miércoles, 28 de julio de 2010

Lo de los toros


Están a punto de votar lo de los toros.
Yo creo que perderemos.
En la lucha entre la libertad y los que la devoran, perdemos los de la libertad. Lo normal, los que tanto se llenan la boca son los que más aman las prohibiciones, la imposición, su neomoral y su sucio interés por recrear la mente de las personas. Porque, evidentemente, en las personas creen poco. Al final, el hermano mayor, lo que quería es que su víctima le amase.


Lo de los toros es liturgia, que nadie se deje engañar.

7 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

En fin.

La foto del 7 es bonita. En lo demás coincidimos menos.

Y el Tour? Y los jornaleros del pedal?

Abrazo

Altea dijo...

Bueno, pero también pasa que Cataluña se ha dado prisa en prohibirlo porque así deja claro que lo de la "fiesta nacional" no va con ellos. Por nada del mundo se habrían perdido esta oportunidad.
Ayer oí comentar a unos por la calle que ahora lo que habrá será corridas "clandestinas". ¡Je, je, se van a llenar!

Dulcinea dijo...

Pues sí Altea. Como en la época de Franco, que se iban a ver películas porno a Perpiñán porque aquí estaban prohibidas.

El alcalde de Castellón ha ofrecido el coso para todos aquellos catalanes que quieran ver toros.

Qué peste de progres naZionalistas y prohibidores. Tienen pavor al pensamiento libre de la gente porque si dejaran que las personas opinaran y se expresaran libremente y pensaran por sí mismas se les acababa el chollo de ir de salvapatrias y de rojillos de Prada.

Puede que en el resto de España os pasen desapercibidos sus apellidos, pero aquí somos cuatro y nos conocemos todos. Que son tan necios que les das una gorra de plato y se creen que son MacArhtur. Eso sí, con barretina.

María dijo...

Ayer pase frente a la monumental, no se si habría toros, lo que habían eran 8 pringados, quizá alguno más con pancarta en defebsa del "pobre animal". Yo, en tu honor les enseñé algún dedito concreto.... jejeje.

A mi los toros no me gustan, pero no soporto que corten libertades porque les de la gana, y mucho menos que lo hagan abanderados por la defensa de los derechos de los animales. El día que respeten los derechos de las personas TODOS, me plantearé el debate de los derechos de los animales.... pero que éstos estén por delante, no lo soporto.... es ridículo...

María dijo...

por cierto, entrada de las nevas palabras aceptadas en la TAE ya!!!! ¿¿que tal si empiezas por "muslamen"?? jajajajaja....

Dulcinea dijo...

Serían pocos porque pasaste después de empezar la corrida, María.

Si hubieras entrado en la plaza (antes de empezar la corrida, se entiende), te hubieran llamado asesina. Yo lo he tenido que oir y aguantar cientos de veces de esos tolerantes y a la vez adalides del aborto. Digo yo que podrían defender con la misma vehemencia la vida de los seres humanos no nacidos que la de los toros de lidia.

Que en esta taifa es más seguro ser toro que ser bebé. Al toro la ley prohibe matarle; al bebé la ley permite masacrarle.

Nodisparenalpianista dijo...

La foto me gusta, esta vez la puse por eso. Y quiero creer que si que coincidimos en lo de la libertad, FutBlo, en lo de amarla y disfrutarla. Y comprobar con amargura como avanzan los que están decididos a liquidarlas. Lo de los toros, ya digo, es lo de menos. Voy fatal de tiempo, pero si, la col del pastelón y le puy de la pelotillé de Contador y amigos se merece unos zarpazos, a ver.

Uy Altea, hay la tira de cosas clandestinas, por aquí. Solo hay que saber y querer verlo. No provoques, no te metas en líos, suelen decir las voces temerosas. Pinta mal, pero no se podrá decir que no se avisó. A quien quiso oír.

Bueo, Dulci sólo había que oír las alegaciones del rojerío nacionalista, basadas siempre en la moral y en la ética. La que les sobraba de cuando lo del aborto de seres humano.Tú ya sabes cómo me dijo de todo aquel antitaurino cuando le dije que qué opinaba su plataforma sobre el aborto. Son cuatro muy poderosos. De hecho son los mismo de siempre.

No son ocho, María. Son unos tíos que nos mentan a la madre y nos llaman "asesinos". Yo ni soy un asesino ni les he insultado. Pero la policía política del régimen me igila a mi. Nunca he visto decirles a esos manifestantes que dejen de injuriarnos. Y no puedo reclamarlo, porque es mejor no terese en líos. Es característico de los regímenes totalitarios como este que la policía proteja a los agresores frente a los agredidos. Y ves bien lo de los conceptos: como a unos señores no les gustan los toros, me prohiben a mi, que si me gustan, verlos. Pero, insisto, eso es el síntoma, no la enfermedad. Lo dicho, la libertad ya no sirve.

Muslamen mola, María. Y la palabra también. A ver si busco algo, vale.

Dulci, es que, como sostiene una cierta corriente de "pensamiento" el ser humano es el animal más perjudicial para la naturaleza, desde el cambio climático a las chorradas sobre Gaia y alrededores. Lógico que un ser humano microscópico y no tanto -de hecho hasta un minuto antes del parto- merezca ser ejecutado si a su madre se le pone en la boina, sobre todo desde la reciente ley que transforma un crimen en un derecho. Como han hecho todos los totalitarismos del siglo XX -y los que perviven en el XXI-, dicho sea de paso.