lunes, 31 de agosto de 2009

Los becarios

Esto fue que una mañana me encontré con esta serie de titulares. Y no entendía nada. Tuve que ir leyéndolso todos y comparando con lo que contaban para entender lo que le había ocurrido al desdichado aeronauta. Si estas cosas pasan en verano, la culpa la tiene el becario. Y si pasa en invierno, pues también.En fin la cosa era esa.

El País:Si se hubiese estrellado de día, ¿no hubiese muerto?
aunque, si hubisese sido de día, habría si
do Ícaro, o sea, frito de arrimarse al sol.

Y ya que estamos, ¿las estrella de día sólo se ven cuando nos damos coscorrones?

ABC:


Algo mejor está este, aunque lo de "practicar" suena muy poco preciso. ¿No sería mejor "pilotar"? Además, qué tendrá que ver volar de noche y carbonizarse.

El Mundo:

Siempre se dijo que un titular no debe sobrepasar jamás de las doce palabras, así que un poco largo es. Al menos vamos precisando un poquito más.

La Razón:

Y otro, pelín largo pero preciso, sencillo y claro. Cierto que no recoge el hecho de que ocurriese de noche, aunque siempre nos quedará un buen subtítulo.

Pues nada, ánimo becarios, que, total, para lo que había que contar en agosto...

domingo, 30 de agosto de 2009

Pobre de mi...


Pues por lo que parece, este año, por fin, en Antena 3 se han decidido a retransmitir para toda España los encierros de San Sebastián de los Reyes, la Pamplona chica, que le llaman. Esto es bueno para el mundo del toro y del encierro, ahora que los aires del prohibicionismo soplan tan fuertes -joer con los libertarios, si es que a la que pueden, le echan el candado a todo, los tíos- aunque no se yo si será tan bueno para los habituales.
La foto de Pedro Mancebo, pues bien. Y el sitio para coger toro, disputadísimo, ya se ve.

Quiero decir, que tanto quejarnos, y con rzón, de la masificación sanferminera, para que ahora los tajas australianos, las buenorraas de Denver, los gabachuás adictos al calimocho y los japoneses, los dichosos japoneses que parecen setas con limón, les reviente de gente el sitio a los de San Sebastián de los Reyes.

A mi me ha pillado un poco a contrapelo para verlos, pero he cogido alguna repetición en las noticias y algunas estampas por ahí. Y de entre todos, he visto al de verde, nuestro heroico Wally, que el día que entre aquí y ns dig que le llamemos por el nomre, me van a caer unas lágrimas de emoción como garrafas de vino, oye.

Pues hala, ahor pobre de mi y el año que viene a programar el vídeo, o lo que toque vamos.

viernes, 28 de agosto de 2009

Ed y Pedia


En esa especie de mercadillo de las trolas que es wikipedia, hace unos meses daban por muerto a Ed Kennedy. Casualidades de la vida, el mismo día que leo que los responsables de ese cacharro, lo de la Pedia
, digo, van a organizar un poco el cotarro, va y se muere Edward Kennedy, pero de verdad. Resulta que van a ceder la posibilidad de escribir y modificar las entradas de esa enciclopedia chusca a unos usuarios determinados, con lo que la idea de obra libre y abierta se va a hacer puñetas porque el personal o no tenía ni idea al escribir, o porque se pasaba de listillo para arrimar el ascua a su sardina. Resumen, que el proyecto colectivista, comunitario y anarcoide termina como terminan todos: haciendo aguas por todas partes.

Yo es que le veo llegar en Nochebuena preguntando ¿Quién ha traído el matasuegras? y me da un síncope, a ver si no

Lo de los Kennedy es muy cansino, Topicazo, topicazo, que si la desgracia, que si la familia real de la República, que si el talentazo de John F. y todo aquello.
Desgracia, pues parecida a la de los demás, que es que sacan como "otro drama más" que un primo segundo de la cuñada de Bob se muere a los 94 años, y cosas así. A ver, que un botarate coja la avioneta sin experiencia y se ponga a volar de noche en una tormenta del catorce significa no que sea horriblemente desgraciado, sino que es tonto. Te caes al agua y palmas. Lo normal, y el que no lo vea, que se compre unas gafas. Lo de la saga. Joer, que la gran saga es la de los Bush, por mucho que les toque la bandurria a los de ahí enfrente, con padre e hijo presidentes y un montón de gobernadores por ahí, dando la murga. Otra cosa fueron los hermanos Kennedy. Que el vañliente se mata en la Segunda Guerra Mundial, que cuando uno repasa -en serio, sinpelículas- lo poco que hizo JFK, se acumulan las calamidades de un presidente mayormente tirando a desastroso, eso si, con glamur por un tubo, que eso si que no lo tenía el simpático Carter, y que el crimen contra Robert es el que debería de haberse investigado más, porque ese interés de pulirse al más espabilado antes de empezar el partido a mi me huele especialmente mal. Luego los otros, el de la avioneta, que es un monumento a la negligencia, o el pobre Ed, al que ha liquidado un muy mal cáncer, como, por desgracia, a tanta gente.

Yo me quedo con Swarenneger, que, pese al cenizo, se desposa con una prima de esa tropa y encima es del partido contrario. Sólo Terminator podría irse a las cenas de Navidad (o de Acción de Gracias) de los Kennedy.
Y wikipedia (anda que no da rabia el nombre) con sus memeces. Ay.

Un trago más

Así se las gasta la prensa del oasis, decíamos anteayer, o por ahí, y al que no le guste, que me regale un calendario.

