jueves, 12 de febrero de 2009

Las horas tempranas (V)

A las siete llegaba con unos túperes con las salsas hechas, a medio hacer, preparadas, la carne picada ya hecha en masa, las bolsas con los manteles, delantales, trapos, servilletas. Toca hacer pudin, de ese que tanto gusta y que es una forma barata, rentable de aprovechar los donus y los cruasanes que se quedan del día anterior. También de prepararle unos pocos, los que aún estén un poco tiernos al hombre de la persiana, que le recuerda a su padre y en el que ve cómo podría ser ella misma, como podrían terminar si al final las cosas terminaban de torcérseles. Pero se podrían enderezar. Antes de las siete, cuando él se creía que aún dormía, le pegaba un planchazo a los manteles, las servilletas, las cosas. Dejaba preparadas las lavadoras y, a días, iba pegándole una limpieza rápida a las ventanas, los baños, todo. Chica, parece que no manchemos, le decía él los domingos por la tarde cuando levantaban la casa para darle un baldeo. Así, en medio rato lo tenían todo resuelto. A veces hasta tenían tiempo de darse un paseo por ahí.

4 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Una cosa...

¿Por qué pones y quitas la moderación de comentarios, el no permitir anónimos, etc?

Te siguen entrando pesados?
O ejerces una censura a según que comentarios, aunque sean con cuenta blogger...

Si todos somos prácticamente anónimos... Tú mismo, yo, salvo los que firman con su nombre y apellidos como nuestro querido letrado ciclista y algún otro, todos somos anónimos, o escondidos tras un nick, apodo o similar.

Otra cosa... No me aclaro nunca con estas entradas de si se me ocurriera apuntar....

Otra... que feo leer Túperes, y no tarteras (más de toda la vida)

Saludos

Marta dijo...

Antes de las siete, cuando parece que el mundo sigue dormido, hay quienes lo ponen en marcha silenciosamente haciendo que funcionen a la perfección todos sus mecanismos. Y a los otros les parece que anda solo...

Marta

Myriam dijo...

¡Muy bueno!

Dulcinea dijo...

Cuántos detalles fotografías en pocas líneas. Muy buena entrada.