martes, 5 de enero de 2010

Pioneros


Solemos encumbrar a los primeros. Tienen su mérito, claro está, pero hacer pedestales a los agonías no es algo que parezca, dicho asi, la mejor idea del mundo. Una cosa es ser el primero en llegar a América. Otra cosa es llegar y ver que ya estaba llena de gente, tíos en taparrabos y todo aquello. De la cosa de felicitar al fulano que ha hecho algo por primera vez, se ba pasando a darle la mano a cualquier pelanas y de allí al libro Guiness hay sólo un paso. Un lib
ro de excesos, decía Javier Krahe cuando no era un tío tan rastrero. Por entonces hasta me gustaba, lo que hay que pasar para llegar hasta hoy, jolines.

Leo que andan en la Nasa en un sinvivir con
lo de la sonda marciana Spirit, que, tras seis años de trabajo, parece que anda medio escacharrada.
Hablando de agonías, los de la Nasa. Llamémosles por su nombre: son unos pesados de tomo y lomo. Que si ahora cohetes, que si transbordadores, que si aviones por encima de la atmósfera, que si cohetes otr
a vez. Que el vaquero nos recorta la pasta, que el negro nos promete duros, que si nos trasladamos, que si viene el de la Virgin. Que si base lunar, que si sonda al sol, que si el Hubble está miope, que si ahora se animan los chinos. Joer, qué plomos y qué quejicas. Me los imagino en la cena de Navidad, ¿cogemos costillas con salsa barbacoa o algas liofilizadas de entrante? Mejor chopped... o alitas de pollo. Anda ya, hombre.
Luego que a la nave espacial le llamen sonda suena a choteo y da mal rollo, que las sondas son requetechungas. Ya pero van bien
. Pues te la pones tú, majete.
Lo cual que mandaron a la pobre Spirit a currar a un destino interplanetario, pero la mandan con un contrato de tres meses. ¿Y cuándo se acabe? Pues te buscas la vida, joer, a ver si después de darle media vuelta al Sistema Solar nos vas a salir con que no tienes currículum para buscarte algo por los mares de la tranquilidad. Y el agonías de la Nasa ¿pero ese no estaba en la Luna? Como se temían que les reclamase plus por desplazamiento, le dejaron bien clarito que
tres meses y listo y que si se le desencajaba una rueda por meterse en un cráter, que eso no lo cubría el seguro ni la mutua. Para exiliarse a Júpiter, sin duda. Y sin vacaciones ni fines de semana, unos negreros, a ver si no.

Esto es como los planos del metro, que te dicen dónde estás pero no cómo salir de allí. Y la pasta que te sacan, panda de choris municipales.

Total, que la Spirit se pone a echar fotos y a coger trocicos de piedra, se va sacando brillo a los paneles solares y, hala, a transmitir datos. Y como es muy pulidita, va tirando. Llega el fin de contrato y a ver qué haces, ni finiquito, ni una triste carta de recomendación ni un mal desfililloo por algún suburbio chungo de Houston. Pues a seguir, a ver si te dan una beca o algo. O te fichan los chinos, que andan cogiéndolo todo, mayormente los bares castizos de tapas. Tenemo cocleta y chistolas. Joer.

Ahora hilo con lo primero. Resulta que Spirit, el cacharrico, ha sido el primer fotógrafo que ha retratado el planeta Tierra desde otro mundo. Ahí está. Y uno, que es aficionadillo a lo de las estampas, pues le reconoce el mérito al pobre cascajo. Resulta que ahora los pringados de la Nasa -¿suena el teléfono o es un mensaje extraterrestre? coge el móvil, tarugo- dicen que ya está un poco descuajeringado y que cualquier día se le caen las tuercas. Pues venga, a trabajar, paniagüados. A montar tres cohetes con unos John Glenn -eso si que eran astronautas y no los de ahora, que parecen un casting de Operación Hermano o como sea: por primera vez uno de Bali, una bibliotecaria sefardí, uno que le tocó el viaje con la ortodoncia, el de la Bruja de Oro, un alemán que es el único que hace algo y un ruso que se le están licuando los huesos, pero que no para de reirse, angelito. Pues eso, tres mecánicos, bricomanes espaciales, la cajita naranja del Ikea para las herramientas, un rollo de cinta americana y el palillo en la oreja para la cosa de la precisión. Unas chapucillas, el polo positivo, el polo negativo y me apañáis al amigo fotógrafo para que se de unas vueltas más por allí a nuestra salud, hombre. Y para la próxima, queridas sondas que estéis leyendo esto, a ver si negociamos mejor los contratos, que te pillan con el temporal y ya veremos y termináis cegatas, como el Hubble, por cierto. Yo metía a los liberados sindicales de la Nasa por un agujero negro, como poco.