La prensa del oasis. Vale.
Esa que debería de ser la que imitase la del resto de España, con perdón. Lo del Estado, como la Liga, que debería jugar el Secretariado de Pasantes de Fomento manchegos contra los Certificadores Veterinarios del Vacuno asturiano, eso si, en dura pugna con los prácticos del Puerto de la Bahía de Cádiz, que con ese salero no hay quien les gane.

Esto es de Ferreres, un viñetista de la cosa política que anduvo dando leña desde La Vanguardia y que terminó por fichar por El Periódico de los Franco de toda la vida y que sigue ahora, como estrella rutilante en El Periódico de los Nadal de toda la vida del PSC, o sea, lo mismo, como si dijéramos. De su estilo destacaría muchas cosas, pero la sutileza, más bien no.

Luego lanzan al su Tribunal de Orden Público de la Prensa contra los medios no pastueños, pero callan como eso que estáis pensando cuando el ilustre dibujante Ferreres, que trabaja en el periódico que dirige el hermado de un Consejero de la cosa y santón de los sociatas locales comete, además de algún delito, varias injusticias, en el presunto chiste que, además, tiene la gracia allí donde vosotros sabéis.

Y al pobre Mingote querían lincharle cuando aquello. Con Rosa Díez a la cabeza, dicho sea de paso.
Qué cosas pasan, ¿verdad?

jueves, 27 de agosto de 2009

Las horas tempranas (III). Dos.


Como tenía un despertar un tanto lento, cansino y, por qué no decirlo, perezoso, que le había dado algún que otro disgusto y le había procurado ciertas broncas de su jefe, se le ocurrió una idea un día que, como tantos otros, de un manotazo le dio al radiodespertador, lo mandó debajo de la cómoda y siguió allí, debajo, oscuro,
escondido dando la matraca sin piedad con el cuarto puesto o el octavo o vaya usted a saber qué puesto en la lista de éxitos musicales. Hubo de levantarse, rabiosa perdida a apagarlo y ni se puso las zapatillas, mitad por rabia mitad porque le solía gusta caminar descalza. El frío de la baldosa por la mañana la enrabietó aún más, pero por lo menos la espabiló lo suficiente como para darle un poco de ritmillo camino de la ducha, el café el bocadillo, el cigarrito, la línea del ojo, que a pocas no se lo saltaba dos de cada tres días, el bono del tranvía y el colorete, el dichoso colorete que se solía olvidar, que sustituía por unos pellizcos en los mofletes hasta que, ya en el trabajo, se poddía dar un poco en el servicio con la muestrita que solía llevar en su bolso. Y llegó a tiempo.

Con lo que pensó que aunque insólita, no sería mala idea dejar el reloj debajo de la cómoda para así obligarse a ponerse en pie, refrescarse las plantas y arrancar el día a toda velocodad.
Tanta velocidad, tanta velocidad, con lo bien que sabía una cocacola tranquila, tres minutos, seis, de cocacola tranquila, aunque fuese hablando con aquel tipo de la camisa vistosa.

miércoles, 26 de agosto de 2009

De Jackson

Esto lo estaba martilleando el día de autos, o sea, por matar el rato, con perdón. Y y oye, es que no le cambio ni media coma ni todas las torpezas.


Siempre me acuerdo de Pedro cuando lo del topicazo. Él bramaba educadamente "topicazo, topicazo" si uno en las prácticas, escribía y leía cosas tipo serpiente multicolor, encuentro en la cumbre de los dos mandatarios, desplome de la bolsa, príncipe de las letras, estrella maldita y así.


Va Michael Jackson y se nos muere cuando entramos en la ducha. Oye, y allí, debajo del grifo, mientras uno tararaea Billie Jean, va escribiendo su crónica particular. Y como entretenimiento, va adivinando lo que dirán los papeles. Porque dirán lo mismo de siempre y del mismo modo que siempre. Sólo una hora después del duchazo, Billie Jean, le comienzo a echar el ojo al asunto. Y allí está lo de siempre: el padre repartiendo tortas a los Five, la nariz menguante, Elvis y Lisa Marie, lo de los críos, los diez millones o cien, yo que sé, de Thriller vendidos y la cam
a que le hizo a Paul MCartney, que, al parecer le odia con todas las fuerzas que se le permite sin que se le salten los puntos del último liftin.

El auténtico paso lunar sería este, digo yo. Y aquí, enlazando temas, como si dijéramos.

