado mucho mejor esa cancioncilla.

Pero como las cintas perduran -salvo que sean del GAL o de los festejos en hoteles cubanos o rumanos, que buenos duros nos cuesta el CESID-, con los años, han ido saliendo en plan piratón, unos cuantos cortes de esa frustrada banda sonora. De todos ellos destaca un blues arrastrado muy en la línea del primer Barret admirador de Pink Anderson y Floyd Council, de cuando hacían versiones de rithm'n blues, un par de cortes más y una serie de tomas para una escena de amor un tanto calenturienta, no en vano Zabriskie point es un sitio en el desierto de por ahí, que interpreto al piano y poco más Rick Wright. Como estos no escribían media nota que no aprovechasen después, en esas piezas se puede reconocer no poca de la aportación de Wright al Dark side of the Moon, un disco que, ya lo digo, a mi sempre me ha parecido un tanto sobrevalorado.
Un día me pongo y comienzo a rescatar de esos deubedeses las canciones perdidas de Zabriskie Point, las versiones inconclusas, las que recogía Omayad, probablemnte el pirata más oficial de los Floyd, que anda que no he buscado por aquí y allende nuestras fronteras y que recoge piezas de esa peli y alguna toma en directo de la misma época, para fabicarme un disco que sea lahistoria de esa banda sonora que nunca terminó de ser. Y si a alguien le interesa, pues hablamos
Y con todo esto el sábado pasaba.
Pero la conexión no funcionó, así que, como ya no eran horas, pues para el lunes. Y bi también.

domingo, 15 de febrero de 2009

Crac


Y se rompió.
Ni resumen ni historias...

sábado, 14 de febrero de 2009

45

Quedan 45 minutos del sábado.
Así que si la conexión tira, pues esto quedará listo.
Pero ve y fíate, que llevo todo el día...

viernes, 13 de febrero de 2009

Los cuadros y los detalles


Veo en la prensa, oigo en la radio que en Museo del Prado ha aplicado la tecnología de Google Maps, o Google Earth o Google Nosequé a algunos de sus cuadros para poder verlos en internet. La cuestión es que se pueden observar con un grado de detalle completamente nuevo. La cuestión es bastante simple: fotos muy de cerca a las que vas accediendo según te aproximas al detalle. ¿Era necesario que los pesados de Google les vendiesen la burra? Pues parece ser que si. Hace un tiempo, ya tanto, pegaba por aquí la leve, hermosa, naranja cicatriz en una pintura del siempre
admirado Sorolla. Era Raquel Meller, guapa a rabiar. La estampa se la hice al borde del trombo porque sin trípode hay que aguantar la respiración para asegurar el tiro. Ya sabéis, lo digital es imagen, no fotografía y con mi Canon, fiel y precisa, pero más bien tocho, hay que inventárselas como sea para suplir la falta de medios que proporcionan nuestros responsables museísticos. Bueno, eso, a ver.


Me he acordado de una cosa que, jovencísimos lectores, os sonará a chino. Cuando en España había una tele con dos canales existió un programa que se llamaba "Mirar un cuadro". Esra tan sencillo como brillante. Se proponía un cuadro de reconocido prestigio y se pedía al personal que apsaba por allí que hiciese algún comentario. Y ya está. Sencillo, decía.
Y tanto daba que el personal fuese erudito que aficionado, estudiante que turista, meditabundo, dicharachero, culto, popular, todos decían algo de interés y ofrecían sus opiniones aunque moderadamente. Y aquello era muy curioso, porque uno aprendía cosas de los cuadros y descubría aspectos que de otro modo habrían pasado inadvertidos. Se huía, como es normal de las habituales explicaciones de guías para japoneses y se resolvía con sobredosis de sentido común. Y aquello era jauja para el aficionado a las artes. Hoy no se podría, porque en la tele lo que mola es la teletienda o los concursicos esos de teléfonos sacacuartos con chavalitas de prominente busto, faltaría más. Porque entre el espectador común se ha atrincherado la idiocia y la pereza por saber, que aún me duelen las orejas cuando recuerdo a aquellos dos que, por la galería central del Prado se preguntaban quién era esa chica de las madalenas que salía tantas veces. ¿La bella Easo?
A vuelapluma también oí como un papá de mediana edad le explicabaa su chavalote las cosas de Goya y de Tiziano, lo de los grandes reyes y las vidas de los santos. Y el chavalote, con su carita de lado en el carrito, se movía nervioso y babeaba, en sentido estricto, porque la parálisis cerebral no paraliza ni la sensibilidad ni el sentido. Es más, la agudiza.

