sábado, 13 de junio de 2009

Una lección de periodismo


Bueno, es que era imposible explicarlo mejor. Lo hace Jesús Cacho, el enorme periodista delo económico y, paradójicamente comprensible. Hay que reconocer que lo d ela prensa económica asusta mucho, pero cuando uno se mete, con seis nociones y un diccionario, tampoco es tan complicado. Ayuda un perióidico de los de antes, en papel, digo, como El Economista y el voluntarioso Negocio y Estilo de vida. Ambos traen cosas muy jugosas sobre comunicación y grupos mediáticos, un tema verdaderamente appasionante.


A más de uno le gustaría echarle el anzuelo a Cacho. Por ahora se les ha escurrido siempre...

Pero Elconfidencial de Cacho es una máquina en estos temas. En el artículo que os linco por aquí, explica con el bisturí y la daga napolitana o florentina o toledana, afiladísima o sea, los entresijos del chanchulleo de lo de Prisa y Mediapro. Salvando algún chirriante "a" más infinitivo que le da a uno patadas en la barriga, es un artículo que pide enmarcarse. Define la cosa como neoperonismo, por llamarlo de algún modo, pero a mi me da la sensación de que esa es la nueva economía que quieren endosarnos: control del bolsillo y control de la mente al son de Paganini, esto es, que los pringados d esiempre les mantengamos su multimillonario tren de vida progre o regre, según.
Por si hay dudas del Who's who de las famiglias, intento aclarar en sucesivos comentarios. Y que Dios nos coja confesados.

4 comentarios:

Dulcinea dijo...

¿Y dónde quda la higiene democrática de los medios de comunicación? Qué miedo me dan estas cosas...

Sin embargo hay que reconocer que la izquierda sabe pasar el rodillo ideológico como nadie. No es baladí que se inspire en Stalin y Goebbels a la vez, y que intente eliminar cualquier creencia o estado de opinión diferente al suyo.

a tiza y papel dijo...

Joé la que se nos viene encima.
Pianista, habla de otros temas, plis que me ha dado un bajón de aúpa.

Le poinçonneur dijo...

Aunque hace decenios que no creo en los periodistas "independientes", el artículo está fantásticamente escrito. Lo que es, es.

Néstor Aparicio dijo...

El problema es que no estamos acostumbrados a ese periodismo, por eso nos asombramos cuando alguien sale contando el intrahistoria de lo que está pasando. Ay, los periodistas.