En todos los medios escritos clonan sus informaciones: portada con su imagen, a poder ser saludando, como diciendo adiós. Muere ye rey del pop. Hay que colocar lo de "rey del pop" al precio que sea. Referencias a Elvis y a Marylin -¿estarán los tres viviendo en el lado oscuro de la Luna, en el casino ese que ha montado Jesús Gil, con James Dean de aparcacoches?-, lo de los juicios, lo de su obsesión por los niños, el padre maltratador. Las fotos de un fan lloroso, a la espera del numerito que se inauguró a lo grande cuando lo de Lady Di -si, esa chica delgaducha que toma piñas coladas en la mesa del fondo del garito de Gil, ¿no sabíais?- a la espera de que alguna colgada de no se qué sitio raro aparezca tal que así, colgada, digo, por no haber superado la pérdida de su ídolo.
Las informaciones basculan peligrosamente entre en sensacionalismo y el aburrimiento de lo que ya se conoce. Leemos lo que ya sabemos proque hemos leído mil veces, cambiamos la etiqueta según toque -drogadicto, innovador, atrevido, casquivano, triste, jovial, antipático, visionario, próximo- y, a poco ojo que uno tenga, lo puede prever en cuanto se sabe la identidad del finado. ¿Quién ha dicho algo distinto de lo "otrodoxo" sobre el recientemente fallecido Antonio Vega, por ejemplo?
Se me ocurren cosas, como que preparaba sus cincuenta conciertos seguidos en Londres, con un pundonor y una profesionalidad encomiable. Que ha sido el gran artista negro de la historia, el primero que ha sido número uno de verdad. Que probablemente los ha habido mucho mejores, pero nadie llegó más alto y más rápido que él. Y la caída, igual de veloz e intensa. Que en una de sus enésimas recopilaciones, cuyos temas votaban los fans de cada país, de modo que cada edición respondía a lo que en cada país se elegía, se dio la circunstacia de que la española es la única que no recoge Billie Jean, algo a mi modo de entender inexplicable. O que Fred Astaire reconoció el paso Moonwalk como algo inédito en el mundo del baile. Un hombre perseguido por una vida un tanto basurera, asqueroso y rodeado de asquerosos que le procuraron sacar los hígados, pero estamos en aquello de siempre, mejor no concer sobre nuestros admirados artistas, ¿o es que Picasso era un santo?
Me quedo con dos buenas reflexiones como balance, complementarias y radiofónicas. Van. Carlos Herrera, en resumen, destaca su talento y su vida excéntica. Era un chalao, dice, pero con mucho talento. Jiménez Losantos dice que lo suyo se veía venir y resume en un sic transit eso de que la fortuna, la fama, el éxito, el triunfo están y también pasan.

Pues eso. A estas alturas, esto lo añado, siguenaplazando la fecha de su entierro. Joer, ni descansar en paz le dejan al tío.

martes, 25 de agosto de 2009

De paso

Hoy le voy dando a la tecla, preparando cosdas y así, que esto de programar entradas tiene como ventaja el descanso, pero luego hay que ir atendiendo los retrasos del garito, que es que soy un torpedo pecador de la pradera. Pues eso, todos al prado, que, total, para tres que somos levantando España, ocupamos poco sitio. Y la próxima ronda la pago yo, vale.


Aquí, tres chorizas de copas. Ojo, en buen plan, que el que no haya ido de canto es que va agarrado al palo mayor, borrachuzos, que sois unos borrachuzos y todos nos conocemos, bellacos.

lunes, 24 de agosto de 2009

Te lo digo


Teddi, te aviso, para que no me revientes la puerta, que cuanto te pones, eres cazurro, cazurro.
Que como no encuentro aquí el disco, que como lo encuentro a trozos, me estoy apañando lo que puedo y que cuando lo tenga, estaré más contento que unas castañuelas.

Me siento algo Frnkenstein, doctor, digo, no cabezón; mucho más, mucho, que Long John Silver. Resistencia, resistencia. Y buena música par acompañar, oye.
Y cuando esté, hasta lo presto. Y sin cobrar, ojo.

domingo, 23 de agosto de 2009

La vuelta

Arf, qué cansancio.
A mi me gustan las onomatopeyas en los textos escritos. Le dan color a los diálogos.

Me acuerdo que cuando las tertulias y Peter, inasequibles al desaliento y todo aquello, Regi siempre me decía que, hombre, que no, joer, y yo que bueno, que vale. Pwero solía gustar cuando los diálogos. Yo qué se.
Decía arf por la vacación conclusa, pero quejarse es vicio, así que nada, una tanqueray y alegría, joer, que esto no es nada.
Venga.
Vale.

sábado, 22 de agosto de 2009

viernes, 21 de agosto de 2009

Problema matemático


A mi antes me gustaban los acertijos matemáticos. Señal de que tenía demasiado tiempo libre, sin duda. Bueno, a ver qué tal con éste de breve pero contundente enunciado:


¿Qué sucede en una situación constante si N tiende a infinito...?

jueves, 20 de agosto de 2009

Mejorando la cartelería


Alguna vez he repartido leña por aquí sobre los grafiteros guarros que ensucian las paredes de por ahí de mala manera, que una cosa es decorar con dibujos y pinturas las tapias pintables. ¿Qué cuales son unas y cuales son las no pintables? Ya nos entendemos, ¿verdad? Más allá de sus contenidos, que cada cual arrastra lo suyo, digamoslo claramente, anduve hace unos años, en la primera paz de IRA fotografiándiolos los de las tapias de los barrios católicos y protestantes de Belfas
t. Ya digo, más allá de los contenidos, hay que reconocer que los murales propagandísticos eran hermosos en su utilidad y todo un espectáculo para el foráneo. Comparar eso con lo del botarate que pinta unos rayotes como señal de que él estuvo allí, pues no. Más claro aún: en la Est Side Gallery de Berlín, el cachito (un quiómetro) de muro que dejaron en pie se puede ver aún los restos cochambrosos de los murales del muro, sobre los que los idiotas de turno han puesto aquello de Manolo ama a Lupita, Osasuna a la Champions o Visca mi pueblicu, en toda suerte de idiomas y estupideces planetarias.
Hace unos días, en una calle cerca de la trinchera laboral, paseando, veo un letrero de esos de Manolo ama a Lupita. Y me encantó, porque el Manolo de turno supo escoger y trascender por su creatividad. Resulta que una compañía de esas medio subvencionadas que vive de ponerse a recitar en aborigen y con secundarios de culebriones autóctonos como actores principales presentaba en el teatro un montaje de Romeo y Julieta. Los pesados del teatro no paran de actualizar lo de Shakespeare, los muy tarugos. Será que aún no se han dado cuenta de la eterna vigencia de sus obras, de que cuando declama sobre los celos, vale igual para hace cinco siglos que para hoy, lo mismo que si trata de la cobardía, de la amistad traicionada, de la venganza, de lo que toque.