Y hala, ahora todos a ver Gran Hermano. O, como mucho, los cuadros en el Google.

jueves, 12 de febrero de 2009

Las horas tempranas (V)

A las siete llegaba con unos túperes con las salsas hechas, a medio hacer, preparadas, la carne picada ya hecha en masa, las bolsas con los manteles, delantales, trapos, servilletas. Toca hacer pudin, de ese que tanto gusta y que es una forma barata, rentable de aprovechar los donus y los cruasanes que se quedan del día anterior. También de prepararle unos pocos, los que aún estén un poco tiernos al hombre de la persiana, que le recuerda a su padre y en el que ve cómo podría ser ella misma, como podrían terminar si al final las cosas terminaban de torcérseles. Pero se podrían enderezar. Antes de las siete, cuando él se creía que aún dormía, le pegaba un planchazo a los manteles, las servilletas, las cosas. Dejaba preparadas las lavadoras y, a días, iba pegándole una limpieza rápida a las ventanas, los baños, todo. Chica, parece que no manchemos, le decía él los domingos por la tarde cuando levantaban la casa para darle un baldeo. Así, en medio rato lo tenían todo resuelto. A veces hasta tenían tiempo de darse un paseo por ahí.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Ciudadanos educados

Menuda se la liado con lo de los jueces y las objeciones. Resulta que cuando el que objeta mola, pues vale, oye, que si el mocete no quiere hacer la mili, le inventamos una cosa superjipi molamazo, por hacer memoria histérica. Pero claro, cuando el que objeta es un carcamal d ela Carpetovetonia más sumergida, pues llega el regalador de derechos y manda a sus togados que nanay, tururú, que a ver qué va paasar y que si no sabe vd. con quién está hablando. Y de aquí al Nóbel tres pasos y un café. Y los que se manchan la toga con el polvo del camino, aunque esas cosicas rojas yo para mi que es sangre y no siempre reseca. Y de aquí al Nóbel tres pasos y un café.


Ahí estamos en lo de suiempre, lo de la basurilla de sistemín que nos han endosado. Lo de los jueces y los políticos, la garantía de que no haya democracia limpia, la confusión de poderes, que interesa poco pero siene su aquél, y, en este caso muy cocncreto lo de la obediencia debida. Porque ante una ley injusta el deber que marca la decencia, por llamarle en plan genérico, es desobedecer. Y que salga el sol por Antequera. Pero, vale, a ver quién es el guapo.
En esta eterna vocaciçon d eservicio que nos ilumina,. y a sabiendad de que hay por aquí profesores decentes que echan el ratillo leyendo un poco esta tontada, sabiendo también que la vida está ,muy achcuchada y que a ver quién se juega el puesto, les ofrezco cuatro ideas (o cinco, ya veré), para adecuar la cosita esta si por cuestiones de dedocracia, les toca impartir ese engendro. Por no ser pesado, que ya me voy alargando, paso a comentar en puntos, y si hay dudas, pues luego hablamos.

1. La separación de poderees o cómo garantizar que el garito se hunda. Casos prácticos: nuestros amigos aliados y civilizados (La democracia en Bolivia, en Irán, en Venezuela y en Turquía).

2. La democracia interna en los partidos políticos españoles (I): el rojerío (sustituible por patio)

3. La democracia interna en los partidos políticos españoles (II): la derechona (sustituible por patio)

4. La democracia interna en los partidos políticos españoles (III): la tercera via, rosa o como sea (sustituible por patio)

5. La democracia interna en los partidos políticos españoles (IV): patufes, aizkolaris y demás (sustituible por patio)

6. El aborto, ese derecho inalienable y tan estupendo. Se recomienda apoyo gráfico, sobre todo para explicar el aborto por nacimiento parcial, con decapitación o succión cerebral, que, según dicen, va a volver a fomentar Obama, he can.

