viernes, 30 de diciembre de 2011

La canción

Se acercaba el mendigo que parece Buffalo Bill a su esquina. Ya tenía el plato, la sillita de tijera y los bártulos puestos. Cruzaba la acera y andaba canturreando, no muy fuerte, es de noche y vaya usted a saber si aún hay alguien durmiendo. Voy por la carretera a cárcel de Pamplona, por robarle a Zapatero la cartera y a los Reyes la corona.

La chica del metro ya ha llegado al trabajo.

domingo, 25 de diciembre de 2011

sábado, 24 de diciembre de 2011

Nochebuena


Feliz Navidad amigos y vecinos



Para bailar y cantar, la sala noble, al fondo hay sitio.
Y para más información, el FestivaldeBelenes, claro.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Las deudas


En las portadas de hoy, había Rajoy por un tubo. Se ha destacado bastante las fotos de varios medios, entre ellos les Mundo y La Vanguardia con el éxtasis de Leire Pajín entre el saliente y el entrante, cosa que nadie entiende. Entender a Pajín, en fin. Mucho mejor la portada de La Razón, o mejor, su foto, con el borroso etarra (lo del "pro" es un poco de cogérsela con papel de fumar, así que aquí por lo claro) pirándose del Congreso ese del que va a sacar una jugosa pasta y que a la vez desea demoler. La pego aquí.


Desquiciado el titular de la prensa bien pagá por la Generalitat, esa que nos robará un euro en los gelocatiles para pagar las "embajadillas" (39 millones de euros en el nuevo presupuesto por los 35 del anterior. El Punt Avui o uno de esos afirmaba que Rajoy gobernara "sin Cataluña" porque los mercachifles de CiU han votado que no. Los catalanes del PP que han votado, o han votado que no o no son catalanes. El racismo catalanista es así.

Y mañana más.


lunes, 12 de diciembre de 2011

Los botones ya

La Dulci, que es muy suya, me anda tocando los botones con lo de la nueva entrada. Criatura, que uno da pa lo que da, y entre esto, lo de más allá y el beleneo, pues tira, ay ay.

Fernando Alfaro, el surfin' bicho trabajó en una gasolinera. Qué tío.

Lo cual que ando en lo mío, tralará, juar qué fresquico, las cosas de lo invernal, leyendo a Umbral y disfrutándolo y con las postales compradas en los cuáqueros que me parece que una vez puse una cosa de ellos o igual no, pero que se la merecen lo más de lo mas, ay. Eso, las postales. Y los belenes. Y las güepadas. Y hasta la sala noble. Jolines, que a ver si el espléndido mugriento que se marcha ahora me podría apañar una buena jubilación. O un negocio en la gasolinera.
Ay. a los belenes, torpedos

viernes, 2 de diciembre de 2011

Palabras, usos, bancos y abusos


Oigo, mucho tiempo después, de casualidad un trocito muy pequeño de No es un día cualquiera, de Pepa Fernández en Radio Nacional. Resulta que cojo el final de una sección sobre lenguaje en la que preguntan al personal sobre una palabra que podría estar
en desuso, para ver si ha quedado desfasada a se sigue manteniendo. Al oír el chundachunda de la sintonía, dilato la entrada en la ducha y escucho. Tatachán, la palabra que proponen es "encerado". ¿El suelo encerado? Normal, estos están tontos, la ñoñería de Pepa les ha reblandecido el cacumen. Pero no, se refieren al encerado como pizarra. A Pepa y a RNE le cojí ojeriza sobre todo desde el ERE que terminó con los últimos clásicos de Radio 3 y que sacó por la ventana a Aberasturi, por ejemplo, mientras se mantenía la suculenta colaboración con el ideólogo Forges, el pesado pelota de Ïñigo, con Álex Grijelmo, director de la Agencia Efe de siniestra mano o Giusto Maffeo italiano corresponsal que se encarga de llevar el agua a su molino en la revista de prensa.
De cuando Pepa disimulaba algo más y daba voz a alguien no tan de la cuerda, o sea, de cuando era oyente alterno con las mañanas del gran Rafa Sánchez y los curas de la COPE, recuerdo que juzgaron la palabra "acerico". Acerico. Pero qué preciosidad de palabra. Desde entonces, la uso siempre que puedo y me fijo cuando la encuentro en un libro. Recientemente, el mes pasado o así
en uno de Luis Mateo Díez, que no es moco de pavo.

Encerado y acerico. Qué bonitas.


Cojo esta imagen de aquí, proyecto encerado, una de las pocas referencias que he encontrado a la pobre palabra. A ver si tendrían razón...

Oigo por la mañana la nueva campaña de ING, ese banco tan chorizo que quiebra en Holanda y que aquí se deja un pastón en anuncios para embaucarnos con su Cuenta Naranja, que paga menos que la de iBanesto y rentabiliza menos que las del Popular. Desconfiad de ING, que aún no nos han perdonado lo del Conde Duque.
Total, que los garrulos de ING, que el otro día fomentaban que fuésemos más idiotas desaprendiendo, a ver si así nos cuelan los libros de caja, ahora quieren liquidar palabras como equinodermo, inane y mayéutica.

Pues avisado queda todo el que por aquí pase: ojo con ING, inanes espabilad no sea que por no darle a la mayéutica os coloquen un pufo que os haga ver las estrellas, figuarad, celestiales o equinodermas. Ellos se lo han buscado: que sean, pues, el acerico de nuestras críticas, lo traigo a este, mi encerado, y aquí lo lo escribo.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Mañana, mañana

Ay, qué lío, que hace dos días que podría haber actualizado el chiringuito, pero es que por mor condemor de las circunstancias -básicamente el escachufle del rúter castañón- voy pillado. Resuelvo esto tal que así y nada, que atentos a sus pantallas que prontito me vuelvo a poner al pie del cañón.
Si pones "mañana" en el buscador y le das a las fotos, salen unas cursiladas que tiran de espaldas, así que he preferido poner "res nullius" y aparte de una panda de macarras, me ha salido esta estampa, que también tiene tela. Y patillas. Qué cosas, cuánto tiempo libre, si.

martes, 15 de noviembre de 2011

Hace unas semanas, más o menos


O es que ahora nos vamos a poner pejigueros -pejiguero, hermosísima palabra- con lo de las semanas, que cuando empiezan o terminan, ahora que España es discutida y discutible y el sexo de los ángeles se decide según o seguna, erizos y erizas.


Que me termino de leer el libro ese que ha hecho Loquillo, porque le oí en una entrevista, en la que decían que escribía muy bien, que lo de crónica barcelonesa del tardofranquismo y que me gusta su aire de chulería fatal. Pero el libro es una pataleta de postadolescente, no demasiado bien escrita y fascinante en su candidez. Loquillo va de duro y se queda en entrañable y previsible como cualquier pandillero de imitación. Busco el equivalente de Sabino Méndez, pero está ya descatalogado. De ese tiempo y estilo, lo de Jiménez Losantos es mejor y lo de Boadella, su Adiós Cataluña es una verdadera maravilla. Pero qué bien escribe el tío. Dejad ya esto e hincadle el diente. Estupendo y estimulante.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Habla con tu ordenador

En11al estudio un jugó es el suyo un no son ni porque uno es un riesgo conseguido un los numerosos debido tiene cerca los cedidoRamón y uny escribir no ser una redactadauna entrada y nueveunlos Tesobonos en los órgano deòr o como entonces no le temas abordadosnuestrofue un lunes uno y algún micrófono de un nuevo deletrear wy 1 1 8.

Hola dragón al parecer en este ordenador hay micrófono desconocido hasta ahora gran amigo no lo es un gran amigo de su boquilla es un cotidiano que por su boquilla cuenta lo que escucha o será que es un bocado.

Bocazas expresó que.

Esto es lo que es. Centronorte del resumen semanal con el dragón para contar una única entrada interesante de esta zona de esta semana la historia del mamut y de las fotografías en blanco y negro pero de repente he descubierto que el ordenador empezaba vivir sólo como si se hubiese vuelto loco. Dijo escribir no vivir en un extremo que tenga vida propia.

A lo de los mamut comentaba listo en la prensa el traslado un helicóptero de un rinoceronte desde un lugar a otro en un país africano para protegerla de alguna cosa no tengo muchos datos pero el asunto está es incapaz de entender ni una palabra es tan raro el asunto de mover rinoceronte sin helicóptero otro sitio a mis hijos en los pilotos de minería lo ileso.

Lo ileso lo ileso.

Deletrear el de Hugo cu un y el deen o. La parte

Lo dejo. En la sala noble un video musical sobre un único estudio una noche implementando{Escape}( el link lo pongo a mano porque me siento incapaz de explicárselo a este fumador tumbado tumbado como tumbado pero concentra al comienzo con cercaz estoz) en.

