lunes, 29 de noviembre de 2010

La incultura

Escuchado en lo de Carlos Herrera, que ya anda de vacaciones -cuando lo escribí, hace ya casi medio año, jolín con el congelador-, donde hablan sobre las colas. Una chica habla de las del autobús de Madrid, que nadie respeta, como casi la de todos los autobuses de España y una que si, la de la Iglesia de la Santa Cruz, o algo así, los miércoles, para ver a San Judas, de gran tradición popular y que, según la señora merece la pena hacer. Dice un contertulio "pero San Judas (sic) no era malo?" y contesta el otro "o, que se refiere al buen ladrón". Olé Carlos, nivelón el de tus colaboradores. La oyente como puede, aclara, San Judas Tadeo, y la presentadora recuerda que se trata de un santo muy milagroso.
Anda que no nos hace falta.
En fin.

6 comentarios:

Dulcinea dijo...

Y eso los oyentes de Carlos Herrera, que si te asomas a otros garitos es para echarse a llorar. O a las barricadas.

Atiza dijo...

A ver Pianista, majo, ¿y por dónde empezamos?
Uf, qué agobio, por Dios!

Dulcinea dijo...

Vuelvo a mirar el cuadro y me fijo en los ojos de San J... y fíjate a estas alturas, lo que me tengo que oir. Uno deslomandose para hacer las cosas como corresponde y a la que te descuidas, zas, me confunden. ¿Es que yo me parezco al otro? ¿eh?
Pues eso, hombre. Que porque soy santo, que si no..."

Maria Jesus dijo...

¡San Judas Tadeo no es un santo muy milagroso del estilo de Santa Rita?

Nodisparenalpianista dijo...

Hay que buscar bien, Dulci, si.

Juajua, Atiza, si vas muy bien!!!

Oye, Dulci, que mi tambiénm me parece oir eso!!!

Muy milagroso, María Jesús, peor no tanto, el pobre, como para desasnar a toda esa gente, pobrete.

Atiza dijo...

No, si yo ya sé que no voy mal. El asunto es a ver quién me sigue y cómo me lo monto...