7. Apalea a tu progenie: fútbol, familia, inmigración, creencias y otros entornos molestos. Se recomienda salida gastronómico-cultural: botellón para todos y chunca-chunda tuneao.

8. Leer, esa pérdida de tiempo.

9. Apostillas a Leer, esa pérdida de tiempo: la prensa del régimen, los escritores del régimen, el manual de las videoconsolas.

10. Los derechos de autor y el plagio. Análisis comparativo Ich bei klange y Maradentro. Las vidas que no merecen ser vividas del Tercer Reich y los cuidados paliativos de Bernat Soria. Otros temas de interés, en forma de crédito transversal: Del doctor Mengele al doctor Fuentes (un problema estético).

11. Resistencia cívica y oposición social. El plan Aktion T4, la Solución Final y los intentos por entorpecerlos como el de Clemens August von Calen. ¿qué falló? Propuesta de finales alternativos.

12. El poder del pueblo. Salida festivo-cultural: apedreamiento de embajadas israelíes, estiércol frente a sedes políticas hostiles, pintadas blasfemas en las iglesias, profanación de camposantos y otras actividades. Posible ciclo de conferencias de promotores y agitadores culturales: de los okupas a la kale borroka. Erasmus en Bilbao y Atenas.

Y, oye, terminar en el Inem siempre será mejor que en otros sitios.

martes, 10 de febrero de 2009

El topicazo

El topicazo futbolero de ida y vuelta. Porque, según parece, este fin de semana ha triufado Abel, que está muy bien, oye, que desde lo de Caín da una penica que pa qué. Abel desde que se retiró de lo de pegar saltos en calzoncillos ha pillado quilos pero que muy bien. Oye, y si el colesterol se lo permite, bien que hace y al qe le jorobe que se coma una lechuga, hombre ya.
Estamos en el tópico. Pero qué cansino.

Yo tuve un profe de radio y además amigo qu
e gritaba "topicazo" cuando uno decía "la serpiente multicolor" o "penalty en el Sadar". Joer, pero si es penalty. Ya, pero en esas estábamos. Siempre me acuerdo de él cuando resuenan los topicazos en las orejas. Pero aún hay algo peor que el topicazo, amigos en general y Pedro, en particular. El antitopicazo.
O sea, el topicazo es la chorrada que repite hasta que se cae de lado el de los deportes de Antena 3 o de donde toque: "ya se sabe, como dice el dicho, entrenador nuevo, victoria segura": Hay que jorobarse con Cicerón. No, el media punta del Parma no, el antiguo. Joer, menos risitas que había un br
asileño que chutaba los penaltis de espaldas y que se llamaba Sócrates. En el Sadar no tiró, creo, pero no sería por falta de ganas, no. Por otra parte hay que estar un rato aburrido, al borde del cubata de cicuta para echar los penaltis de espaldas. O eso, o ser más chulo que un torero con patillas, no se si me explico. Los toreros con patillas antes se daban mucho, pero ahora no tanto. Sólo aquel brasa al que un toro le partió la cara en Sanfermines, pobretico. Pero pesado, pesado.
Y chulo, un rato, si.

Yo sigo echando cuentas, pero aquí no me cuadran las patas, a ver.

Estábamos en el topicazo. Y el antitopicazo. A ver si lo explico en plan gráfico. Porque a veces, el nuevo entrenador es tan castaña como el anterior, y los vagos de los furbolistas, eso, vagos, revagos. Y llega el nuevo trencilla -a un tío que se le puede llamar trencilla es como para tomárselo a choteo: yo cirujano, yo taxista, tú trencilla, juasjuasjuas, anda que no- y no hace nada nuevo. O sea, que le meten goles por todas partes. Y entonces el botarate de Antena 3 o la que toque, que de eso tenemos para exportar va y suelta "esta vez no se cumpli el dicho: a entrenador nuevo victoria segura". Pues ya me contarás vaya eso de dicho que a veces dice y a veces no dice. Y en esas andan, que com la mitad de las veces si y la otra no, pues hala, topicazo y antitopicazo, que vendría aser lo que resulta de que el tópico falle siempre, o al menso la mitad de veces: la misma idiotez pero en sentido inverso, por así decirlo.
Y el que no se conforma es porque no quiere.
Y oye, año tras año igual, qué palizas el de Antena 3, que al menos ni Perico ni el flaco pesado dicen ya lo de la serpiente multicolor, pero es que a los del furbo no les metes media idea ni a patadas en la barriga oye. Ni dándolas Sócrates y de espaldas.
Ay.

