martes, 20 de mayo de 2008

El penalti (fallado, claro)

De Panenka, claro. Eso era una suerte rara de engañar al portero para meterle gol. Que será lícito, no digo yo que no, pero suena a fullero, a trampa, a uno que aprovecha el resquicio para ganar el pleito, a sinvergonzonería. Oye, pero legal. Legal sinvergonzonería, o sea.

Veo, al pasar en bici, de vuelta de la bodega -otra vez sin Tanqueray, jolines, que el que se las lleva está hecho unos zorros, vale, pero el sábdo habrá o qué- un letrero de cosas de música.
Un grupo que se hace llamar Gregor Samsa. Qué chistosos, jajaja, son estos modernillos. Que luego contarán en las entrevistas lo de la proximidad fónica de Samsa y Kafka, que tampoco se mató el pragués en lo de buscar nombrecitos, vale. Y que , según pedaleaba, me venía a la memoroia lo del agrimensor K, que creo que también fue algo de una pandilla de desharrapados musicales, o así. El aviador Dro y el Agrimensor K. Menudo disco de duetos se ha perdido el universo modernillo.


Panenka, con ese bigotón, ese pelo grasiento, esa vocación de clenchas y ese chandal de tres tiritas imposibles era, sin saberlo, un gafapasta de campeonato (de fútbol) antes de los gafapastas, sin gafas y probablemente, sin pasta. Ay, qué mal.

Oí una entrevista a un idiota -sin perdón: es lo que era, el pobre- de uan especie de corpúsculo musical llamado Panenka, en Radio 3, claro. Ya, ya, da grima sólo pensarlo, es cierto. El sagaz locutor, al que pagan por cosas así, le pregunta "oye, ¿y de dónde viene el nombre de vuestro grupo?" Y el tío, que, ni corto ni perezoso le dice que no sabía, que sonaba bien y ya está. Que luego le dijeron algo de una cosa del fútbol pero que no sabía. O sea, como los que se ponen Tatchenko o La Costa Brava. Pues vale: nombres tan vacíos como vuestra música. Qué mejor nombre para los Stones que Stones, o que para mis Floyds que Pink Anderson y Floyd Council. Hasta Genesis es el lógico comienzo del gran Peter Gabriel. O Metallica, ¿cómo definirlo mejor?
De Panenka, Tedi, no voy a piratear nada, fíjate tú. Que madruguen y que suden si quieren ganarse los garbanzos, y que lean algo, jolines, aunque sea el Marca, a ver si se enteran por qué son tan jacarandosos poniéndose nombre, los tíos.
Y Panenka, con sus penaltis.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Te veo últimamente muy interesado por el mundo del futbol, bien.

Luego te metes con Alejandrito y él por lo menos sabe de dónde viene su nombre, que sino...

En fin, una historia curiosa.

LA anónima Lidia

Marta dijo...

Eso, eso: como dice Lidia, estás muy furgolero ¿eh? ¿Es cosa de la falta de suministro de Tanquerays?

Dulcinea dijo...

Pues a Alejandro Sanz últimamente le pasa algo. Se le ve desmejorado, y ha descuidado su imagen. No sé. Serán las puñaladas traperas que le dan al pobre, que no levanta cabeza.

Néstor Aparicio dijo...

Jo, el colmo sería que te hubieras hecho con el Canal Digital ese y pagaras por los partidos... Si es así, dímelo y me voy para allá, que el Mundial está aquí al lado.
PD: Ay, Panenka, ay.

María dijo...

vuelvo despues de una larga ausencia, mañana tengo examen!!!! y veo que me citaste y que pase olimpicamente.... perdona!!

El futuro bloguero dijo...

El Aviador Dro y sus obreros especializados... maravillosos. Además, Servando Carballar, lider de Aviador Dro, fundó la casa de discos DRO y esa discografica fue la que produjo el disco de Agrimensor K, que era un grupo de Donosti. Luego, de Agrimensor K surgió La dama se esconde.