Lo cual que el Manolo sobrepuso al letrero de ese montaje sobre los Tarantos y los Montoyas su pedazo de corazón, para que todos supiésemos que por su Lupita estaba dispuesto a que el Ayuntamiento le multase por marranear la calle (ay, que me da la risa), para la admiración de este Nodisparenalpianista y para que, tras una fotomóvil, os escribiese este asunto.
Larga vida al amor de ese par de tórtolos y larga vida a los lectores del bardo ese del pueblo que todos conocemos y que tan complicado es de escribir.

miércoles, 19 de agosto de 2009

El silencio eterno

Va y se muere Budd Schulberg.
Este señor fue el guionista de La ley del silencio. Hace unos días el vecino Pierrot me decía que había visto esa película en la Filmoteca. Pero lo mejor es que la había visto por primera vez. ¿Por primera vez? Esto es como cuando Francisco Rico o uno de esos dice que envidia a los que no han leído el Quijote porque tienen la oportunidad de leerlo por primera vez, que es cosa muy ingeniosa. La frase, digo.


La ley del silencio, qué pelicula. Yo creo recordar, por primera vez, la cara amoratada de Marlon en La clave, anda que no hace años. Las películas en blanco y negro de esos años, 40, 50, son en colores. Y si no me creéis, echad memoria. La ley del silencio, o Sed de mal, o Forajidos, incluso El hombre que mató a Liberty Valance.
Este señor, Schulberg, escribió además de otras cosas relatos y novelas, entre ellos "Más dura será la caída". Hay una historia de lo de McCathy y los procesos contra los cineastas relacionados con el Partido Comunista, que hoy la gente se lo toma muy así, pero que me hubiese gustado verles el pelo entonces, cuando los cohetes apuntaban a Corea, a Berlín y a la Florida.

Hace tiempo que no veo la peli. Eva Marie Saint, y el también recientemente fallecido Karl Malden
. Y Marlon, siempre ahí, con su cara amoratada y su conciencia limpia. Ay.

martes, 18 de agosto de 2009

A falta de derechos, torcidos

En la España de los derechos galácticos y multiplanetarios seis cafres violan a una chavala.
De los seis, dos se van a casa tan tranquilos, p
orque uno tiene menos de 14 y no es imputable y el otro porque es deficiente mental y tampoco. Ya sabéis, mafiosos del mundo, reclutáis a niños-soldado liberianos y aquí paz y después gloria. RIP y a vivir. Las milicias yijadistas de por ahí también hicieron eso, embutir de bombas a un bordelín y hala, tira de la anilla en el mercado. Y los otrs, que van a comprar rape y terminan escabechados.


De los que quedan, uno ha ido al talego porque tiene 21 aunque es presunto, que luego dirá que iba mamado de jotabés y como somos así de modernos, en lugar de agravante eso es atenuante, le rebajarán la pena. Sólo falta decir que la chavala iba provocando, si es que son todas unas de eso que ya sabemos. Señorías, que se les ve el plumero.
Y los otros, como son menores, están jugando a la pesepé en un centro de esos de menores, donde viven a pan y cuchillo para que aprendan de lo que han hecho. Yo a los quince violé a una mema de 13 que antes de había dejado filmar haciendo guarrerías con el novio de 21. Joer qué idiota. Ya ves, todas tontas.

Pero, albricias, nada que temer.
La menor, a sus 13 podrá abortar, caso de haber quedado embarazada, sin tener que dar cuenta a sus padres, que seguro serán unos retrógrados, unos carcamales y unos derechones, porque ya se sabe, los padres son lo peor y donde esté la logia que se quite lo demás.

Hala, ¿no queríais derechos? Pues aquí, endosándonoslos.

lunes, 17 de agosto de 2009

Picasso, útil al fin


La vivaracha japonesa se acerca al tipo que no tiene cara de turista y que no para de contarle cosas al que si tiene cara de turista. Le dice que si el Huernica o Las Meninas o Los mñusicos aquellos. El que no tiene cara de turista le chapurrea en un voluntarioso inglés cosas de los cuadros, del pintor, de los otros pintores y así. La japonesa pizpireta, con su plano y sus cosas le pregunta que si es estudiante de arte. El esforzado chapurreante se queda pensando un instante. Y arranca. No, soy estudiante de la vida y de las cosas que me gustan, del arte y de muchas más. La japonesa queda conforme o no, que es difícil saber del sentimiento de la vida de los orientales salvo que uno sea Paulo Coelho, y se va de allí un poco así, como si dijéramos.

El turista le pregunta asu amigo y guía que por qué le ha dicho eso.
Bueno, es un poco así, ¿no?
No hombre, no.
¿No
No, tú le dices que si, que vale y sigues con el rollo.