lunes, 9 de febrero de 2009

Zero en Alexanderplatz

Esto fue en el cogollito del Berlín rojo, con los ecos de Franco, en Berlin Est, Alezanderplatz, aufbidersen, y habá nieve, pero no, porque era verano, poero me la imaginé, cerca de lo que queda de la iglesia aquella que resisitió, hecha trocitos, a los bombardeos del Ejército Rojo cuando entró a sangre y fuego en la capital del Tercer Reich. Ay de los vencidos, si.

Frente a la maltrecha iglesia hay un templo protestante, creo, que parece, desde dentro, una nave espacial. Las celosías como con cuadraditos de cristales de colores. Deja entrar muchísima luz, pero tamizada en color, ya digo, aunque el templo permanezca casi a oscuras. Hay un Cristo enorme y mucha, mucha gente, en silencio. Bueno, al menos cuando estuvimos. Claro, todo es invita al recogimiento, por tarugo que sea uno. Invitaba al recogimiento, al reencuentro, jolines, que somos seis y peleados, como tontos, pero a la hora de la verdad, estamos siempre juntos, que es que hay veces que parecemos idiotas, joer, y no nos lo decimos. Bueno, eso, o sea, hermoso.
Lo cual que íbamos por allí, caminando por aqule lío de aceras, carriles bus, ciclistas, peatones y turistas, vendedores de medallitas falsas y buscadopres de ayuntamientos rojos, pero por el ladrillo, no nos confundamos. Y una nena, una fraulein o como se diga, que nos extiende el brazo y nos da unas botellas. La HermanadelPianista, la MamádelPianista y yo mismo, que no entendemos, pero agarramos el frasco. ¿Y eso? Es como una botella de cocacola pero que se llama zero con zeta. Lleva una etiqueta negra muy bien diseñada y un logotipo sencillo y bonito. Lo simple, ya se sabe. Leemos la etiqueta y por si acaso le preguntamos a la fraulein si es sugar free o qué. Ya, ya, no sugar, ya, danke, danke, dice sonriente. Pues vale. Otra cosa no tendrán, pero es que estos doches son más majos que las pesetas.


Zero es nombre de avión japonés y de disco
-vaya cuatro perlas, ahora que uno les ve con perspectiva- post-rock, por así decirlo . Suena bien, si. Estos tíos saben mucho

O sea, como una light, pero con otro nombre.
Como la MamádelPianista no puede tomar azúcar, pues andamos con ojo, a ver si no. Y bueno, o de la cafeían, pero Mira, ya que el Pisuerga pasa por donde tiene que pasar y tengo sed, le doy unos tragos y a vivir. Oye, pues sabe a cocacola, buena y tal. Y muy bien. Y sigue el paseo vespertino por allí, camino del Checkpoint Charlie, que queda cerquita del hotel. Oye, lo grande que es y que es complicado perderse.
Sander me contó cuando cruzó el muro cuando aún había Berliner Mauer, una vez que iba a ver una especie de obra de teatro en un local social, una especie de garito ocupado, con guardias cacheando y preguntándoles por separado por si no iban a lo que iban, los muy jipis.
, mucho.Me lo imagino entre nervioso y chistoso y los otros con la metralleta contemplando que lo de la decadencia de la burguesía su aquel debía de tener, visto lo visto.
Y luego he ido aficionándome a la zero. Bueno, muy de cocacola no soy, esa es la vedad, pero me gusta, moderadamente, como a todo el mundo, poco más o menos. Así que si se tercia, me tomo una sin azucarín, que hay que cuidar el tipito. ¿Zero? Pues zero, buen hombre, lo que usted diga.
Y mira, con el tema me he acordado de la Alexanderplatz que no es mal sitio para dejar ir a las musarañas en esta tonta mañana laboral. A ver.