Está pendiente también el asunto del festival de Belén festival de Belenes( Este dictaminó como mano) estén en también lo pongo malo) (estéril estéril es deen fin también no, mano feliz) el estado

El Izamal a todos feliz semana a todos y sin es un dragón por la calle si no hay un bravo por Lacalle y de un dragón por la calle no le cae ni una palabra nórdica es ni una palabra. Final

martes, 8 de noviembre de 2011

El elefante recurrido

Esto me parece que una vez ya lo conté, a propósito de Marichalar y su estilazo, que en una cosa de esas tipo test de Proust o de Mallarmé o uno de esos, me preguntaron qué animal asociaba a la elegancia. El elefante. Se rieron las tripas, pero es que a mi me parece un animal hermoso, tranquilo, bello y con clase. Ele elfante es el dandi de la jungla, un sitio bastante rijoso lleno de gorilas okupas y de hienas con mala uva. ¿Y la garza? Nada, nada. La garza sería como Pitita Ridruejo, por decirlo así, elegante, vale, pero un poco fácil. con esa percha de flacucha agarrada a un Dry Martini y diciendo Umbral, qué cosas tienes, mientras Umbral le miraba los muslos un poco magros, que no lo termino yo de entender, pero en fin. El elefante es elegante y es dandi como dandi sería Chesterton, ahí con todo su tonelaje, diciendo esas cosas tan ingeniosas y buscandose todos los charcos para meterse de patas. Al elefante le elogio una cosa contraria a Chesterton, que paradojas de la vida, yo creo que él si debería de tener: la vocación por la tranquilidad. El elefante es paciente. Tranquilo, calmoso, hasta pachorrón. Pero a la vez, qué mejor ilustración para la locura que una elefanta loca. Ya, vale, sexista, pero ¿a que tengo razón?

La estampa es de aquí. Bricomanuales, no os lo perdáis.

Todo esto, me dirá algún rompepiernas, está mediatizado -porque además de rompepiernas será un poco cursi, tan poco dandi, ay- por la influencia de esa lacra de Disney. Y en eso tendrá razón. En lo de la influencia y en lo de la lacra. Yo siemptre he dico que el Disney clásico es para adultos. Y en ese sentido, excelente. Pero para los niños, terrible. La cárcel de la mamá de Dumbo, la muerte de la mamá de Bambi, el bosque de los árboles que se transforma, lo de la Cenicienta, la bruja chunga -claro, bruja, joer- de Btrancanieves. Puro terror del que uno sueña y suda tinta, ay. Los elefantes dandis.

La cosa viene por la cría de mamut que han encontrado en no se dónde, de un mesecico sólamente, y que andan estudiando los de la ciencia. La vi en la tele y me pareció una ternura de criatura. Veinte mil años de viaje a través de la historia para enternecernos. Eso es cosa de dandis, nadie me lo puede negar. Y las garzas, distintas, pero también.

lunes, 31 de octubre de 2011

Las autonosuyas

El sábado publicaba el ABC una carta de Mingote al director del periódico, que por su interés publicaban para que nos perdiésemos ni gota. Está feo lo de ir leyendo la correspondencia ajena, pero, para evitar sustos, mejor así. En resumen, que Mingote, que ya hace tiempo dejó de usar pantalón corto, le pedía al jefe que si acaso, mejor bajaba el ritmo, que tampoco era cosa de abusar. Son noventa y dos añazos de lápices y arrugas, lo que no está nada mal. Para ir pasando, ha dicho que dibujará algo y que repescará viejos chistes ue considere vigentes. En cincuenta y tanto años en el ABC ha más de un chiste al dia hay dónde escoger.
Ando, desde hace alguna feria, hincándole el diente a los libros de Mingote que se pueden ir encontrando y
la verdad es que los asuntos se mantienen y que, cuando hay talento, la viñeta está más fresca qu8e una lechuga. Que una lechuga fresca, que también podría estar pocha, pero no es el caso. Y para muestra un botón. El chiste.


Los chistes de Mingote que llevan niños me gustan especialmente. Les dibuja tiernos, con cara de pan y el colmillo dulcemente afilado. Las nenas son una delicia, y más listas que el hambre, y los nenes de flequillo y gorra no dejan escapar ni una. Ese castillo, a medio camino de paisaje castellano y de verano fugaz. Y el colorín, que con colorín queda muy bonito.
Venga, Mingote, que hay mucho trabajo por delante.

domingo, 23 de octubre de 2011

La semana


Estaba lo de los resúmenes semanales, pero últimamente, con lo poco que nos prodigamos aquí uno y el vecindario, que resulta complicado.
A tenor de como terminaba la semana en lo público, mejor ir a por la siguiente a ver qué nos espera.
Así que mucho ánimo y mucha diversión, porque el lunes nos puede sentar fenomenal. O no, pero como eso no sabemos, habrá que confiar a ver qué pasa.
No se, un cuadro y a ver qué tal nos va.

Es de Emil Nolde, un viejo amigo que me regaló una historia, más o menos..

sábado, 22 de octubre de 2011

Ni olvidamos ni olvidaremos

Cómo él lo ha dicho mejor que nadie, lo copio aquí con admiración, respeto y compasión. Y ojalá llegue al Senado para que al menos haya una persona decente en ese lugar. Si yo pudiese, le votaría.



Diego, hijo, tu muerte no fue en balde. Lucharemos hasta el final para que se haga justicia, por ti y por las 858 víctimas del terrorismo. Nosotros hemos puesto los cadáveres encima de la mesa y ellos pretenden que tú tengas la misma consideración que los propios terroristas. Eso no será así. Sería la derrota de la justicia humana: equiparar al verdugo con su víctima. Tú, hijo, defendiste, junto a centenares de policías, militares, jueces y ciudadanos caídos, la Ley, y por eso te mataron. Diego, te mataron sólo por ser un Guardia Civil, por cumplir tu deber. La única guerra es la que ellos mantienen contra la democracia. Diego, por la dignidad y la justicia, no vamos a claudicar. El fin de ETA será real cuando entreguen las armas y pidan perdón por el dolor causado, y cuando asuman su responsabilidad moral aquellos que les han ayudado políticamente con total impunidad. Diego, que sepan todas las víctimas que los que estamos aquí seguiremos luchando para que su memoria no se pierda. Me presento para senador en el último lugar por las listas de Guipúzcoa, que con tanta valentía y generosidad me ha ofrecido en Partido Popular. Si alcanzo esta responsabilidad, lucharé por vuestra memoria, para construir un mausoleo en el corazón de Guipúzcoa, con un fuego permanente, con tu nombre, Diego, y los de todas las víctimas asesinadas a manos de ETA. Para que viváis siempre entre nosotros. Porque, hijo, ni olvidamos ni olvidaremos.

Antonio Salvá

PD: La Razón ha estado fenomenal.

jueves, 20 de octubre de 2011

Menuda tarde


Menuda tarde llevamos.

Resulta que la noticia del día de pronto se trastoca cuando aparecen os fulanos leyéndonos el programa electoral. El de la coalición Eta-Gal. La verdad es que esta milonga ya nos la sabíamos. Hasta la sabía el golfo de Kofo Annan. El que peor ha quedado es
miamigo Tony Blair, apuntándose al final y de tapadillo y ahora arrastrándose como una babosa. Joer, Tony, con lo majo que parecías, ¿cómo te has vuelto tan idiota?
Sale Rubalcaba con un hipido porque se acuerda de las víctimas y tal. Bueno, hace días, cuando le hacía la claque al jefe del Gal, -González, Felipe- no se acordaba de nada. Ni hay pruebas ni las habrá. De la coalición Eta-Gal le van a cascar al malvado Patxi en toda la cresta, a los bienpagaos del Peneuve bienpagaos pero sin votos, y a los muertos en el cementerio. Y Zapatero, por fin, podrá ser Nobel de la Paz. Lo que va a chulear en la logia, yo, como el negro, olé con la conjunción planetaria.

Eta-Gal ni devuelve las armas, ni pide perdón ni se arrepiente y condiciona su supuesto guardar el trabuco si hay negociación. A ver, un paso al frente el idiota que se crea esto. Porque, idiotas silenciosos, a quién se le ocurre lo que pasará si un ministro del Interior decente dice que tururú, que al que trinque con la goma dos lo mete en el talego, que reanuda la dispersión y que da orden a la Fiscalía de bajarse la toga para volver a perseguir a los malos en lugar de violar las leyes para regalarles el perdón.


Quien quiera olvidar que olvide.

Hasta esa hora estaba yo con lo otro. Lo de la Otan.
La Otan, aliada con una cuadrilla de salvajes islámicos, se puso a bombardear un régimen legítimo -asqueroso, pero tan legítimo como la Onu que lo había reconocido. De la heroica acción de la Otan en la que los españoles hemos participado muy activamente hemos tenido de todo, pero de nada nos hemos enterado. Jolines, en Irak todo eran "muertos civiles", pero en Libia ni uno.
Total, que por cambiar los contratos de Libia con Italia -y con Repsol, Brufau, La Caixa y tanto golfo- por los de Le petit poin Sarkozy, les regalaron una ración de pepinos de mucho cuidado, Lo de la exclusión aérea esa que consistía en bombardear ciudades. Qué penica que los del
No a la guerra estuviesen de quinceeme y no dijesen ni mu de esta barbaridad. O será que las ratas no hablan. En fin, que hoy, gracias al fiel aliado occidental -cada día me convenzo más de que Obama es el infiltrado-, los asesinos integristas han apaleado a Gadafi y le han ejecutado, lo mismo que a los negros que iban atrapando, que la portada aquella del ABC aún se me aparece como la imagen del terror puro, el mal, el Diablo, vamos. Que no existe, pero que hoy se está pegando unas risas a nuestra costa.

