lunes, 21 de septiembre de 2009

Cecilia y el patinaje

Me planteaba, a tenor de una entrevista que he visto por la mañana, si esa chica simplemente ha patinado o es una cretina de libro. Cecilia Bartoli, no tengo el gusto, tengo entendido que es una cantante de ópera y así, estupenda, reconocidísima en el mundo del bel canto y en sus alrededores. Y eso está muy bien. Resulta que anda de promoción -lo que disculparía alguna de las idioteces que le atribuyen, que ya se sabe que esto es como lo de las campañas electorales o los viajes del Rey por provincias, todo el tiempo besuqueando niños y juganto al tute con los abuelos, que te pegan la gripe y te levantan la real cartera, todo sea por la promoción y la venta de la burra, un escañito muy bien puesto o hacernos maja a la Leti, en fin, como para no dormir- la cantante Bartoli.Aquí el puerto de Nápoles en plan antiguo, aquí unos amigos.

El disco que esta promocionando se titula "Sacrificium" y reúne piezas de la Escuela de Nápoles escritas para castratis, grabadas junto a un grupo de intérpretes de instrumento antiguos, Il Giardino Armonico, en Valladolid. Bueno. Cantará de fábula y hasta ahí todo estupendo. Y el problema llega cuando Cecilia se pone tal que así: estupenda. Parece ser que, comentando lo terrible de los castratis, aprovechando que el Pisuerga pasapor la ciudad donde han grabado el disco, precisamente, Cecilia ha aprovechado para dar cera. ¿A quién? Pues a la iglesia, joer, que es que hay que contarlo todo.
Cecilia Bartoli señala la ambigüedad de la Iglesia, que condenaba las castraciones de niños para hacerles cantantes pero que a la vez les admitía en sus coros eclesiales.
A ver, Cecilia, criatura, que tiene sla mente nublada pro las corcheas, vamos a ver qué posibilidades hay.
Uno, La Iglesia fomenta la castración con fines musicales y luego no contrata a los castrati. Eso sería una salvajada, por la castración y una tonterría, si rechazase su arte musical, así que no.
Dos. La Iglesia fomenta la castración con fines musicales y luego contrata a los castrati. eso sería una salvajada, por la castración, pero al menos les conseguiría un jornal digno, así que no, porque el fin no justifica los medios.
Tres. La Iglesia condena la castración y no contrata a los castrati. Bien lo primero, pero mal lo segundo, porque equivaldría a castigar a las víctimas de la castración.
Cuatro. La Iglesia condena la castración y contrata a los castrati. eso a mi me parece bastante bien, porque no acepta esa barbaridad y les da una salida digna a los que la han padecido. Al menos más digna que la otra labor que les solía caer a esos pobres, que era la prostitución. Aunque ahora tenemos a toda la prensa haciendo equilibrios para justificar la dignidad de prostituirse.
Lo cual, Cecilia, criatura, tú canta y no te metas en camisa de once varas. Y si has de meterte, piensa antes, que no duele tanto. Y yo ahora me bajo algún disco cantado por ella, jolines.

14 comentarios:

Dulcinea dijo...

Seguro que la subvención de su gira promocional es de alucinar.

O tal vez puede que la Superbibi se la lleve a algún evento de esos tan chachis que monta.

Incluso puede el Círculo de Bellas Artes le regale un compás para lucir en la solapa ;)

Porque entre compases anda el juego.

Natalia Pastor dijo...

Pues si: lo que debe hacer Cecilia es cantar, que lo hace maravillosamente bien, y no meterse en camisas de once varas.

Saludos.

Pablo dijo...

Ya la escuché por el spotify y tampoco es tan buena. :P

Néstor Aparicio dijo...

Ay Cecilia... La fama es que nos hace meternos donde no nos llaman (y, peor aún, meternos sin saber de qué hablamos).
¡He vuelto, ja, ja, ja!

Nodisparenalpianista dijo...

No se, Dulci, para mi que quiso ir de guay y metió la pata hasta el corvejón.

Si es lo que digo yo, NataliaP. cada cuál a lo suyo, y nosotros a sacarles los colores un poquito.

Yo aún no lo he hecho, PAblo. Estoy con un discazo de Porcupine Tree que pronto reconedaré de modo entusiasta.

Juajua, Néstor, a ti si que te permitimos meterte en camisa de once varas, en maglia rosa y hasta en toga pulgosa!!!!

Dulcinea dijo...

Pianista, no te metas con Néstor, que en mallas rosas está estupendo ;)

Dulcinea dijo...

ENTRADA NUEVA YA
ENTRADA NUEVA YA
ENTRADA NUEVA YA
ENTRADA NUEVA YA
ENTRADA NUEVA YA

Yoan Yael dijo...

Para hablar de los castrati primero habria que conocer la historia de ellos e investigar quieres eran los responsables de esta practica desde cerca del siglo 11.
Por otro lado: A Pablo. Comprendo que diga que no te gusta Cecilia Bartoli, pero que no es buena? Eso solo evidencia un gran desconocimiento de la materia.
Saludos,

Yoan Yael dijo...

Para hablar de los castrati primero habria que conocer la historia de ellos e investigar quieres eran los responsables de esta practica desde cerca del siglo 11.
Por otro lado: A Pablo. Comprendo que diga que no te gusta Cecilia Bartoli, pero que no es buena? Eso solo evidencia un gran desconocimiento de la materia.
Saludos,

Nodisparenalpianista dijo...

Es deporte nacional en esta güep meterse con las calzas verdes de Néstor, Dulci.

Ay, y ya tienes entrada nueva!!!!

Nodisparenalpianista dijo...

Para hablar, YY, también está bien dar la cara. ¿Vas a empezar otra vez?
Y sobre los gustos musicales de PAblo, n entro ni salgo. Si no le parece buena, pues muy bien. Peor sería que dijese que le gusta por hacer la pelota, que de todo hay, como bien sabes.

Atiza dijo...

Con castrati o non castrati, Pianista, como canta Cecilia Bartoli! Eso sí, la entrevista una bazofia. También me chocó a mí, sí.
(La portada del disco, daría también para unas pocas líneas, no me digas...)

cn dijo...

no te conozco de nada pero me encanta tu verborragia. eres estupenda bloggendo!

Nodisparenalpianista dijo...

Hola Atiza. Pues si, daría, daría...

Bienvenido/a CN. No soy estupenda, ni de lejos, en todo caso, algo con la O, pero siendo esta una entrada de castratis, vee tú a saber cómo terminamos el día... Ya nos veremos por aquí.