domingo, 8 de febrero de 2009

Lo de hoy, si

Jo, tan lartgo no es lo de la semana para tenerme que poner a resumir.
Anda, va, panda de vagos, le dais a lo del botón del lado y vais bajando, le pegáis una leída y asunto arreglado, ¿no?
Vale, pues mientras yo voy a ver un Doctor en Alaska, que con tanto tempral, los viruses parecen osos de las afueras de Anchorage.

Un salud y feliz semana a todos, majos.

sábado, 7 de febrero de 2009

Esto no es una adivinanza

6Vaya tela marinera. Leo en un editorial del sábado pasado este interesante párrafo.

Se comprende la repugnancia de Israel a admitir, siquiera indiciariamente, que sus funcionarios, militares o civiles, han podido cometer delitos en actos considerados de legítima defensa frente a la acción terrorista. Pero la experiencia enseña que la finalidad legítima y loable no basta para hacer buenos los métodos empleados a veces contra el terrorismo. Si la justicia israelí no actúa en estos casos, la justicia universal o internacional, seguramente aprovechada por sus enemigos, tenderá a llenar el vacío.


No por lo que dice, que sigue el topicazo habitual sobre los temas del Oriente Medio, en conflicto eprmanente desde hace cincuenta y pico años, cuando, en mitad de todo aquel pollo, apareció un Estado moderno, democrático y bien implantado. La cosa es quién dice eso. Porque eso de "la finalidad legítima y loable no basta para hacer buenos los métodos empleados a veces contra el terrorismo" me recuerda a asuntos que en España aún no han diso r
esueltos. A asuntos que ese mismo periódico pretendió enterrar con contraexclusivas, dándole al ventilador para salpicar a otras administraciones, insinuando y contando mentiras de las de libro.
Ese mismo periódico, junto a ese editorial imposible, coloca una viñeta estupensa, del estupendo Roto, que cada día gana más enteros.


Esquizofrenia pura, podríamos decir. Pero que nadie se alarme: los editoriales son una de las partes de opinión que menos se leen en los periódicos. Albricias, que aquí no pasa nada.

viernes, 6 de febrero de 2009

Ojo a ver a quién le abres la puerta

El Inspector Degás, en lugar de revisarme el contador, me pintó una puerta.

jueves, 5 de febrero de 2009

miércoles, 4 de febrero de 2009

Eluana debe morir

Ya pasó con Terry Schiavo. ¿No? ¿Qe no se acuerdan? Vaya, pues mal empezamos...
Si, es un caso de esos que los malos llaman de compasión, de ayudar a dejar la vida a uno que sufre, que está conectado, sufiendo lo que se conoce como encarnizamiento terapeútico, lo que sus amigos nazis llamaban "vida que no merece ser vivida", pero que ellos nos edulcoran con el Bardem que toque para hacernos darle el trago a la cicuta con una sonrisa.
En Italia unos asesinos de bata blanca vana matar de hambre a una chica. Eso son los hechos. Las mentiras y las manipulaciones son otras. Se trata de una chavala que se llama Eluana, que está en coma y que sobrevive por si misma, porque sus funciones vitales están intactas. Claro, al cosa es que está en coma y no se puede hacer los espaguetis a la carbonara, así que le alimentan con una sonda nasogástrica, que es una cosa que nos ponen cuando estamos malitos, justo después del chute de suero. O sea, una cosa muy habitual.
Pero matar de hambre, para los malos que se disfrazan de buenos no es cruel.
El padre de esta chica, un señor que dice que sufre mucho, quiere matarla para acabar con su sufrimiento. Con el suyo, de él quiero decir, porque el de Eluana no está probado. De los pacientes en coma se sabe poco. de los que han vuelto sabemos que algunos no se han enterado de nada, ni pupita ni lágrimas, como un sueño profundísimo. Otros parece ser que a ratos oían algo y que hasta pensaban, pero de la mayoría ni idea. De eso se investiga poco porque lo que mola es hacer de Doctor Frankenstein con células embrionarias.