Bien visto, de algo nos tenía que servir Picasso.

domingo, 16 de agosto de 2009

Pasar


Cruzo casi a la carreera, que que reloj me anda pisando los talones. Veo a un señor con un hábito blanco, tirando a hueso, fajín, flaco, con aire de jesuíta antiguo. Va delante, como si dijéramos, abriendo paso, rompehielos. Habñia en Radio 3 un programa d emetal que se llamaba Rompehielos. Su presentador cantaba o tocaba en un grupo, también. A veces le daba pro lo sinfónico. Fue ahí, o e Bienv
endos al paraíso donde estrenó, en expklusiva para toda España el Division Bell de Pink Floyd, hace ya tanto, cuando yo era pinkfloydiano con un cierto desencanto, tras las perezosas últimas giras y las pocas ganas que parecían tener, tras tanta pelea por el nombre, lsoq ue quedaban del grupo. Ya le di a la tecla sobre eso, creo. Aquella madrugada escuché con bastante escepticismo y sólo descubrí algunas cosas interesantes entre unos aires que no me decían mucho más. El presentador, Carlos Pina, pidió al personal que estuviese atento al sonido de esa campana, que está presente en muchos momentos, algunos evidentes, otros muy tenues, pero que sigue allí, dándole el tiempo y el ritmo. De madrugada y medio dormido lo escuché. Pasó bastante tiempo hasta que los recuperé. Es un buen disco con momentos de maravilla, si. Y la campana.


Dos metaleros línea trash, el gordo y el flaco, el flaco muy flaco, el gordo con pantalón corto y botas militares. Dos bobas salen de la tienda sin mirar y están apunto de chocar contra mi. La gente sale de las tiendas hipnotizada y se da unas tortas considerables, pero a todo el mundo le da igual, inmunizados. Voy avanzando y estoy casi a la par del rompehielos estilo jesuíta antiguo. Veo que la gente mira. Una chica de pelo entre fucsia y naranja, grapas por la cara y explícita anatomía pierde comba de lo que le dice su maromo, otro perla, porque se fija en el rompehielos. Se acercan peligrosamente tres wasp es bicicleta, de esas de floreciente anatomía, brevísima camiseta de tirantes y sinuosamente generosas piernas, émulas del tejano, que pasan y ríen y probablemente atropellan los sueños de algún que otro bobalicón que las observa con la boca abierta. Aquí ya nadie mira a anadie, por estrafalarario que sea. El escándalo ahora es escandalizarse. Mira que a mi me gustaba aquella película que se llamaba Vive como quieras, que era de una cuadrilla de zumbados de los años treinta o así. Nada de eso. La ortodoxia es la heterodoxia. Y cuidadito con apartate del antiredil. Las ovejas se afeitaron sus pelos para ponerse un jersey de lana y se veñían tan bien, als muy idiotas. Un día, ya conté, pasaba una moza luciendo hasta la matrícula y el personal le echaba fotos. Nunca pasa nada. Adelanto todo ese lío.
Casi he llegado a la tienda. Una pareja con un crío de cinco años o así. Ellos llevan camisetas de Hamlet. Pero no del nuestro, ya sabemos. ningún príncipe danés, sino de los cuatro melenudos de Móstoles, o Leganés o Zaragoza, o no sse dónde. El chavalico viste camiseta de AC/DC. Se ha puesto de moda vender en las tiendas estas marranas de ornamentos guarropunquis y laterales, camisetas de crío, incluso ranitas de bebé de grupos cafres, tipo Ramones, los ya mencionados AC/DC y de Harleys. También de camuflaje militar. Tiene su gracia, eso no hay quien lo niegue. A mi me gusta especialmente eea, la ranita de Harley, pero me parece ridículo la familia que se uniforma feliz. Claro, así no hay quien los perda, lo que uno no sabe si es bueno del todo o no. En fin. Me acuerdo de dos chavalitas de catorce primaveras muy bien puestas que vi una vez, con sus camisetitas de los ramones de fondo rosa. Anda, pavas, que si os pillan cuatro Ramones a la puerta de un concierto os ponen finas. A estudiar, jolines.
Llego a la tienda. Sin uniforme. Creo.

sábado, 15 de agosto de 2009

viernes, 14 de agosto de 2009

Esto era una apostilla

Hace unos días se abrió un encendido debate en el garito a propósito de la ministra palíndromamente malvada. Aido odia, si es que hay veces aque uno lleva en la matrícula la cosa, o sea. Lo que está bien, el debate, digo, encendido y hasta duro, pero dentro de un cauce. Pusilánimes abstenerse, leña pero con orden.

Leo en El País (pido perdón, pero es que a veces uno no puede resistirse a la provocación y mete el hocico donde no debe, a ver si no) un curioso artículo que va en una cierta linea que ya se apuntaba en el debate directo, general, callejero, digamos. El agitprop ya no es lo que era, cuando han de ser tan evidentes. No es mala ñal, al fin y al cabo. Nos desentierran un jesuíta políticamente correcto que, haciendo encaje de bolillos pretende que el personal comulgue con ruedas de molino. Y esto es un poco, salvando las distancias, como lo de Chamberlain, que ni paz ni honor, como en todas las políticas de apaciguamiento que se practican frente a alguien que quiere darte un leñazo al precio que sea.
Lo fascinante, con permiso, del asunto, es la difusión de la propaganda, el regalo del argumento, la retroalimentación cuando ya va quedando menos que objetar frente a un principio tan claro y evidente como vida si, muerte no, que, curiosamente para otros casos (pena de muerte, guerras) es un principio absoluto.
A mi, lo que más me joroba, es que me tomen por imbécil. Uno más en su colección.