Menuda tarde.

PD: oigo que la Otan se reúne mañana y que debatirán si siguen para mantener la seguridad. ¿De quién?

miércoles, 19 de octubre de 2011

Me quedo de piedra


Oigo en la radio, a primera hora la noticia musical del día, por así decir. En el informativo de la Cope, antes de que empiece Buruaga hay un locutor, Enrique Campo, que apuesta por una fórmula interesantísima. Se trata, de 6 a 7, del resumen informativo habitual y el avance de temas para la jornada, el tiempo, repaso a las cabeceras, con una simpática ojeada a las regionales, con aire de magacine que resulta muy efectivo para lanzar a los oyentes madrugadores hacia el informativo potente. Me gusta.
Entre sus secciones, a eso de las 6.25 suelen poner una cancioncilla para ilustrar una supuesta noticia musical. Suele ser alguna chorrada de las habituales cantante-pedorras cuyas mayores habilidades musicales se sitúan, geográficamente hablando en los muslos, por no perder del todo la elegancia.
John Squire, además, pinta. Esto ya lo he comentado por aquí. Pero es que es muy bueno, el tío.

Hoy, sin embargo, en lugar de la tontuna, oigo una canción de los Stone Roses. Quince años de la separación del grupo. Hombre, una cosa es magacine y otra tener una noticia tres lustros en el frigo. Pero no, hay noticia. Los Stone Roses se reúnen para una gira. Y cuenta el asunto.

Hace unos días fallece la madre de Mani, el bajista del grupo. Al funeral acuden los otros tres Stone Roses para acompañar en el trance a su antiguo comilitón. Como suele pasar en estos asuntos cardiaco-musicales, en la ruptura hubo tensiones y hasta alguna antipatía, cosas de celos y chorradas discogáficas. Las dos estrellas del grupo, el cantante y el guitarra, eran demasiado para aguantarse.

La cosa es que, los sentimientos a flor de piel y tal, la charla, el canapé, una copa en memoria de la madre, que en Gloria esté, un abrazo, tu prima sigue igual de maciza, yo qué se, a uno de los antiguos jóvenes tarambanas, veintitantos años después, le da por decir ¿y si nos volvemos a juntar? Yo es que me lo imagino. El cruce de miradas. Si Squire dice que bueno, yo digo que vale. Si Brown dice que vale, yo digo que venga. El pobre Mani, triste pero alegre, porque las despedidas son tristes pero la cordialidad es alegre. el batería -hubo dos, así que no se cuál sería de ellos- haciendo de batería, chisposo e insustancial.
Venga, ¿va?, pues va.
Y allá va. Ni se fechas, ni sitios ni nada, peor apuesto a que será a lo grande, a que habrá material nuevo y a que, a poco que pueda, estaré allí para volver a disfrutar de su arrolladora música. Un torbellino musical a cargo de unos fantásticos músicos que, cuando se alargan, se rockean y se sinfonizan son lo mejor que uno puede escuchar.
Ya veremos, si Dios quiere.
En la sala noble pego algo, para ilustrar.

lunes, 10 de octubre de 2011

Cosas de aviones

En un blog que me gusta mucho llamado Enmadrid -con ese nombre ya lo tiene casi todo ganado- su autor reflexiona sobre la crisis en España y la compara con lo que pasa en una familia cuando está formada por una cuadrilla de manirroros. Como está muy bien, animo a que, ñana, le deis al linc de antes. Y mientras, como a mi si me han parecido muy bien invertidos esos duros, os dejo aquí un par de fotos de mi admiradísima Patrulla Águila, los mejores de los mejores.



viernes, 7 de octubre de 2011

Teleñecos


De los premios Nobel, en general, hay que desconfiar, mayormente si se consulta la nómina de joyas engarzadas que ilustran sus blasones. Hasta la perla negra, o más bien tirando a gris del pacífico Obama, menuda tela, ha habido de todo, y casi todo cuestionado, al menos lo más populachero, o sea, lo de la paz y lo de los libros, que o me metería yo en harinas fisicocuánticas o en tejemanejes celulares y biorreceptóricos parecidos.


La cosa es que han dado un premio a uno que ha dicho algo del Universo, lo cual suena bien, que tiene cara de telecñeco. A mi me gusta la gente que tiene cara de teleñeco. Saul Perlamutter, si es que podría ser un teleñeco movido por Chiquitoooorrr. Lo pienso y me parto y me expando, como el universo, oye.

martes, 4 de octubre de 2011

Miguelón

Me está enfadando mucho, y esto es volver por la puerta grande, un anuncio que lleva dos días tostándome en la radio a propósito de los jetas de ienegé, un banco holandés que anda noqueado en su Holanda natal y que aquí no deja de gatsarse los duros en anuncios. Claro que la tele también ha de vivir, O no, pero eso da para otro mosqueo.
La cosa es que el eslogan, que es como una idiotez que se repite mucho, se centra en una idea, por ser generoso. Desaprende.


Hombre ya, con lo que tenemos en el asunto académico, los analfabestias que nos pueblan y nos rodean, los gansos que con gobiernan, los currículums de ciencia ficción -siempre me acuerdo de Pablo y su gran hallazgo: el ridículum en lugar de currículum- sólo nos faltaba que esa cuadrilla de torpes gestores de los duros, que cualquier día han de echar el cierre aquí, nos animen a "desaprender". Claro, es lo que le faltaba a esta sociedad de vagos y desnortados, de bobalicones y caraduras, que nos idioticemos aún más, no sea que nos de un arrechcucho de chispazos grises y nos los ventilemos a al checa, esto es defenestrándolos a toditos todos, uno por uno. Defenestración, qué bello palabro. Una vez alguien se quedó a cuadros cuando solté lo de defenestración. Jo, vaya cosas sabes. Por eso me va tan mal con ING, el frechbanquin, o sea un banco de frescales que tiene el morro de financiar sus megacampañas -Matías, tío, qué hasta a ti se te han camelado- con la pasta a fondo perdido que le ha de inyectar el rescate holandés.

A mi me mola más el iBanesto, dónde va a parar, que a estas alturas aún sigo echando de menos a Miguelón.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Los petardos


A mi lo que me gustan son los petardos. Fiuu, pum, los de verdad, o sea. Los colorines, el rataplán, el olor de la pólvora, el humo y las cañas, las palmeras -yo sólo se ver palmera
s- y lo rápido que pasan. Los petardos rasgan la oscuridad, pero la oscuridad termina por vencer. Luego nos quedan las bombillas, bendito Édison, pero no es lo mismo, por muy ecolopijísticas que sean ahora.
Será el fallero que llevo dentro, no se,m pero a mi, en cuanto algo arde, pues muy bien. Eso y los toros. Los conciertos pulgosos, en fin y los gigantes y cabezudos... qué horror, que a mi sólo me gustan -y pocp- los de Pamplona, porque sacuden al personal, que un día se arrejuntan tres o cuatro y le escachan la azotea al
Caravinagre. El Caravinagre le gusta a los críos, pero es feo de narices, que eso si tiene. Yo lo tengo mayormente atravesado, tío chungo, por lo de los salmonetes y lo de ir a contracorriente. Igual eran las truchas, pero a mi es que las truchas como el Caravinagre, que ni embutido con jabugo me gustaría a mi. Qué poca sustancia las truchas, qué bicho más prescindible, jolines, si acaso en Alaska y para que Hollin y Maurice charlasen de sus cosas pescándolas. Aunque donde esté cazar un oso, que se quite lo demás. Y lo digo por experiencia propia, que me se lo del Doctor en Alaska de peapá.


Esta vez recortan y sólo hay tres petardeos. Unos gabachos, que a petardos pocos les ganan y unos valencianos -claro- de Madrid, que los valencianos en el fondo serán como los bilbaínos que nacen en las afueras del mapamundi de Bilbao.

Lo cual que a cenar rapidillo, la bici y a echárles fotos a los petardos.
Ay. cómo me gustan los petardos.

PD: Y para petardos, los de la Sala Noble.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Hamilton ni son

Hace unos días se nos murió Richard Hamilton.
¿Y quién es ese señor?
Pues pasa por ser el inventor del pop art, o, al menos, el primero que hizo una cosa -una castaña, en efecto- etiquetada con es
e nombre. Ojo, que igual se confunde. Yo soy muy de pop -en lo plástico, no en lo musical-, admiro a Lichstenstein y hasta me gustan cosas de Warhol. Incluso un día puse una cosa de las Flags de Jasper Jones, bonitas rebonitas en su repetición.
Total que iba a buscar algo que pinchar del pobre Hamilton y me sale este fulano.


Cuidado con las manos, que luego van al pan...

Y me digo yo que si no es un estupendo colofón a un artista pop. El verse hasta sustituido por un icono cualquiera de la épica moderna. Yo soy yo o un negrazo del básquet, digo que se diría el abuelete Richard. Pues bueno, pues oye, que Alaska quería ser un bote de Colón despuésde tanto darle a la modernidad. Entre el frasco de detergent
e y el tiparrón ese, pues a ver.


Just What Is It That Makes Today's Homes So Different, So Appealing?

