domingo, 7 de septiembre de 2008

De nubes, valses, trash y un mensaje misterioso


A ver si me da tiempo a ir resumiendo esto, que tengo unas maderas pegándose con cola de impacto -¡oh!- y como las ponga mal, me va a quedar un marco de cuadro cubista, lo menos.

Lunes
Pues todo comenzaba mirando al cielo, que siempre es distinto pero siempre es el mismo. Y es bueno que siga allí. Entre cielo y dinosaurio, me quedo con las nubes.


Martes
Salta la noticia: penalty en Las Gaunas. Insisto: no me gusta el furbo. Pero me hace gracia toda la parafernalia, las cosas que se producen alrededor. Los presidentes de equipo que trafican con ladrillos, que trafican con sentimientos nacionalísticos, que trafican con menores para alimentar sus equipos de mercenarios, que trafican con los sacrosantos coloresde la bandera en la que se envuelven, cuál marilines pedorras de barrio portuario para llorar lagrimones como puños cuando ganan, empatan o pierden. Y los tontos que se lo creen. Ciero que algunas veces se acercan a esa actividad saludable que es el deporte el juego, la diversión de jugar, pero en general, las canchas parecen más consejos de administración -pero de los malos- que lugares donde practicar deportes. Y el amarillo les gafa. Numancia, oeoeoe.

Miércoles
Ami no me salen las cuentas. Y veo que a otros tampoco. Y unos se defienden a coces, con lo que tengo la impresion de que mis cuentas son más acertadas que las de los voceros que se disfrazan de periodistas. Profesión.

Jueves
También ha habido descando en el Vienés. Pero, como el cielo, cuando lo buscas, sigue allí. Entre dinosaurios y Viena, bailemos un vals.

Viernes
Aunque al terminar el vals, ciando se enciendan las luces del salón, lo que pueda salir de la linterna del teatro sea una banda de trash. Metallica son los que fueron y los que son, pero lo que mola es Trujillo deshaciéndose las cervicales. Devolvámosle al bajo la dignidad que jamás tuvo que perder, o, al menos, que se diviertan bailando, ya que nadie les hace ni caso. Todos bajistas de trash.

Sábado
Y tras las dudad, que se sepa: que aunque el queroseno esté por las nubes, las que siguen allí, que al fin y al cabo es donde viven los loquiletos, seguimos esquilmando las galerías de pintura porque hay que proteger los tesoros. Decíamos que podía ser un telegrama, una carta de amor o las fatales consecuencoas de un claustro académico de los que entras a gritos y sales en coma. Si alguien da con la clave del misterio de la pelirroja, por favor, que nos lo comunique.

Domingo
Como siempre que se comienzan estas cosas, llegamos al punto crítico. Me faltan herramientas. Mañana a comprar a Saturno, que ya es irse lejos, pero es lo que hay. Y con este sencillo acto, doy por inaugurado este chat. Que paséis todos una semana estupenda y que compartáis algun ratico en esta güep que tanto os quiere.



22 comentarios:

María dijo...

que gonita despedida... pero ¿nos quiere la güep? no se....

Sigo con mi hipotesis de la carta en la entradada de ayer.

Y ¿te haltan herramientas? esas teclas!!! deja la ginebra mañanera que solo da disgusos y date una vuelta por la bulla!.

María dijo...

primer (y segundo) comentario ¿¿que me llevo? un cuadro como el de ayer me gusta... por dar ideas. Aunque sea una copia barata.... si está bien enmarcado y bien copiado... me gusta igualmente

María dijo...

¿¿nuves con v??? en serio, deja esa ginebra

Dulcinea dijo...

Le haltan herramientas porque se las dejó en las nuves. Tuvo dudad pero está en lo ciero cuando nos dijo que queda inauguradoeste chat.

Es lo que tiene ser un genio creativo, ¿verdad Pianista? Y si a eso le sumamos sopa de tanquerei, pues no digo más.

a tiza y papel dijo...