Ya nos lo avisó Juan Pablo II (¡Santo subito!) cuando nos dijo aquello del humo del mal que se colaba por las rendijas de los muros de la Iglesia. Si es que cuando nos ponemos, nos ponemos, que no nos hace falta importar los malos de fuera, jolines. Durante mucho tiempo he sostenido que no hay reto intelectual más apasionante que discutir con un jesuíta, aunque con los años he mejorado la cosa: nada mejor que un debate con un jesuíta y con un miembro de la Obra. Todos ganan en ese debate. Por eso, para epatar, usan a los renegados en estos menesteres. El que tuvo, retuvo y ahora usa su fuerza para lo que la usa.
Inteligencia y sagacidad, seguro.

jueves, 13 de agosto de 2009

Del fiordo al nirvana

Una importante empresa de la cosa firma un importante contrato del asunto que le reportará una importante cantidad de duros. Para que la cosa se sepa, que es que esto es así, si no sale al patio de vecindad, pues como que no, van y emiten -ahora le llaman así- una nota -auqnue mejor sería comunicado- de prensa en el que nos reafirman eso, lo importante de todo lo que les concierne.
La cosa no es esta, pero la imagen es de impresión, ¿verdad?

La cosa es que el contrato ese tan importante es para la provisión de unos trenes y cositas de esas en dos ciudades indias: Delhi y Mumbai. Hala, a buscar el atlas a ver dónd eestán esos sitios. No se a vosotros, pero a mi los atlas me fascinan. Será por la añoranza de los libros con dibujines, no digo yo que no. Cuando hacía tercero tuve una señorita del pleistoceno que nos obligó a aprender todos los países europeos y sus respectivas capitales. La cosa es que tenía el atlas sin actualizar desde la postguerra de la Primera Mundial y nos endosó lo de Estonia, Letonia y Lituania, Riga y todo aquello. Así que, cuando lo dle lituano Arvidas Sabonis, yo de baloncesto no entendía nada, pero de Lituania si. Luego que si la Blitzkrieg sobre los países bálticos y los aviones de la Lutwaffe con patines en lugar de tren de aterrizaje para atacar a sus hermanos del norte. La cosa estratégica del petróleo y el fuel. Serán como pescados hervidos, no digo yo que no, pero los fiordos tienen un atractivo importante. Y las fiordas no veas.

No he podido evitarlo. Joer, es que tenemos un pasado que da miedo, la verdad.

Lo cual que me encontré como cuando la última olimpiada en ese país que es una miserable dicatadura criminal, la más grande del planeta, por mucho que al personal le de tortícolis de tanto mirara a otra parte. Beijín. ¿En dónde? Pues por ahí. Beijín es nombre para exportadora d emandarinas. Mandarínas Beijín, desde Elda hasta Pekín. Y en estas que llega la prensa del oásis, que con tal d eborrar del mapa -qué bien traído- cualquier cosa que huela a español, empieza a ponerle al tío que estaba en Pekín lo de "corresponsal en Beijín". Que resulta que es un calco del inglés, un anglicanismo que decía nuestra sin par ministrilla garrula. Y ahora vuelve a ocurrir con esto: que Bombay deviene en Mumbay y la parte, Nueva Delhi, toma el nombre del todo, esto es, el estado de Delhi, cuya capital es esa ciudad.

La nota -comunicado- aparece reseñada en la tira de periódicos, de esos que se suelen llenar la boca de libro de estilo y de Instituto Cervantes (no le busquéis apellidos: todos, poco más o menos) repican la nota -copian literalmente- el comunicado y nos regalan esa importante muestra de catetismo tan acrisoaldo. Hala, para modernos nosotros, De aquí a Beijín. Y luego lo celebran tomándose una Bombay Saphire con tónica Chueps.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Estornude educadamente

Ahora va y dice el Ministerio que para que no nos de la gripe esa de los Siete Males, que ni nos besuqueemos ni nos demos la mano.
Pues vaya, hombre.

A mi, eso moderno de encontrarse dos y darse dos besos siempre me ha parecido un poco extraño. Oiga, que podemos compartir amistad y hasta tabaco, pero babas, las justas. Que se encuentran siete y están tres horas para saludarse, quea ver quién enuentra mesa para cenar después de todo ese desmelene. Y para despedirse igual, que el taxista se forra con la chorrada de las despedidas.


Y tú consíguenos las vacunas, tío listo.

Y lo de darse la mano. Eso si, hombre. Pero claro, están los cerd
os y las cerdas, que estornudan mucho, con masa, como si dijéramos y luego se frotan la mano en el pantalón. ¿Apresto? ¿apresto verde? Venga, hombre. Marranos, que sois unos marranos. O los que vuelven del retrete sin lavarse las manos. Es por el peache. Es porque eres una guarra, guapa. Que lo mínimo que te pegan es la gripe.
Lo cual que el ministerio nos dice que ni nos besuqueemos ni choquemos los cinco. Mire, señora -que es que yo vi a una médica zumbadadel Colegio de Médicos de Madrid que decía eso- lo que haga con mis misasmas es cosa mía. Usted y sus sacacuartos preocúpense de lo de las vacunas y de tener a punto los servicios médicos, sin guardias esas de setentay dos horas, que a la pobre argentina que te mira la rodilla cuando te crujes la rodilla le has de pegar un grito ¡Oeoeoe! pr el fonendo para despertarla, porque se cae a trocicos. Como la rodilla, mismamente.
Pues eso, oiga, que se dejen de meter en nuestra vida, hombre ya, que son unos metomentodos y que se pongan a trabajar en lugar de a cargarnos todos los muertos. Y los que vienen por delante, que esto va a ser de miedo.