Lo que colocó a Hamilton como primer popero. Esta vez, no robaría el cuadro, pero hay que agradecerle al artista el camino que abrió. Vamos, me parece a mi.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Las cuentas que no se recortan

Según leo en el resumen de prensa que recibo del Arzobispado de Pamplona-Tudela, ABC es el único medio que da cuenta de este asunto.
El Gobierno de Cataluña, formado por esa conocida coalición de partidos de corte conservador e independentista por un lado y demócrata-cristiana e independentista por el otro, va a financiar con 14,2 millones de eurazos durante los próximos cuatro años la liquidación de seres humanos. Liquidación, en algunos casos, en el estricto sentido del término, es decir, transformar personas, mediante la trituración en una especie de viscoso líquido que lue
go irá a la cloaca, que tampoco se pondrán pejigueros en cómo tratar los "restos" de sus crímenes.


Entre los dos centros de exterminio de seres humanos que ganarán este pastón, calculan que matarán a 1.000 personas al año. Oye, y nos sorprendemos de lo bien que llevaban la contabilidad los nazis.

Esta basura de gente se pone estupenda si un tribunal les dice que basta ya de abusar con la murga del idioma. Pero callan como lo que son, no lo pongo pero ya sabéis de lo que hablo, cuando se trata de la vida. La humana, que sin toros ya nos han dejado. Verbigracia, en Cataluña, por ejemplo, el toro tiene más "derechos" que las personas. Los democristianos de Durán, ese tipo, malo, malo, malo, bicharraco, se miran los calçots y las butifarras mientras liquidan -o trocean, o abrasan, según- a las personas. No se, igual al producirse el incremento disparatado de abortos en España sobre todo entre emigrantes, piensa que le viene bien la cosa. O igual no piensa, que siempre hay una periodista de la Sexta con el escotazo guarrindongón a tiro. Porque le toca.

No se, digo yo, para ir pensando cómo se mancha las manos uno de sangre cuando vota.

domingo, 11 de septiembre de 2011

No-espacio

Vuelvo a usar, creo que por primera vez, una imagen que ya había pegado en la güep. Se trata de esta.

Entonces no puse nada, porque no era necesario.

Por lo que parece, anda ya muy avanzada la construcción del nuevo World Trade Center, que es una especie de horror en forma de rascacielos de esos que se da media vuelta con picajos y tal. En mi opinión es feo con ganas, pero ya se sabe que yo soy un antiguo. He visto imágenes de las dos fuentes dedicadas a la memoria de los tres mil y pico asesinados en las torres por la furia del Islam. Eso si que me parece bellísimo. Las dos cubetas cuadradas son el vacío el no-espacio simbólico que falta donde antes hubo dos torres imponentes. Sobre sus paredes, según cuentan, está grabado el nombre de las tres mil y pico ausencias que nos regalaron esa pandilla de indeseables. Lo malos, que son así.

Termino de leerme hace dos minuticos un libro de un tío al que creía yo una cierta decencia, pero que ha resultado nauseabundamente equidistante. Otro día le meto la daga napolitana. Vi ayer un reportaje en una tele moderna sobre la historia de cinco o seis familias que padecieron los ataques del 11S en sus carnes. Era como los chistes, un francés, un japonés, un hispano, un moro... Pero no tenía puñetera gracia. Cada cual con su drama, y cada cual con su grandeza. Ni uno clamaba por la sangre o por la venganza. En todos brillaba la triste serenidad: el japonés que guardaba en un altar familiar las cenizas de su hijo, los singapuríes que tenían de cubrecama una bandera de barras y estrellas, la viuda canadiense que guiaba las visitas al museo del 11S y que enseñaba con cariño y orgullosa tristeza la foto de su esposo, el francés que amaba las dos torres como dos personas, llenas de personas. La mora que sentía tristeza, peor no rencor, por haber tenido que aclarar que su hijo asesinado era americano y musulmán, por mucho que le hubiesen asesinado sus hermanos en la fe. No hay equidistancias entre los buenos y los malos. En todo caso, cobardes.

No soporto a los cobardes.


viernes, 9 de septiembre de 2011

Hablando de la tele

Total, que limpiando el congelador me encontré con esto, que también viene a colación, así que como estoy postveraniego pues nada, que todo vale para el garito. Al final, postdateo.

Nada que ver lo del tiempo de crisis. La prensa, desde hace unos cuantos años te coloca un edredón o un chispiscontrol, que no se qué es, pero que me tienta comprarlo, con ese nombre tan salado. Y el tontón de regalo, que da mal rollo, porque me recuerda a los tontón macuts, esos negrazos armario que te amacheteaban (con perdón por el palabro) si no le hacías la pelota al jefe del garito. Entre chorradas varias, a veces hay pelis y libros que tampoco están mal. Así, hace unos años me pude hacer con una Plaza del Castillo, de García Serrano que por falangista no hay quien reedite. Parecido a los de Foxá, que conseguí por el mismo camino. Qué país de catetos.
Lo cual, que un periódico vende, por diez duros modernos y un cupón el ejemplar, toda la serie Yo Claudio, aquella de hace tantos años. Y en esas estamos. Comprando y viendo. Hace unos meses, la piratee pero ahora me la compro, porque el precio está muy bien, se compra calidad y versión original. Ministrilla, ajusta precios y no piratearé, pero no nos chulees, guapa.
Es divertido ver los créditos. El periódico que lo vende es El Mundo y la distribuidora de los deubedeses es Sogecine, una de las divisiones audiovisuales de Prisa. Extraños compañeros de cama, o la pela es la pela. En fin.


PD: Anda una tele de por ahí que va a filmar una nueva versión de Yo Claudio. ¿para qué, me pregunto? ¿La mejorará? Con las últimas experiencias en el género, para mi que será lo mismo, peor con peores actores, con más tripajas colgando y con menos enaguas, no se si me explico.

jueves, 1 de septiembre de 2011

La brújula


Resulta que en una dedeté de estas que suelen ser un castañón de padre y muy señor mío, reponen desde el comienzo Perdidos. Me acuerdo de cuando reponían a cachos y en desorden Doctor en Alaska los agostos de gotarrón y tonel de cerveza fría, que aquello era imposible pero de verdad. Un día saía Chris Stevens con pelo corto y barba larga a manga corta y al día siguiente quitando con pala la nieve para llegar a la radio, afeitado y melenón. Será el calor que me está volviendo loco, te decías. Y al final ni sabías.
Lo cual que por el tiempo libre voy y me quedo.

La gente anduvo en Perdidos boquiabierta y enmudecida con tanta sorpresa y tal. Luego, con el final hubo decepción para muchos, casi todos, aunque yo, artista en lo de llevar la contraria quedé razonablemente satisfecho, y como este es mi garito, pues ahí queda. Oye, cada cual termina lo suyo como quiere y ya está.
Ahora, a propósito de una serie que comenzaban a echar, se está recordando lo de Twin Peaks, que también fue un poco como Perdidos, que al principio fascinaba a todo aquel que tenía oportunidad de verla pero que según avanzaba, parecía que se entendía menos. No se qué año corría, pero me parece que aún había algún que otro diplodocus por allí. Lo echaban en Tele 5, que ra un canalucho que ya apuntaba maneras. Se veía en Madrid, Barcelona y poco más. Yo andaba, en aquel entonces en Pamplona -Pompaelum, casi- y como me lo grababan en vídeo, cuando volvía de vacaciones o en algún fin de semana, veía los capítulos del medio tirón. Luego a los compañeros les contaba que era como una peli, pero buena, que aquello era una joya. Una vez un profe en clase nos puso el primer capítulo y el aire se cortaba. El personal estaba clavado a la silla. ¿Lo véis? ya os lo decía, es una maravilla.


Yo, como el algodón: no engaño.

Vuelvo a ver -tercera vez ya- los dos primeros capítulos de Perdidos. Bueno, es que son de traca. Anda que no hay información, anda que no tienen manteca, anda que no está ya todo pensado desde el primer minuto. Qué trabajazo, qué guionistas, qué nivelón, menuda Kate, pero esa es otra película. Bueno, es la misma, pero ya nos entendemos.
Bueno, que no se cómo iré de tiempo, peor que me temo que me perderé buscando entre las ruinas de la serie las piezas del puzle. Y también pillaré The killing, que dicen que es la nueva Twin Peaks. Por ahí tengo la vieja. El día que me ponga a verla, me quedo pegado al sofá. Como con Doctor en Alaska, sudando entre las nieves.

jueves, 25 de agosto de 2011

Esa lagartija es un dragón


esto es una prueba del dragón del recién instalado a ver si funciona . Parece que comienza a entender muy bastante bien común y no lo he dicho pero bueno te lo voy a perdonar. Tampoco le he dicho como un en un como un en un corazón como el Mercado Común. El Mercado Común no tiene corazón y lo que yo no he dicho es como un punto con aún no. En un punto tanto espacio en otro espacio este dragón parece que tiene el mismo espíritu creativo que el anterior el Mercado Común no tiene corazón en un punto tanto espacio realmente bonito. Dormitó atún son peces bonito acto en son peces despiertos o dormidos eso es lo de menos también llamamos pese al ordenador parece al ordenadorexiste un pintor. Existen varios pintores pero a lo que me refiero es al ordenador tal y como lo dicen los estadounidenses o los italianos de perro se de casa comprometer un terror se casa comprometido interrogante que un perro se se han comprometido interrogante.