...Y al séptimo día, Dios descansó.
Pianista, pringao!
Lo cierto, es que con tu guep, se descansa bastante...
Bricomán, eres buen tipo.
Hala, ya te he alegrado esa oreja por una temporadita, chato.
De nada.

Nodisparenalpianista dijo...

Oye, ¿qué pasa? Cómo sois. Encima de que os entretengo y que estoy fiel a la cita diaria como un bifíter de Su Majestad Lilibeth. Joer, si queréis calidad, leeros el ABC de cuando Azorín, que yo bastante tengo con lo mío. Coirrijo la errata gorda, porque hace daño a la vista, pero es que ponen las teclas tan cerca...

Myriam dijo...

Que bonito, nos quiere al güep, algo es algo ¿no?.

Yo sigo con mi hipotesis de que la pelirroja del cuadro duerme como toda buena pelirroja.

Nodisparenalpianista dijo...

Juajua, María, no se qué es peor para mi equilibrio mental, si la ginebra o la Bulla. Mira cómo acabó el pobre Amatía, a la velocidad de un caracol derrapando...

De premio una errata rota, MAría, que yo aún espero los míos.

Dulci, no digas más que ya dices bastante. ¿Mañana a que hora curras?

Atiza, aciertas con lo de pringao, pero mujer, deja de darme leña, que me luego he de ir a ahogar las penas en Tanqueray.

Myriam dijo...

¡Que pasa!, pianista-bajista, ¿A mi no me contestas?:)

a tiza y papel dijo...

Venga pianista, que me tienes más que calada, no te enganches...

Myriam, reina. Eres un sol.

Myriam dijo...

Graaaacia, Atiza, tu tb.

¡Piaaaaaaaaaanita! ¿Ande andas que no contestas?

Nodisparenalpianista dijo...

Vale, pero la pelirroja del cuadro se dormirá sentada, Myriam, no en plan jipipulgoso callejero, ¿no?.

Si, ahora dame coba, Atiza. Uf, eso de que te aceptasen tan rapido en la Bulla...

Myriam dijo...

Anda pianista, vete a mi blog y mira lo que me he comprado para tus comentarios ja ja

María dijo...

que no, miryam que no te enteras!! lee una carta de amor y punto.

Myriam dijo...

Vale María lee una carta de amor y luego se queda dormida ¿con que/quien soñara?

Nodisparenalpianista dijo...

¿Un repelente antipianistas? A mi me pones dos jipis y no vuelvo ya te lo digo Myriam.

Jo, María, vale, estabas de examen, pero déjate ya de ñoñadas, anda.

Myriam, igual ronca. Ronquidos de amor, vale, pero ronquidos al fin y al cabo.

Myriam dijo...

Sí seguro que ronca, como un oso pero con mucho amor.

Nodisparenalpianista dijo...

Jaja, oso amoroso, el más odiado en las oseras vecinas!!

Dulcinea dijo...

Uy, uy, la que se está liando. El Pianista malmetiendo con Atiza y con el cariño que le tenemos toooodas las Bullangueras. Luego no contesta a Miriam, pero cuando lo hace, va y insiste otro vez con lo de que es una jipipulgosa. Y de postre el tema de los ronquidos; según fuentes próximas a la Bulla Miriam ronca. Pero hay quien dice lo contrario. Y yo me digo, ¿el Pianista roncará?

Ah, Pianista. Mañana no curro ;)

¿? dijo...

¿A coces? Cree el ladrón que todos...

Gracias por querernos tanto. Es mutuo.

Besitos.

Néstor Aparicio dijo...

Desde luego, esto se está volviendo un poco rosita, oh PIANISTA. La pelirroja está mirando facturas y por eso tiene tan mala cara (juas, juas, juas).

Myriam dijo...

Dulci, yo no ronco, no se quien te ha dado esa información pero es erronea je je.

¿Facturas?, que forma de fastidir el cuadro Néstor, endeluego :)