Lo normal que le desea uno a los seres que ama: que se mueran de hambre. Y al que le parezca fuerte que me explique cómo tener compasión de un padre que va a dejar morir de hambre y sed a su hija, porque yo no lo entiendo.

Total, que como se ponen de una parte la gente sensata -joer, cómo vas a matar de hambre a una persona indefensa- y de la otra los que marcan estilo -estamos para darles derechos a la gente, tú, dame el currículum que como te pille te enteras...- y los jueces en su tema, o sea el papel de fumar y las togas, el polvo, las bvergüenzas. En todas partes cueen habas, si. Hasta que llega el primer ministro, tan criticable en otros temas, que suelta algio evidente: la sanidad está para curar, no para matar. Y salen, cómo no, una smonjitas que dicen que ellas la cuidan, que asumen todo el trabajo, los gastos y lo que sea menester, que para ellas sería una alegría hacerse cargo de esa chavala, que si su padre quiere ir a verla bien y si no, también. Que ellas la cuidarán hasta que su vida -como la de todos- se apague y ya está. Pero claro, como el mal tiene tanta fuerza, ya han salido clínicas de extrerminio dispuestas a asesinarla sin piedad, con las cofias blanqueadas y la manos empozoñadas, ofreciendo sus camas para ejecutarla con una sonrisa.
Al parecer ya han trasladado a Eluana a uno de esos mataderos. Mojigatos, si, mataderos, los sitios donde se mata, y al que le pique, que se ponga pomada, que yo ya estoy harto de ser tan delicadín con esa gentuza, así que tiro de diccionario, que el castellano es así de claro. Eluana durará tres días, cuatro, depende de sis sus asesinos le dan agua para alargar la tortura o la matan a lo cafre. No se, al menos la dicadura china mata de un tiro en la nuca. Es algo más sucio, pero más rápido. Claro que sonreír así suele ser más complicado.

martes, 3 de febrero de 2009

Igual mañana

Pensé igual mañana cojo la bici. Parece que hacía menos fresco e invitaba a dar unas pedaladas camino del trabajo. Además, había terminado por la tarde el libro que llevaba entre manos hacía ya un tempo. El garrapateo de minutillos para dedicar ala lectura, un texto un tanto complejo, las cosas de la vida y la dificultad para concentrarse me anima a leer en el metro o en el autobús, que es una forma de usar los retales del reloj.


También podría ir en moto, si.

Pero al final me ha podido la pereza y la pasión. La pereza de darle al pedal y la pasión por cargarme unos renglones. He cogido una cosa de Umbral, que hace tiempo que no le leo nada. Es un diario y de lo poco que llevo, no hay ni media palabra de desperdicio. La bici sigue aparcada. Aún tiene el espumillón puesto. Cuando la coja será como volver a añorar la Navidad.

Y así, sigo leyendo. Y pedaleando.

lunes, 2 de febrero de 2009

Flores par Franco


El nuevo disco de Franco Battiato trae cola
Por una parte, cuando voy a buscarlo a una de las pocas tiendas de dicso que quedan por aquí, me cuentan el lío que tienen con la importación. Sony, la disquera, como dicen los americanos, no lo lleva entre sus novedades para España. El importador, un holandés, puede traerlo, pero el tendero me dice que me incrementará mucho el precio y que le sabe mal que cuando llegue, los 16 euros que figuran en pantalla se conviertan en unos 30, lo que suelen costar los discos importados en general y los de Battiato en particular. Hablamos de crisis y de choriceos varios. Al día siguiente en la edición local del Expansión se recoge la noticia de que Discos Castelló suspende pagos. Olé.