Me estoy intentando poner en el móvil la música de la dimensión desconocida de Puebla y son de Zavala y son de Puebla y son como la. Mola como el general mola. Este dragón no tiene claros cuando la mayúscula y cuando la minúscula pero da lo mismo.

Acogido él.

Nuevamente esto está muy bien. Lo que intentaba decir es que el dragón ha entendido perfectamente cuándo ha de poner. Espacio aparte, punto de puntuar un único en blanco 1 en blanco y seguir escribiendo abajo.

Se me están quemando las cebollas con berenjena voy a pagar o polvo..

Todo controlado los bomberos lo han apagado que no es una broma, gnomo o el de los y no es igual estaba intentando hacer una broma al dragón pero no la ha entendido. Creo que la descargada podrá comerse sin problemas es calibrada equis es clara esta es calibrada e ese deescalibada escalibada podrá comerse sin problemas pero. He colocado la palabra escalibada deletreando la palabra escalibada eso deletreando la deletreando la. Este dragón es un lince. A comer antes de que vuelva a chamuscarse dragón entre Victoria en en Tepito díap pepitoria. Parece que este dragón no es gastrónomo no sabe escribir ni escalibada ni pepitoria me temo que vamos a pasar mucha hambre. Final.


lunes, 22 de agosto de 2011

La semana hasta ayer


Ay, qué caloricos, criaturas.

Bueno, esto tenía que ir ayer, pero entre una cosa y otra, en fin, que lo pego hoy y al que no le guste, pues que reclame al maestro armero.

Resumen rápido, a ver si no. El Papa por un tubo. Y muy bien. Que decían que era tímido y un poco soso, esto alemanes, ya se sabe, peor a mi siempre me ha parecido que tiene cara de ratoncito simpático y un poco travieso. Me gusta que cuando la peña estaba por allí gritándole a lo loco, se daba una poca vuela, extendía los brazos, como diciendo hola y movía los deditos. Es un saludo un poco peculiar, pero cuando leáis lo que a mi me recuerda os vais a caer de culo. la cosa es que más que un saludo, es un abrazo, al estilo de los pequeñajos que aún caminan inseguros, que te los echan por si acaso se la van a pegar. O sea, que más que un saludo, es un abrazo. Y eso me recuerda a mi a San Pedro. A la Plaza, digo. A los dos enormes brazos que nos acogen cuando ya llevamos un rato pateando la Vía de la Conciliación, sudando la gota gorda y con comienzo de calambre en el muslito de pollo. Que te sientes abrazado por la basílica que no deja de ser el símbolo de todos, de la iglesia y de la cristiandad, una buena panda de amigos.
Luego está el detalle de mover los dedos, que lo hace mucho, saludando desde el PapaMóvil también, porque eso es cosa de pianistas, y ya sabéis que de eso yo entiendo un rato.


Susana Vera, de Reuters, hizo esta gran fotografía. En El Mundo (una vela por aquí, otra por allá) fue portada. ¿Dónde estarían los estupendos fotógrafos de plantilla?.

El Pater, en la homilía del domingo, emocionada y exultante, aunque éramos pocos, cosa de las vacaciones y del calor, lo bordó. La cosa comenzaba por la Providencia, por tener al Papa el domingo en que tocaba el Evangelio de Pedro y las llaves del Reino. Y nos dejó unas cuantas joyas de mucho cuidado. Lo mejor, en línea con lo que contaba el otro día nuestra querida María Jesús, que daba gracias por lo de los bestias -esto lo digo yo- de los indignados. Que escupan a los cristianos tampoco es tan raro, al fin y al cabo, ¿no es lo que hicieron con el propio Cristo?, nos dijo. En el fondo, ¿no es lo que hacemos cuando somos un poco cafres? Mientras lo explicaba, me decía yo que qué inteligente al que se ocurrió colocar el Via Crucis como punto de arranque a las Jornadas. Uf, la saeta, me acuerdo y se me erizan los pelos. El flamenco es lo más, pero esa es otra película. Total, que el Pater decía que él daba gracias a Dios por lo de los brutos -esto lo digo yo-, por la protesra y por el modo como trataron a los jóvenes. Estoy seguro que de ahí saldrán conversiones. Joé, Pater. Y se explicaba: estoy seguro que, entre esa gente, habrá unos cuantos qe cuando, en frío y tranquilos se vean en la tele, se vean las fotos se darán cuenta de lo que han hecho. Y verán, resumiendo, que es malo y feo. Y verán que lo bueno y lo bello estaba en los otros, y al fina, con la belleza y la bondad está la verdad. Y descubrirán dónde está la Verdad que al final todos anhelamos. Esto, un domingo por la mañana y a treinta grados, que se te cuece la cabeza de lo que disfrutas. Luego decía que para él, la mejor imagen no era la de todo el mundo viendo al papa, sino la del Papa, postrado orando delante de la Custorida de Tonedo, delante de un trozo de pan, diciendo, es Él, y entonces hacía gesto de apuntar con el dedo. Ese, ese es. Exactamente lo del Evangelio del día.
Yo es que alucino.

PD: Ya que estamos, que en los Belenes y en la Sala Noble también pasan cosas, malandrines.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Y pronto está

Un niño jovial y entusiasta a hombros de su recio papá grita divertido: ¡Papamóvil!!!! y a los que estamos alrededor nos alegra su entusiasmo.
Una señora chiquituja en silla de ruedas pregunta si ya habrá desayunado el Papa, mientras esperamos. Si, señora, ya está a punto de salir. Cuando pase, se agarrará a la valla para tratar de verle.
Un tonto de España directo entrevista a unos guarros que van a hacer el guarro en su balcón. Es la España oficial.

En la Plaza de Toros se sigue con atención la homilía de Benedicto XVI. Dice:


Las condiciones de la vida han cambiado mucho y con ellas se ha avanzado enormemente en ámbitos técnicos, sociales y culturales. No podemos contentarnos con estos progresos. Junto a ellos deben estar siempre los progresos morales, como la atención, protección y ayuda a la familia, ya que el amor generoso e indisoluble de un hombre y una mujer es el marco eficaz y el fundamento de la vida humana en su gestación, en su alumbramiento, en su crecimiento y en su término natural
.

Y estalla un espontáneo aplauso de la concurrencia.
Y sigue:

Sólo donde existen el amor y la fidelidad, nace y perdura la verdadera libertad. Por eso, la Iglesia aboga por adecuadas medidas económicas y sociales para que la mujer encuentre en el hogar y en el trabajo su plena realización; para que el hombre y la mujer que contraen matrimonio y forman una familia sean decididamente apoyados por el Estado; para que se defienda la vida de los hijos como sagrada e inviolable desde el momento de su concepción; para que la natalidad sea dignificada, valorada y apoyada jurídica, social y legislativamente. Por eso, la Iglesia se opone a todas las formas de negación de la vida humana y apoya cuanto promueva el orden natural en el ámbito de la institución familiar.

Y, de nuevo, le aplaudimos.
Frente a la política de la muerte, la palabra para la vida. La libertad, el amor, la vida. B-16 es revolucionario porque su mensaje sigue siéndolo. Luego llegan los malos y dicen que no, que si es un carcamal, que si los escándalos y que si éramos cuatro gatos y encima tontos. Pues supimos aplaudir cuando tocaba.


Una mujer dice "es que son peor que los moros", al ver la calle atestada de gente por la que apenas podemos pasar. Detrás de mi una señora dice "voy para allá", porque sigue a su hija, una chica de mediana edad que se ha puesto entre nosotros. "Tranquila, que en cuanto pueda, me quito". La de delante sigue despotricando, mientras tira de la mano del maromo, que pone cara de póquer. "Tanto dinero se lo tenía que dar a los pobres". Me toca lo que no suena -una cosa es poner la mejilla y otra ser idiota, digo yo- y la contesto: "señora -ya, a veces presupongo demasiado, pero uno es como es-, el Papa ya da dinero a los pobres". Y luego añado: " Y también lo damos los de aquí, cada uno lo que podemos". Y pienso en las 800.000 personas que, oficialmente comen al mes gracias a Cáritas, que son los que administran los duros que damos en la parroquia y en la Renta. Me quedo con ganas de preguntarle a la tipa esa si algún sindicato, alguna oenegé de pitiminí o corpúsculo subsidiado hace algo parecido. Pero ha agachado la cabeza y se ha escurrido en silencio entre la multitud. Mira, mejor.

Desde el balcón vemos a los navarros de antes, a unos chilenos, unas chavalitas hermosonas que van de verde y con la bandera vaticana en plan capa, niños por un tubo y abuelas por otro y unos de la Universidad de Murcia que han puesto un pancartón de aúpa.

Cuando pasan Sus Majestades los Reyes, la gente les aplaude y les vitorea.

He visto banderas de muchos países, una polaca (Santo subito), mejicanas, hondureñas, una que me parece que es de Ucrania o de por ahí, catalanas y españolas, barcelonesas y hasta alguna independentista. Ni una republicana. Qué cosas, con la afición que tienen últimamente a sacar esa bandera preconstitucional. ¿No habrá republicanos católicos?