martes, 11 de agosto de 2009

Refritos

A mi, esto de "tonto el que lo lea" siempre me ha hecho mucha gracia. Es que es verlo en una tapia y ponerme a reir como un tonto, claro está. Para mi que tiene un poco de insulto pero en buen plan, majete, un poco irónico y simpático a la vez. Y si lo pinta Mingote, pues más. Porque a la broma le une el náufrago, claro. Los náufragos dan mucho juego, a ver si no, desde Robinson Crusoe -que es nombre como de marca de relojes, el tiempo perdido y tal- hasta el doctor Shepard, la buenorra de la Kate y toda la trouppe, que ahora andan echando en una tele de esas. Tiene su gracia la pasta que le shabrá costado la cosa y todos viéndola por el interné. Hala Teddy, que tú si que te has hundido en ese mar de pasta gansa.
Pues eso, refritos agosteños.

lunes, 10 de agosto de 2009

Crónica del tenderete (I)


El Mercado de San Antonio ha sido el punto habitual de reunión de los filatélicos y coleccionistas de cromos y cosas así. También numismáticos, pero esos trabajaban la zona de la Plaza Real, un espacio tradicional de variopintas actividades, alguna de ellas incluso legal. En San Antonio la cosa tenía un tono más lúdico, por así decirlo, lo d elos libros, los tebeos, los críos cambiando cromos de Churruca y Pirri, Migueli y Arteche. Qué legión los defensas antiguos. Los coleccionismos se diversificaron y uno se encuentra tipos de lo más raro: los
que coleccionana postales antiguas, unos que pagan el oro y el moro por calendarios de esos de canroncillo, de los de guardar en la cartera, con fotos de perros y así. Luego los que tocan, con perdón el calendario ese chiquito de moza en cueros, como si dijéramos, el del medallero de la guerra, los de las letras y cédulas de empresas antiguas, las Minas del Rif y así, las montañas de revistas cochinas de los setenta, el 34, he encontrado el 34, y los "Dirigido" con olor de humedad y reportajes de Stanley Kubrick que tanto se cotizan.


Paseando se me ocurrió fijarme en si seguían allí los libros dinosaurio, que por mucho que uno despierte, es que no desaparecen jamás. Un clasificación apresurada.

1. Odessa.
Si es que lo tiene todo. Es una novela larga, entretenida, con nazis y conspiraciones. Resiste el paso del tiempo como si fuese de hierro. Se merece su propia cruz de hierro.
2. Cualquiera de ovnis de Erik von Daniken.
Claro, es fácil, tiene tantos que akguno ha de resistir. LA cosa es que cuando se encuentra uno, si se levanta, prácticamente siempre hay otros dos debajo. Y se suele reproducir por resporas. Esto es, uno los hojea y brotan nuevos Danikenitos a su alrededor. Cosa de ovnis, está claro.

3. Yo Claudio. Robert Graves
El mérito del césar cojo es que es un volumen doble, lo que duplica la dificultadpara encontrarlo completo. Para mi que hay más ejemplares del primer volumen, porque el personal se debe de creer que el otro tocho, el de Mesalina, es como la segunda parte aquella chunga de Lo que el viento se llevó, que nadie se lo cree y nadie compra. Cuando de todos es sabido que Mesalina estaba mucho más sabrosa que el buen Claudio.

4. Siddharta y El lobo estepario. Herman Hesse
Mira que lo he visto veces y sigo sin saber cómo se escribe. Siddharta, digo, que lobo es así, como el de Caperucita. Cuando los veo me imagino entre estudiantes melenudos de los setenta, con Juan Salvador Gaviota, un Capital de tapadillo, Siddharte y El Principito. Y me entra un cansancio que no hay vitamina que me espabile.

5. La colección esa de clásicos de portadas de cartón malo y papel peor.
Uno encuentra ahí desde Nietzsche a Dante, Defoe o Descartes. Mucho d ela D, como se ve., También clásicos grecolatinos, que fiomentan mucho las dudas. Seguro que también os ha pasado en alguna ocasión. Homero, Ovidio. Ovidio o deubedé. Y hala, pues el que esté de oferta, si total, con lo malucha que es la edición, a ver quién es el guapo que la abre y mantiene todas las hojas juntas.

Hay más, La Busca, de Baroja, Mafaldas de todos los tamaños y colores despintados, mucho Woody Allen arrugado -ya tiene una edad, claro- cosas sueltas de Gómez de la Serna -aunque imposible seguirle la pista a su Rastro- y tres de Shakespeare, Hamlet, Macbeth y las alegres comadres y el Sueño de una noche de verano. Una vez vi un Coriolano, que me parece que es el que me compré. U otro, ya no se. De Umbral Las Ninfas, pero pocas, que es que el que es snob lo es hasta para ir de segunda mano, Gironella, pobre, tan denostado, por un tubo y algún botarate moderno tipo la melocotona helada, el nocilla plasta o el kronopio que estuvo en el concerto aquel de Nirvana, pedazo currículum tiene el mañoso.

Total, que uno echa la mañana, se gasta el parné en libros viejos y se lo pasa fenomenal viendo a la tropa por allí, los troncos y las jais, los niños de los cromos y el poquemon, los abuelos de las monedas de la Repúblcia y tres jipipunquis que venden libros arrugados y robados, vaya usted a saber en qué orden, que igual de esos le doy a la tecla otro día. Y así.

domingo, 9 de agosto de 2009

Nostálgicos de lo analógico

Así, como título sonaría bien, pero a mi la acumulación de esdrújulas me pone nervioso, como las de aquella canción de Paloma San Basilio, que ya de por si pone los pelos de punta. Ella, digo.
Se refieren, con lo de esa expresión que he usado como título, al personal que echa de menos el vinilo, por ejemplo, a propósito de un artículo sobre las cámaras de fotografiar de marca Leica, probablemente las más reconocidas en el mundo de las estampillas. Esas son las que en las pelis del Vietnam llevan en bandolera los
fotógrafos. ¿Quién no se acuerda del fotógrafo majara de Apocalypse Now -que por cierto estaba en Camboya, no Vietnam-, que interpretaba Dennis Hopper? Lo habitual, dos cámaras para llevar blanco y negro y color, o pelis con distintas sensibilidades. ¿A que suena como a doblones, papiros, sextantes y galeras? Antiguallas, si ya lo digo yo.