Por otra
Esta es la tercera entrega de las flores. De los Fleurs. Editó hace unos cuantos años, en 1999, Fleurs 3, un disco de versiones de muy amplio espectro, todo gente influyente en su carrera. Excepcionalmente bueno y misterioso, por lo del 3 sin 1 ni 2. Unos años después publicó Fleurs, así, sin número, bastante más flojito, muy basado en autores italianos y que, con respecto al nivel del anterior pues resultó un tanto decepcionante, la verdad. Y el otro día, como ya consigné, escucho en Siglo XXI que se edita el Fleurs 2, que cierra ese ciclo, si es que no sigue por el 4. O por el 14, vaya usted a saber. Luego lo de antes, lo busco en tienda y a la vez en internet para poder escucharlo. la impaciencia, ya se sabe. Decepción en la tienda.

El disco
Propiamente. Se trata de una muy variopinta recopilación de canciones cuyo hilo conductor es que a Battiato le gustan. En esta ocasión cuenta con colaboradores que cantan a duo algunos de los temas. Lo mejor del disco es que, mucho más que en las otras dos ocasiones, Franco Battiato ha llevado a su propio terreno, a su estilo tanto de cantar como en los arreglos y tonos, las canciones que interpreta. En ese sentido las introduce completamente en su propio repertorio. De hecho, algunas de ellas ya las interpretada en la última gira que le trajo por aquí.
Me gusta especialmente el final del disco, las dos últimas canciones. Pero me sobrecoge un poco.

El adiós
La penúltima canción se titula La musica si muore, o sea, que se muere. Es un dueto con el fenomenal Juri Camisasca, compañero de correrías musicales en grupos setenteros y con quien ha intercambiado canciones, giras, grabaciones, duetos, de todo. Camisasca, poco conocido, fantástico cantante, puso voy a uno de los personajes en la ópera de Battiato titulada Gigamesh. En esta canción los dos le dan un repaso a sus memorias musicales desde Woodstock a los Stones para concluir que esto se muere.
La última canción es una pieza nostálgica que se titula El adiós y que le remite uno a los trenes de Tozeur, a las chicas bonitas de los pueblos semiabandonados, la arena, el calor, las amas que las protegen, las rodillas peladas de jugar en el monte y los primeros rubores. Una despedida, si. La nostalgia ya no es lo que era.

Final
Igual esto es una despedida. Esto es lo que fue, la música se muere, y echamos la persiana al garito, el adiós.

Y ahí nos quedamos. Repitiendo viejos discos. Dejándonos maravillar por los viejos discos. Pueden apsar dos cosas: que acierte, y mal, o que Battiato nos sorprenda con un nuevo disco flojo, como il vuoto o con una obra maestra, como Dieci stratagemmi, o el directo al cuore. Sea como sea, buscadlo y disfrutad.

domingo, 1 de febrero de 2009

Semana al trote, atropellada y anticpándose

Bueno, va, qu me pilla el toro. Peste de relojes, jolín

Lunes
Mingote, la crisis y las bombillas. En esta semana me entero del asunto aquél de si fichaba por La Razón o se quedaba en ABC. A ver si redacto tres líneas, porque el asunto es jugosito.

Martes

Las conexiones que vienen y van, como las mareas radicales menorquinas. Esta semana terminan nombrando a Taltavull, el hermano de Sebastià, obispo coadjutor de Barcelona. Ganamos buena gente y hermsísimo acento.

Miércoles

El abrio ya es un poco más mi abrigo. Pero termina la semana lloviendo así que se queda en el perchero.

Jueves
No, no, no tiene ni pizca de gracia. El domingo, o sea, cuando redacto este textillo Montoro, que es el de las viñetas de La Razón (otra vez), hace un chiste que tampoco tiene ni pizca de gracia, pero que está afindísimo, en mi opinión. Y es que el humor, lo de los bufones, tal, cuando es de altura, entre otras cosas está para sacarle los colores a los sinvergüenzas y para ponernos a los curritos delante del espejo.

Viernes
La cafetera del Vienés funciona. La que me deja colgado es la conexión del vecino. ¡A ver si resiste hasta que termine!!!

Sábado
Una cosa entre literaria y televisiva. También pdría haberme llevado el cartel ese de la Guiness.

Domingo
Empiezo liándome con las entradas y antucipo la del lunes, pero ya está corregido. Mañana la veréis, los que os acerquéis por aquí
Y luego el martes y así seguiremos. Se os saluda y se os desea una muy buena semana a todos. Nos vemos