De vuelta, nos espera una tortilla hecha con cariño y con una pena. Hay que comprar pan. Por la calle, autocares de maños, ruidosos y divertidos y de muchos sitios de Cataluña, que hubo una huelga encubierta de trenes para que no llegase la gente de los alrededores (ay, en "El País" y en el resto de la prensa del Movimiento, que se les olvidó contarlo), y por las esquinas soleadas -hace un cierto frescote- el chavalerío que se está zampando unos bocatas como mi pierna, entre banderas, risas, caras pintarrajeadas, papás que andan como locos dando de beber a los peques, mamás que distribuyen las viandas y las abuelicas que tienen cara de que hoy no es día para hacerle caso a los achaques. Gracias por venir, jolines.

Es cierto que el Papa pasó un poco rapidillo, pero es perfectamente normal.
He leído y he oído que por la tarde, en la visita a la residencia del Niño Jesús, pudo entretenerse hablando con las nenas del centro, que le regalaron dibujos y cosas de críos, que les dio la mano y les bendijo y les dio besos y que el frío panzer alemán fue un bávaro rebosante de afecto y cariñoso. Quien quiera y sepa leer, comprenderá: ese es su lugar, el de los desvalidos y el de los desfavorecidos, el de los malaventurados de esta vida que son los verdaderos.

Las zarandajas de la política, los lameculos de turno hicieron el paripé en el aeropuerto. Quedaron como lo que son. Y ya sabemos, porque aquí tonto ni uno.
Supongo que a más de uno se le helaría el espinazo cuando B-16, en lugar de adiós dijo hasta pronto.

Ya está.

lunes, 15 de agosto de 2011

Lo que va en dos minutos

Daniel Muñoz firma en directo la pseudocrónica del furbo en un periódico basura muy leído que le llaman elmundo.es. Digo basura porque a esto yo le llamo basura, o sea, despojo, desperdicio, y tal. En general son muy malos, pero es que hoy lo bordaban los tíos. He empezado por la cosa de los tiburones que perpetraba una especie de cronista en los Estados Unidos. Yo no se en qué se gastara este hombre lo de las dietas, pero una auditoría le iba a sentar fenomenal, digo yo. Lo aviso, no lo recomiendo, pero si alguien cree que exagero, que le eche una ojeada a esto) y si lo resiste y lo entiende, en fin, no sabría qué decirle.

Luego estaba el anticipo sobre el tema principal del suplemento cultural, ojo que hay nivel. Lo clico, y si, mola. Versa sobre un libro que recoge prácticamente todas las grandes entrevistas que le han hecho al Benedicto XVI, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que dentro de poco en Madrid va a quedar en evidencia la política contra la gente que andamos sufriendo desde hace unos cuantos años y que seguiremos padeciendo, que el otro bobo tampoco espabilará. Esto de hablar bien de Papa... yo me imagino dándole al ureadín a saco en la "redacción" d eelmundo.es. Joer, qué hacemos, esto de darle coba al de blanco... Oye, que tengo una cosa de Washington... Que no, que el negro de alma pija ba de baja, joer, ¿no hay nada de indignados? que no, que no, que tengo una marcha con mucha marca, y ¡zas! que nos endiñan una noticia de alcance justo al ladito, al a izquierda, que por ahí entra mejor, sobre una manifestación de señoras mayormente prostitutas que andan haciendo cosas por ahí, con perdón. Y claro, la foto, en fin, condemor, una tronca que menos ropa tiene de todo y no sigo que me chapan el garito.

La crónica. Pego textual porque si no, nadie me creería. Daniel Muóz escribe tal que así, con sus exclamaciones y sus mayúsculas y tal. Esto es que Muñoz le ve las orejas al Ere de Unedisa, que los italianottis están hasta los pomodoros de la pasta que no gana Pedro Guisseppe y se ha dicho oye, si a los árbitros les untan por rematar los cornerseres, yo no voy a ser menos, força Barça y que nos quiten lo dançat.

  • Min 84
  • Valdés saca el brazo y derriba a Cristiano. Es penalti. Gesto absurdo del portero del Barça.
  • Min 86
  • ¡¡CAE PEDRO DENTRO DEL ÁREA!! ¡NO PITA PENALTI PERO ES CLARO TAMBIÉN! MARCELO LLEGA TARDE Y DERRIBA AL ESPAÑOL.

¿Lo que va en dos minutos? Pues un potosí. Y la seriedad de un medio, si es que alguna vez la tuvo.

sábado, 13 de agosto de 2011

El apretón

Vaya, qué cosas, se me ocurre lo del apretón, no se muy bien por qué y empiezo a darle vueltas al tema. A la palabra, o sea, no a la sustancia. Y empiezo.

Por enfangarnos y pasar página pronto, vamos al asunto. Como ya he comentado otras veces, hay palabras raras y bonitas que llaman a otras palabras raras y bonitas. Qué decir de los rodamientos y el pedalier que tantas tardes de angustia me han procurado a lomos de la bici camino del mecánico Georgie Dann, por ejemplo.
El apretón se acerca peligrosamente al retrete, qué bonito, que a uno se le llena la boca cuando le pregunta al camarero elegantemente malhumorado, disculpe por favor, ¿el retrete? y le mandan a las catacumbas de la taberna. Luego una bricopija le llama excusado y uno agradece que la cursilería exista, porque es muy entretenida.
La sabiduría del lenguaje, o sea, que la proximidad entre lo uno y lo otro, es benéfica.


Está el apretón de manos, que da mucho juego. En primer lugar hay que advertir que tiene peligro lo del apretón de manos cuando el otro apretante vuelve del retrete. Esta cochinada -que lo es, lo admito- la he visto yo más de una vez. Los que se secan mal las manos y te palmean la espalda, dentro de lo que cabe ánimo, podría ser peor, o las gorrinotas que salen raudas del asunto, como centellas sin haber abierto siquiera el grifo. Niña, que las manos van al pan, joer. Bueno, en fin, no sigo, que ufs, vaya.
El apretón de manos.

A mi me suena que hubo, hace un tiempo, un centella que dijo que había que dar la mano con fuerza para no parecer pusilánime, que eso de coger una mano y que parezca un hígado a punto de echar en la sartén con cebolla da repelús. Y entonces
a la tropa le dio por estrujar las manos hasta que se escuchase el ruidillo de la carnicera cuando te corta los muslos para hacerlos al ajillo. Los del pollo, digo. Así que más de un cromañón -y cromañona- confundió fuerza con firmeza y al darte la mano intenta rompértela para demostrar la fuerza de carácter. Lo cual que lo mejor es, simplemente resistir la embestida y alargarla. Y si tienes confianza decirle oye, te va a dar un calambre de la fuerza que intentas hacer, criatura. Al minuto se desploman y se hunden en la miseria, con lo que uno confirma que está ante un pringado de manual que encima disimula de pena. Un querido profe tenía la costumbre de dar unos abrazos del oso tremendos y de estrujarte las manos después. El tío tenía fuerza, pero a cabezón pocos me ganan, así que yo le aguantaba el envite y mientras notaba los sudores fríos por la espalda le decía Paco, cuando quieras, puedes empezar a apretarme la mano. Una vez me preguntó si no me dolía. Bastante, si, pero hay que aguantar.
Luego está la paz en la misa. Menudas ganas de jarana que tiene el personal. Lo de los niños vale, que recorren tres bancos, pero es que se lían unos pollos de mucho cuidado. Me parece que contaba Ussia o uno de estos (o sería su alter ego Mingote), que una señora de postín decía que no entendía por qué tenía que andar dándole la mano a desconocidos que nadie le había presentado, y algo de eso hay, pero en fin. Hay una abuela filipina que cuando la paz, se da la vuelta y echa besos al resto de los parroquianos a los que no puede dar la mano, pachanguero pero muy cariñoso.
El apretón está un tanto desprestigiado. El primero por pudor, como si a nadie le hubiese asaltado una mayonesa verde y con pelos. El otro porque certifica sn palabras las cosas del honor, el compromiso y la palabra. Lo del apretón para cerrar negocios, lo de la famosa palabra dada por los navarros, que era más, mucho más que la ley, claro, ya no se lo cree nadie. ahora, mejor, le das la mano al jeta y le endiñas la toledana en el intercostillar, que aquí el que no corre vuela. Así, los tontos del patinete y de la gorra, en tonta imitación de los macarras de la MTV que a su vez imitan a los chorizos de South Central LA, se dan codazos, levantan los pulgares, se chocan los antebrazos y hacen otras cosas raras para saludarse. El otro día vi unos monos en el zoo y mejor no sigo por ahí, que yo no se para qué siguen pegándose la panzada de trabajar en Atapuerca teniendo tanto parque botellonero a mano, en fin. Veo pro ahí que los Boyescaus se dan la mano izquierda, qué cosas. Lo justifican en una serie de milongas raras que no se yo, pero en fin, De unos tíos que persisten hasta los cincuenta en esos fulares tan feos, en lucir las canillas peludonas y retorcidas, en ir de criajos y en saludar en plan masónico con los tres dedicos juntos, pues no se yo. Y encima todo el día en el monte sin retretes ni sitio donde lavarse las manos.
El apretón tiene sus alrededores, como lo de apretarse el cinturón o lo de ir más apretado que los tornillos de un submarino, que siempre me ha parecido algo muy ingenioso, pero que como toca más al tema de la bricomanería, casi me lo reservo y lo dejo para otro día.
Y con esto vamos cerrando, que no quiero quedar largo.
Saludos a todos, sin estrujar nada, mejor haciendo así con la manita en plan hola, hola. Adiós.

sábado, 6 de agosto de 2011

Los tiempos


Qué tiempos, oye.
Porque antes al Gobierno llegaban los mejor preparados.
Y la prima de riesgo era Merceditas.
Y uno se indignaba cuando veía a un desharrapado que no se lavaba.