¿Se puede tener nostalgia de un geypermán disfrazado de Dennis Hopper pasado de drogas y de morcillas de Burgoas, con lo tirillas que estaba éld e jovencito? Pues yo diría que no, pero tiene su chiste. Y sus cuatro Leicas, que también tiene tela.

A mi las fotos me gustan en papel, y más aún, en diapositiva. Lo del revelado es como hacer la foto dos veces y permite compensar larapidez de la toma con la tranquilidad del proceso. Eso está bien si a uno le gusta eso, claro está. Sería como el apunte del natural y el pintado en el estudio, supongo. En la diapositiva no hay alternativa. Uno dispara y sale como sale. O sea, que no se reprocesa. Si has tomado bien los datos, las cosas salen como pretendías y si no, no. Y el cielo sale con un azul especialmente hermoso, me parece a mi.
Por eso me gustan las diapositivas, por el cielo de Madrid y el de Roma.
Añorando lo antiguo. Suena mejor, a ver si no.

viernes, 7 de agosto de 2009

Una pena


Pues pobre Julián. A la tropa le suena por lo de la chorrada aquella de la Máquina de la verdad que fue un gran programa-basura de entretenimiento de los peores tiempos d elas privadas. La verdad es que los peores iempos de las privadas han sido todos. Me acuerdo de cuando decíamos, jo qué bien por fin tele a tope, trabajo y oportunidades. Joer, pero qué burros éramos. En fin.


El tío lo hizo todo en la profesió, lo mejor y lo peor. Para mi que era un pillo de manual. Un provinciano con aires de dandy y lentillas verdes, simpático y resultón, que estuvo ahí, de subdirector de El Periódico cuando era una castaña y que elevó a castaña superventas, de director de la primera revista de actualidad en España por ventas, otra castaña, un tipo que se movía por los círculos del poder pero que se quedaba en satélite, un chuleta inocentón al que Mario Conde, el encantador de serpientes, le robó la cartera de mala manera. A mi, en chungo, Mario Conde también me cae muy bien. La sedución del lado oscuro. Otra joya.
Decía un día que andaba leyendo su libro de memorias. Un hombre solo. Tengo, en donde los libros, juntos a los tres mosqueteros. Los tres hombres solos de Atxaga, de Lago y de Mingote. Vaya trío. Pero ya sabéis lo del Génesis, que estar solos no es bueno, aunque en otro contexto. Vale, dejo de divagar.
Se trata de un mal libro, con demasiada prestensión, un misterio de andar por casa, pemas malos y mujeres fatales de andar por casa. Pero es entrañable. No está demasiado bien escrito, o mejor dicho, está muy mal corregido, con repeticiones tontorronas, mucho desorden y un aire un tanto patético. Pero eso lo hace interesante.
Tras tanta literatura de qualité, tanto letraherido multipremiado y tanta novela del siglo por semana, el aire sincero de Lago es eso, sincero. Es lo que es. Se trasluce un periodista de cuaderno y garra, voluntarioso mal poeta -como todos los buenos y el que quiera más que se baje de la nube- un un texto que es más un examen de conciencia de un payaso tristón, que es una imagen un poco así, no se si me explico. Pero ya digo, quitado el artificio, queda ese pillo cansado de pillerías, ese fabulador de historias de andar por casa, ese fanástico narrador de lo obvio, como cuando cuenta su peripecia en el 23 de febrero, que no aporta nada, pero que es muy curiosa.
Últimamente aparecía en el Gato de Intereconomía y estaba suelto, divertido, mordaz, de vuelta de todo y lúcido como nunca. Un tipo sompático, con ese aire de dandy enorme en su decadencia y elegante como muy pocos, a ver quién pued eserlo llevando peluquín.
Una pena. Lástima, jolines.

jueves, 6 de agosto de 2009

Vecindario fresquito

Si, si, que es que está todo el mundo con lo de los calores muy pero que muy pesado, joer, ni que est fuese Laponia, que sube un poco la cosa y cómo damos la brasa -jeje- majos. Pues a sudar y a tomar cocacolas, o lo que toque.


Y hala, para que os refresquéis, un paseo por este vecindario de trineos, estrellas, pastorcillos y todo eso que tanto nos gusta a unos cuantos. Que los goreros dicen que no toca, pero andan muy errados.

martes, 4 de agosto de 2009

Regres al futuro

En 1858, el 26 de julio por más concreción, se celebra en Barcelona una novillada lidiada exlusivamente por mujeres toreras.
Llenazo y éxito arrollador.

Menuda forma de dar leña por anticipado a esos que todos ya sabemos y que en tan alta estima tengo.

domingo, 2 de agosto de 2009

Tenderetes


Ahora salgo hacia el Mercado de San Antonio, que es como un rastrillo dominical de libros y cosas.
Luego cuento, pero ya os imagináis, famélica legión, lo de Umbral y así.