miércoles, 25 de febrero de 2009

La memoria histérica

Lo pego directamente, porque se entiende -aproximadamente bien- y porque intentar resumirlo o condensarlo os rivaría de la perla original. Esto es lo que hay.


Y algo más, como la idiota esa que anda publicitando un libro y afirmando que el profeta hizo mucho en favor de las mujeres, ella, que ha escrito sobre el "amor" hacia una de sus favoritas, con la que desposó cuando tenía ocho añitos, aunque tuvo la delicadeza de esperar cuatro años más para hacer uso del matrimonio. Vaya tela con el profeta. Pero eso es lo que vende ahora y lo que progres y feministorras quieren ahora. Lo llevamos claro...

5 comentarios:

Dulcinea dijo...

Cómo retuercen las cosas. Ya verás cuando a las Pajines de turno les pongan velo con cemento cola.

Lo curioso es que los jiliprogres ven a esos fieles con el trasero en pompa mirando a la Meca y te dicen que están rezando, que hay que respetarles. Te ven a tí con un Rosario, o te ven en una Iglesia y bueno, pa qué seguir.

Qué daño le está haciendo a la izquierda, la actual izquierda.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

ya mismo voy a reivindicar la memoria histeríca del sinantropus pekinensis...que con tanto chino que pulula por estas tierras lo mismo tiene que ver algo...

Myriam dijo...

Sí Dulci y que bien le estamos haciendo a la izquierda la actual derecha así calladitos sin protestar, a ver si les vamos a molestar.

Dulcinea dijo...

Pues sí, Miriam. Fíjate, por ejemplo, a ver quén es el guapo que dice que hoy va a ir a la Iglesia porque es miércoles de ceniza y va a recibir del sacerdote la imposición de ceniza.

No vayan a molestarse o a tomarnos por idiotas.

a tiza y papel dijo...

Ay qué risa; hoy llegaba una a su trabajo con el polvillo por la cara, o por la jeta, que da igual. (Las hay con un rostro...éso sí, en unos minutos, un bocata de jamón ;)