Vaya.
Por no quedar, ni el chiste de Mingote.

jueves, 4 de agosto de 2011

El hilo (y la dinamo)

(Lo de la dinamo venía de tiempo atrás y me sigue dando juego, y si no, seguid leyendo).

Voy dándole vueltas a un asunto sobre el que que quiero pegar cuatro líneas, camino de la tienda de los abuelos a ver si compro una dinamo, que no qué le está pasando a la luz y ya lo he cambiado todo, así que, por deducción al estilo Holmes, descartado lo improbable, lo imposible es la verdad. O algo así. Me meto en uno de los callejones para apartarme del entorno del Palacio de la Música que, como siempre, está lleno de turistas y carteristas. Excepcionalmente hay dos guardias de la porra, así que mejor huyo de allí como los choricillos del barrio, porque últimamente van a por los del pedal, que en las dos última ssemanas he visto no menos de cinco o seis a los que les pedían los papeles. Los guardias, no los choris. Esos te levantan el tema y se piran, así, chischás, que es lo único que por aquí se resuelve en un pispás.

Lo cual que al desembocar en la calle alternativa, aflojo para incorporarme cuando veo a una pequeña multitud en mitad. Se trata de una calle muy estrecha, de esas en las que si te viene de frente un todoterreno, te has de agachar porque te da con los retrovisores en la testuz. Es que tiro al monte en cuanto pienso en esos vehículos, nostalgia del tractor que dijo uno, no veas. O froidiano puro, pero ese es otro tema. La cosa, unas cuarenta, cincuenta personas se agolpan, un poco folloneras, y dificultan seriamente el paso. Se me va el hilo porque me concentro en no pillar a nadie y en que nadie me arre una castaña y me tire al suelo accidentalmente. Son, mayormente mujeres. Moras de la morería, hindúes de la India o del Pakistán, filipinas de las Filipinas que parece reiteración, y negras de colo negro del África negra, que también lo parece, pero que es, paradójicamente, pro aclararlo, que estamos tan tiquismiquis con la chorrada que hasta una vez leí que había unos gitanos de la etnia de raza calé. Toma ya, que es que me imagino al Pescaílla dándoles con la guitarra, el ventilador cuchibiri, cuchibiri. También había alguna abuelilla de color blanco, con perdón, pero pocas, en comparación. Las cosas del barrio.

Y se preguntará la famélica legión de lectores a ver dónde se había apostado esa famélica legión, pero de verdad en lo de famélica. ¿Sería frente a la puerta de una Casa del Pueblo? ¿Frente a las oficinas esas de las centrales sindicales que gozan de metros y metro recuperados pro los agravios del Franquismo, en correspondencia a los que ellos rapiñaron durante la República? ¿O sería frente a una mezquita de esas, donde reina la tolerancia y el respeto por todo el mundo? ¿Tal vez una oenegé progre de esas que financian vía rescate a los sacamantecas de por ahí, o que rompen los cercos para llevarles víveres y mercancías a los de más allá? ¿La sede de algún partido político progreguay o liberalconservador, nacionalsocialista u radikal, que tanto procura por nuestro bien?
Pues no. Jolín.

Resulta que era una iglesia. Una humildísima parroquia. Católica por más señas. Ya se sabe, católicos, los de los curas pederastas, los que pretenden que todo el África se muera de sida y que tiene piscinas de duros como los del Tío Gilito en mitad de los Museos Vaticanos. Qué cosas, con lo malvados que son y les reparten comida y ropa a los más desgraciados. ¡Y no les obligan a bautizarse!
Vaya, vaya, pensé en cuanto pude aclararme un poco la ruta. Me traía a tres o cuatro giliprogres, a una pandilla de golfos sindicalistas (como si hubiese otos, ahora que pretendían que los abuelos pasen de sus nietos para justificar su huelguita de pitiminí), a oenegeros enriquecidos y politicastros de todo el espectro-fantasmagórico para que viese cómo van las cosas.
Pero de esto, la gente, decir, dice poco.

Luego me acorde del hilo. Y tenía que ver.

viernes, 29 de julio de 2011

La victoria en la derrota

Echaron el otro día la segunda semifinal del concurso taurino para novilleros que retransmite Canal Sur. Seis novilleros e jugaban el apse a la final y, claro, echaban el resto en el poco rato que tenían para lucirse. Al final d ela retransmisión hablan con el último de los novilleros. Sale Sonia, la niña como la llama el mestro, micro en mano a preguntarle al chaval que qué tal. Ella allí está, con la melenita esa estupenda que lleva, un poco bricopija versión taurina, y trata de preguntarle, peor el pobre está desencajado, a punto de echarse a llorar, visiblemente emocionado, o sea. Cuansdo consigue darle el berenjenazo, el novillero, Lama de Góngora se llama, reconoce sin paños calientes que le ha ido fatal. Que venía a tope de moral, el día antes dos orejas y rabo en otra ovillada, con ganas y con fuerza. Pero reconoce que no le ha salido nada bien, que el novillo iba, peor que çél no, Y casi se le empapan los ojos de lágrimas, porque sabe que ha perdido una fantástica oportunidad y que él es el responsable de su fracaso.

La verdad es que estuvo mal. No se si serían los nervios, la presión, el cansancio, la mala pata, la mala uva. La cosa es que el novillo le desarmó seis veces lo menos, le dio buenos pases pero de modo irregular con tanto deasrme, mató de mala manera y el público, en un arrebato de generosidad le premió sólo lo bueno -oljo, muy bueno- con una oreja hecha de cariño. En la vuelta a
l ruedo, que es cuando se colgó la imagen, le aplaudieron con ganas.

Cojo la foto de aquí

Luego me he acordado del llorón de Fernando Alonso, que pierde por culpa de todos y gana porque él es muy bueno. O del caradura de Messi, que o juegas para él o te condena al ostracismo, o hasta del poco acertado Contador, que tuvo la oportunida de decir estuve mal al principio y louego he hecho lo que he podido en lugar de esconderse en calendarios, durezas previas y preparaciones mejorables. Pues en lugar de malprepararte para el Tour, podías haber descansado hasta la Vuelta, que aquí al menos no te insultamos, majo. Pero ya lo ha arreglado: el año que viene no vuelvo al Giro.

Pienso en estos y veo aún más grandes las lágrimas del pobre Lama de Góngora. Un aspirante a matador que se responsabiliza de sus fracasos. Eso si que es una victoria. No creo que pase a la final. Pero a un tipo con esa actritud y esa limpieza hay que seguirle.

lunes, 25 de julio de 2011

Crónicas desde el Col de la Turandot

Comsicomsá, ya set retornez de leturdefrans le petit espagnol tocaculots de la grandeur, quelquechose le conosur icí y pallá comme Albertite Le Conteur.
Nus som trejolins purcuá le han dat de le morcille tres grosse, de la Bretagne hasta Tulús, jaquequa s'escachuflé la rodillons la primm
a settimana dalla volta. Doppo, ni la pomadadur ni el atracons de macarrons, ni le pastille ni rien de rien l'ajudé a les trionfs, consequentmant que un tiramisú dell Europcar agarrez l'amarilluá i l'ha possisioné les tubulars en la gargantogne y no ha poudid atacher en les pirennés tout a reventre de coxons de l'Áfrique que comans pour allí parabaj.

La dernier settimana, les atacons no havien profit y un asquerouse australienne le ha tomez la velocité des marxes y consequentmant la camissetonne amarille. Nous, poursuanvants numbre two de le trionf per tut le hexagonne, convoquez l'espr
it de les glourioses de le frans, de Gaulle le primerons (pour sol sirvant per le furbeul), d'Asterix y de Brassens, Georgie Dann y Mallarmé, Giscard d'Estaigne y Jaques Tati pour qua ne me quitte pas la coronne de la Victoire, obladí obladá, Michelle ma belle, Yellow submarine, la vie s'et a tombole que yira, yiraaa... et a la derniere tombe se giré, mal que lui set en le derniere etage dans les lapins, y le puñetuar australienne, jod...xx canguroquois nos regalez butifarrons per tout avez le Parc du princeps et le gaulois cigarretes.




A pesarois de que nos enseñons su culote, nous l'apellez en luguair de Contaduar, Albertua Tristignan

La felecitié non sei toujurs avec moi et tout. Ma le pedalier madrileñua s'ette perdue. La vengeance de Pep Le Botelluá et les languidons mamelucois. Brindans avec moi mon xuxú, tojours les coequipiers i le maglia rossa que es la que mons nos molés a les fransuás duduás.
Tralará.


