miércoles, 17 de febrero de 2010

Epifanía


En Noche de Epifanía.
William Shakespeare.



Antonio

¡Oh! ¡Qué ídolo vil ocultaba ese dios! ¡Sebastián, has cometido una vergüenza desmintiendo tu bella fisonomía! ¡No hay otra fealdad en la Naturaleza que la del alma! Únicamente el malvado es deforme. La virtud es la hermosura. Pero una belleza inmoral es semejante a un cofre vacío ornamentado por el demonio.


Guardia primero

Este hombre empieza a perder el juicio. Llevémosle. Vamos, vamos, señor.

5 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Oh, mondié no entiendo nada...

Le poinçonneur dijo...

Hm, vamos, el "Que se mueran los feos" en versión finolis xD

Dulcinea dijo...

Buen texto y buena imagen. Parece que la escultura quiera salir de la mole de piedra que a su vez la retiene.

Qué colmillo, Poinso ;)

Dulcinea dijo...

Buen texto y buena imagen. Parece que la escultura quiera salir de la mole de piedra que a su vez la retiene.

Qué colmillo, Poinso ;)

Nodisparenalpianista dijo...

Jo, FutBlo, pues a reclamar al bardo inglés.

Algo de eso hay, Lepoin.

El BelloBueno que trata de escapar, Dulci. Lepoin y sus cánidos.

Dulci, el ajo anticolmillo vampiril re hace ver doble.