jueves, 4 de diciembre de 2008

Pase por la cara


Pero qué jeta tienen.
Resulta que anda un concejal por aquí, dando la murga desde hace dos meses lo menos con que el Ayuntamiento debería poner en marcha una tarifa gratuita para los chavales desde los cinco a los doce años. Eso, además de populista y rentabilzable electoralmente, que es por lo que es, resulta bueno para el personal, las familias, o sea. Como, mal que les pese, la familia es lo que va a mantener los palos del sombrajo tiesos en mitad de la ventisca, la cosa puede ser buena.
Los sacacuartos municipales le respondían que bueno, pero que si lo hacían, tendrían que subir los precios más de lo previsto. Aclaro: el precio del transporte publico, aquí suele al menos duplicar el del IPC, con un servicio francamente mejorable, unas instalaciones cómodas y modernas, pero sucias -no hay problema para ver cuán tranquilas pasean cucarachas y ratones por el metro, sobre todo a primerísima hora- e inseguras, sobre todo en según qué líneas y a según qué horas -hay líneas de autobús que ningún conductor quiere porque tiene el atraco y la bronca garantizada-, pero unas teles de insoportable volumen que nos recuerdan lo fantástica que es la ciudad, lo altos y guapos que somos todos y que si compramos en no se dónde, somos más listos que el hambre. Y no hay quien se concentre con la novela. Qué cosas, ¿no?
Bueno, albricias, que el Ayuntamiento lo ha conseguido. En las noticias oigo que si, que habrá una tarjeta gratuita para el chavalerio de cinco a doce. Se trata de un pase con identificación del mocete con el que podrá usar de modo gratuito los medios de transporte público durante un año. Añaden, los caraduras, que el servicio no tiene ningún coste. Que la tramitación del seguro que se realiza al formalizar el pase costará treinta y cinco euros, pero que ojito, es gratis. Oye, treinta y cinco euros no es gratis, digo yo. Si, si, si es gratis, que es que no lo entienden. Es gratis, es gratis, todos conmigo, es gratis es gratis. Y luego está el seguro, que cuestra treinta y cinco euros, pero es gratis, a ver ese indcrédulo del fondo, que es gratis, sedicioso.

Eso si, anuncios por un tubo, hombre, que ya que tenemos paredes, algo habrá que hacer con ellas, ¿no? Pues ya está, hala.

Comento este asunto con la MamádelPianista que me dice, pues como la tarjeta rosa. La de los jubilatas, se entiende. Que por ahora aún no hay abono especial para lo otro, pero todo se andará. De hecho en una nueva legislación sobre familia -por qué se meterán donde no les llaman, digo yo-, se ha sustituido los términos padre y madre por "progenitor". Con eso se consiguen dos cosas, que no importe si son mozo o moza los dos progenitores o que, dada la no necesidad de que sea el uno y el otro, apareca la extraña figura de las progenituras de más de dos personas. Por ejemplo, triunviratos, cuartetos, quinquenios o demás harenes. Poer de ese hilo también tiraré otro día, que aún tiene más chicha.
La MamádelPianista me recuerda que la tarjeta del jubilanem también tiene un coste de emisión de seis o siete euros. O sea, gratuita peor menos. Cierto es que es carísimo el transporte y que resulta mucho más barato pagar seis euros para unos o treinta y cinco para los otros que tirar de las tarjetas normales, pero, en esa persistente voluntad de perversión del lenguaje para adecuarlo a la realidad (como la neolengua de Orwell o la Lengua Terti Imperii de los nazis), decirnos que es gratis lo que cuesta un buen dinerito es mentir y a base de bien. Pero se hace y no pasa nada. Es lo que tiene una adminsitración progreguay a la que se perdona cualquier chorizada. Y tralará.

7 comentarios:

Myriam dijo...

Es gratis, es gratis,es gratis, es gratis, mira que soy obediente y llevo toda la mañana repitiendolo pero no me salen las cuentas bueno sigo un poco más a ver sia asín...

35 euros es gratis, nda, voy intentarlo matemáticamente:

Sí 35 euros = gratis
Y gratis es = X

X = Esto es lo que hay y hay que creerselo.

Nodisparenalpianista dijo...

Jo, Myriam, hoy si que has estado de premio. Plasplasplas, cerrada ovación.

Myriam dijo...

Ja ja Pinista, es mi grípe que esta graciosilla hoy.

El futuro bloguero dijo...

Es como las ofertas de viajes de la publicidad... Viaje al caribe por solo 500 euros, y luego en chiquitito pone que de tasas son otros 199 más 200 de suplemento carburante, y 99 de gastos de gestión...

Ya quema tanta falsa publicidad engañosa...

Sigue denunciando Pianista

Anonimomariag dijo...

Pues no sé por qué te extraña, si 35 € es gratis de toda la vida, hombre faltaría más.

De aquí todos borregos y todo gratis por tan sólo 35 €.

Es muy sencillo, Pianista, que no Pinista....

Dulcinea dijo...

Imagino por qué lo hacen. Como los chavales se saltan los tornos en las barbas de los seguratas con TOTAL impunidad, así por lo menos les sacan 35 eurillos y ante una lesión, o accidente no pagan indemnización por la responsabilidad civil que les correspondería como empresa.

Lo de la gratuidad me trae a la memoria a la ministra aquella, prócer donde las haya, que dijo que lo público no es de nadie.
Mentecata necia y analfabeta.


Café para todos. Y gratis, claro.

Altea dijo...

Es como aquel comercial que entró a saco en mi casa (literal), que a poco tira a mi madre y pasa por encima de ella, si no se llega a apartar a tiempo. El caso es que quería "regalarnos" no sé qué historias así, por las buenas. No conseguíamos averiguar dónde estaba el truco, hasta que le preguntamos por los gastos de envío. Tuvimos que echarlo de la misma forma que había entrado (también literal).