PousDattons: S'este preparadans le traducsión de questa lettera en quantons un altro fransuás gañez un carrerons de le bicicletuá. Dans quelque chuás, quedesvous sentés esperando sons darans calambrosn en les muslois.

sábado, 23 de julio de 2011

O mito o timo

Vaya, pues ya es sábado otra ve, primaveral y rápido, cosas de su cambio climático, gracias, lo cual que si vas a los toros te constipas. Al parecer está en trance de reaparecer José Tomás, no se cuántos meses después de aquella terrible cogida en México. Gracias al fantástico trabajo de su ángel d ela guarda y de un estupendo médico cirujano -creo- le libraron del zarpazo de la parca, motivo de alegría, sin lugar a dudas. Desde entonces no se deja de hablar en los mentideros de su vuelta y tal y tal. Vale.
Habrá que ver cómo vuelve Tomás.
Yo no soy muy tomasistya,e sa es la verdad. Será que me gusta ir a contracorriente, que soy un poco culo de mal asiento o que la cosa peleona me sale por todas partes. José Tomás es una de las grandes figuras del momento, sin lugar a dudas. P
ero me da que es más lo que le han creado como mito que el matador que de verdad pisa la arena. En als dos ocasiones que le he visto ha matado muy mal. Pero cuando digo muy mal quiero decir que a otro le habrían abucheado. A él se le despidió de pie y entre aplausos de los de manos desolladas ¿Por qué?

Alehop, Ponce cerca y dejando sitio

Creo que Tomás representa una parte muy visceral, muy cruda, en exceso violenta de la faena. Soy de los que opinan que Tomás arriesga en exceso. Y eso no es valor, es temeridad. En las dos corridas le he visto sufrir sendos revolcones que, en astas de morlacos de mayor trapío y peso hubiesen resultado fatales. Porque Tomás no torea cualquier toro. Lo mismo que gracias al mito ha impuesto el que haya tele o el ir a unas plazas si y otras no cobrando unas millonadas que hacen casi imposible que el aficionado de a pie se pueda dar el lujo de verle, sólo usa ganaderías de cabecera. Y eso no mola. Además, esos revolcones se produjeron porque Tomás se situó en la trayectoria del toro y éstos, lógicamente, le barrieron de su camino. Como lo de los malos corredores del encierro, que se levantan en mitad del camino del Torrestrella de turno, Pues, ¡ñaca!, el astifino cuerniveleto le mete un viaje que le manda al Hospital y luego nos da el parte el Doctor Boneta. Y los que comentamos decimos que el guiri se lo tiene bien empleado por borrico.

Me gusta lo del silencio toreando. Pero me da que se pasan. Lo mismo desconcentra el ruido al Juli y a Ponce, los dos más grandes, en mi modesta opinión. O a Castella y a Perera, dos de los que mejor apuntan. Cuánto me gustaría ver una faena del Cid en el sitio de Tomás. Pero es Tomás el legendario.

Finalmente creo que Tomás, contrariamente a lo que pueda parecer, ha hecho daño a los toros en Barcelona. Los ha convertido en un festejo trascendemente mediático una vez al año. Si tanto quiere esta plaza, la fiesta y toda la cosa, él y su premiado apoderado podrían hacer lo que Eric Clapton en Navidad en Londres: salir varios días seguidos, cobrar la mitad y llenar la plaza, para demostrar qué es lo que nos están robando los políticos. No le veo yo muy indignado ni al uno ni al otro. Claro que yo no firmaría en favor del Estatuto catalán y me tomaría muy en serio que Barrionuevo y Sabina fuesen dos de las mejores vedetes de mi claque.

Yo, del Cid, Castella, Ponce y el Juli. Y de los palíndromos: O mito o timo.

domingo, 17 de julio de 2011

Resumen taurino


Bueno, pues lo que decíamos, que lo de los sanfermines tururú, pero antes de que me de tiempo a terminar, se me cruza la novillada esa de semifinales o no se qué de Canal Sur, que lían un pollo tremendo para lo de promocional el arte de cúchares. Suena bien, cúchares. Bueno.
Retransmiten desde Villaluenga que yiene una plaza la mar de singular y bonita, de peidra, que s eha de ver todo muy de cerca. Tiene pinta de chiquita y eso, pues mejor, que así el bicho ha de impresionar aún más.
Resulta que por esas cosas de la fortuna, ya habré visto al menos tres corridas retransmitidas desde esa plaza. Y muy bien. Hoy, lo de los novilleros, el tramo que he visto, os tres últimos, han estado bastante bien.
Bueno, pues ya está.

Ay, la foto.

jueves, 14 de julio de 2011

Pobretes


Pues vaya, mañana sin repetición del enciuero, sin Juan Yeregui comentándolo en la radio, sin pañuelos, sin la taza del café y el politonto en el móvil, pobre de nosotros, que nos aburriemos un poco como antes.
Pero perseveramos. El año que viene más y aún mejor.

miércoles, 13 de julio de 2011

Las metáforas evidentes

Esto es velocidad y no lo del llorica de Fernando Alonso. A mi este tío me caía bien, pero me revienta que cuando pierde es culpa de las bujías, de la lluvia, del calor, del agua del botijo que estaba caliente o del negro que es muy chungo. Eso si, cuando gana, es únicamente por lo muy requetebueno que es, que nunca da las gracias a nadie. Es como Nadal, pero al reves. La dan, Nadal, que sería como un palíndromo tontorrón.
Bueno eso, que el primer toro de la manada, que a eso de la mitad de la Estafeta le han entrado las siete prisas y, hala, a correr, que ha empezado a atropellar al personal, que cuando el de verde le ha visto por el rabi
llo del ojo se ha echado a un lado como el chiste del baturro y el tren pero al revés, palindrómicamente hablando. Y el Lecuona, que le ha pegado un revolcón de mucho cuidado y le ha hecho un boquete en la camiseta del Madrid, que por bien que zurza su madre, eso no se lo repara de ninguna manera y lo menos han de estar en setenta eurazos las camisetillas de marras, que para eso mejor los cuatro polos de hace dieciocho años del de verde.
Pero lo mejor de hoy, una cosa de ayer.


Un poco más allá de la mitad de Santo Domingo, donde la gatera de la Cruz Roja, iba uno de cuadros que trataba de zafarse de los toros que también corrieron lo suyo, ya se dijo por aquí. Delante de él iba el Pequeñico en su plan, carrera intensa corta, aparte y hasta mañana amigos. Total que el tío de cuadros se echa a su derecha y allí, según se coloca, sale rebotado. En primer plano, el Pequeñico dejando paso a los bravos que comenzaban a arrollar y detrás, el de cuadros que parece que le quiere arrancar un cuerno al toro. Resulta, por lo que se desprende de las fotos del Diario de Navarra, que un cafre que estaba resguardado al paso de la manada le metió un empujón de aquí te espero al d elos cuadros que le devolvió al paso de los animales, lo cual que uno, como sin quererlo, le metió el cuerno, que eso es como cuando se rompen los intermitentes aparcando, que no se puede estar en todo. Yo es que le metía una guasca al burro ese.
Vale, esto era el antecedente.

En als imágees de la tele de hoy se veía el traslado del pobre herido mientras contaban su peripecia. Era una herida de asta, peor no grave, o sea si, por ser herida de asta, pero que no, porque no era grave. La lógica navarra tiene estas cosas. Pero se quejaba mucho, le dolía un montón. Joé, milmachos, a ver cómo me lo contarías tú, me he dicho mientras escuchaba al de la Cruz Roja. Bueno, pues se veía al de cuadros tumbado en la camilla, tapadito y tal, mientras le echaban dentro de la ambulancia. Y junto a él estaba el Pequeñico, acompañándole en ese doloroso trance. Y me he dicho que igual sería amigo o igual no, pero que el Pequeñico ha de ser muy buena gente por quedarse tranquilizando, acompañando al pobre de los cuadros, retorcido de dolor por su heridita de chinchingoma, tan solo en ese pozo de angustia del daño que no comprendemos.
Y uno lo piensa y claro, a ver, la vida misma. El desgraciado que te pone bajo las astas y el que ni le va ni le viene, pero se queda para acompañar al que padece. El de verde mola, el de la gorra mola, el Lecuona mola, el Pequeñico, campeón.

martes, 12 de julio de 2011

Lo que queda

Lo mejor de hoy, el pobre Doctor Boneta que no daba abasto con la carpetica de los mutiladillos del encierro.
Bueno, y el corredor contando que el gepeese se le fue a hacer puñetas cuando se ha ido al suelo al entrar en el callejón, y el doctor Calabuig, el de Induráin contando lo del pulsómetro, la Cuesta la curva de Mercaderes y tal.


Lo mejor de todo esto es que es en pleno verano, a las ocho y que al menos esos tienen la excusa de lo de correr el encierro y luego irse a empapuzar de churros, que por muy de la Mañueta que sean, te crujen las trripas igual, que donde esté una jorarriero, pues mucho mejor, pero lo nuestro... Lo nuestro es que no tiene nombre. El madrugón, la pantallica, el San Fermín encima d ela tele, los Diarios de Navarra, a ver dónde echaba las fotos Jonan, arrímate, joé, la retransmisión d elos agonçias de Radio Nacional y hala, a buscar al de verde y al d ela gorra y al pequeñico y al Jokin y al otro, los valencianos y los forçados y Pepín Liria o uno de esos que también corre, que al menos al patillas se le conoce por las patillas. Que tiene tela que en un encierro uno se ponga a buscar a un tío con patillas. O de verde.
Y luego viene el Tur.