9 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

La NASA está bajo mínimos, con los presupuestos recortados y proyectos aplazados.
Lo del SPIRIT es un botón de muestra,de como está la cosa.

Saludos.

Atiza dijo...

Hombre, yo haría una cuestación popular a favor de un desfile del SPIRIT por la 5ªAvenida, y banda de música, y los héroes de guerra, y todo el cortejo de las "Pareids" americanas. ¡Fantásticas!
No sé qué tienes tú contra los liberados, a ver...

Dulcinea dijo...

Pianista, no me toques los asteroides.

A ver qué te ha hecho la NASA. Que sepas que la mayoría de avances tecnológicos han salido de sus investigaciones. La aplicación del láser en medicina, la propia informática, las técnicas de cirugía laparoscópica, la irrupción del pvc en la vida cotidiana o del titanio en las prótesis.

Por no hablar de su página WEB, y de las fotos que mandan sus satélites o sus naves. Os invito a visitarla y vereis lo que es bueno.

Eso sí. Los liberados sindicales a trabajar.

Nodisparenalpianista dijo...

Ya Natalia, pero el pobre Spirit me da una pena...

Y mayoretes, Atiza, muchas mayoretes. Pero mayoretes que no sean liberadas sindicales, ojo, porque me temo que les pillemos de puente o negociando trienios, que vendría a ser lo mismo.

Contra la NASA nada, Dulci, pero no me negarás que son unos quejicas. Me recuerdan a las patronales hotelera, que si tienen pocos turistas les joroba porque no sale la cuenta y si tienen muchos, les joroba porque podrían haber hecho más negocio. Otro día tecleo sobre eso, jolines.

Atiza dijo...

Joé, es verdad! se me olvidaban las mayoretes. Si es que estás en todo, guapo...
(Por favor ¿te importa entrar en la Bulla y ampliar la fotico de mi entrada, majo?. ¿Quién hablaba de choris?. Pues cuando quieras le mango otro número pero en el que vuelvas a salir tú, como dice el otro...)

El futuro bloguero dijo...

Regreso tras mis abandonos y me encuentro algunas entradas estupendas. En esta he querido comentar, al ver que tachas a Krahe de rastrero...

No sé, tus motivos tendrás, pero a mi me gustaba, me gusta y en su estado actual, pobrecito, le perdonaría casi todo. Siempre me hace sonreir, lo cual en sí, es una gran virtud.

Un abrazo, y gracias por los apoyos de estas semanas pasadas.

Nodisparenalpianista dijo...

Hola FutBlo. Me explico. Javier Krahe me encanta. Le he visto en directo un par de veces y reeconozco y admiro su talento. Lo que me molesta -y por eso escribí eso- es que en un malintencionado vídeo hiciese algunas cosas sacrílegas que más que ofenderme, me duelen. Acepto que piense lo que le da la gana, que sea anticlerical (hasta un cierto punto, el respeto, o sea), pero no que insultase de una manera tan grosera y chabacana, muy poco adecuada para una persona de su talento. Pero estamos en la de siempre: nos atizan a nosotros porque no redactamos fatwas y lapidamos a nadie. Y ojo, que me parece igual de mal que se insulte a las demás religiones. Vaya, que una cosa es criticar y la otra rebuznar.

De todos modos, yo siempre fui más de Alberto Pérez.

El futuro bloguero dijo...

Yo tambien era muy de Alberto Pérez en el disco de la Mandrágora, bueno, de los tres en aquella época.

Luego Alberto desapareció, Sabina se encumbró y Krahe sigue siendo genial y original. Ignoraba lo del video que cuentas, pero... se lo perdono.

Abrazo

El futuro bloguero dijo...

nos ocupamos del mar..
y tenemos dividida la tarea...

ella cuida de las olas
yo vigilo la marea...

es cansado,
por eso al llegar la noche...

Era genial Alberto Pérez, sí