Pero nunca existió Aviador Dro y Agrimensor K.

Dicho esto, aprovecho para comentar sobre la entrada anterior... Da miedo, efectivamente.

Otro amigo bloguero escribía a propósito de la victoria de Chikilikuatre como candidato para eurovisión, escribía lo siguiente:

Hace solamente seis años se convocó otro concurso para elegir al Representante. Entonces, también por votación popular, la elegida fue Rosa (llamada Rosa de España). Esa chica se lo tomó absolutamente en serio, adelgazó los 20 kilos que exigía el guión y cantaba (me dicen) aceptablemente bien. Todas sus peripecias y las de los otros concursantes salieron en un programa de televisión que en aquel momento tuvo gran éxito. Su derrota hizo derramar abundantes lágrimas. Es que entonces, en el 2002, Eurovisión fue algo importante y Rosa era la heroína nacional.

Si el pueblo que, mediatizado, votó con toda seriedad por Rosa, ahora ha sido mediatizado para votar por el simpático fantoche Chikilicuatre, que es la absoluta antítesis de la esforzada Rosa, ¿es muy arriesgado concluir que los medios de comunicación pueden manipular los sentimientos del público con gran facilidad? ¿hubiera obtenido Chikilicuatre algún soporte de no estar encarnado por un actor ya conocido y haber recibido soporte de otra cadena?

Todo esto, por supuesto, no tiene ninguna importancia en el caso del festival de Eurovisión, pero a mi me da que pensar. El mecanismo por el que se elige el gobierno en los países democráticos es exactamente el mismo, el mejor que se conoce, el más justo: votación popular, cada persona un voto. Pero si los medios de comunicación más que informar, opinan, al final, ¿no terminará siendo todo otro asunto de manipulación a gran escala?. ¿Somos consciente de hasta que punto nuestras opiniones pueden estar basadas en información sesgada que se nos ha hecho llegar durante años?.

¿No les parece a ustedes que cualquier día un iluminado podría ganar democráticamente las elecciones y hacernos bailar a todos el chikichiki?


Miedo... Pianista, a mi también me da miedo esa reflexión.

a tiza y papel dijo...

Y yo que me muero por un chandalillo de tactel con tiritas imposibles...Es que tu eres muy fino, pianista.

Nodisparenalpianista dijo...

Uy, LA AnónimoLidia, en realidad lo mío era de ciclismo y de musiquita, pero bueno. Y con Alex ya no me meto, pobre, que me parece que no le salvais ni las júligans como tú. Oye, se apuntaría a la pachanga del baloncesto?

Calla, calla, Marta, que guardo media botella como oro en paño.

Dulci es que ahora le ves como es. Un pesado, hombre.

Uy, calla Néstor, que sde eso tengoi una historia algo diverida y algo pintoresca cuando mi madre se apuntó a lo del Imagenio. Ya te contaré, ya. Oye, no nos digasque Panenka es de tu época. Tú, lo menos, eres de Quincoces.

María, aprueba y luego vuelve, que te tengo la bronca aplazada.


Bien, FutBlo, bien. Sólo faltaba añadrio cómo malvendieron DRO y como la desatraron. Y las nefastas resurrecciones del Aviador Dro. Qué manera de dilapidar su prestigio. En fin.
Sobre lo otro, orden, orden cada cosa en su día. Creo que la reflexión es interesante, pero que es mezclar churras con merinas. De ahí al voto censitario hay un paso. Y sobre las estafas electorales, en España tenemos unas cuantas experiencias en estos últimos dos siglos. Por otra parte, no todo lo que se vota es lo mismo, o sea. Es decir, dista bastante votar en Alemania, en Estados Unidos, en España o en MArrucos. En todos esos sitios se vota, pero si hay que elegir, pues eso, que aún hay clases. De todos modos, lo del voto es un problema menor: espo se sobrevalora. A mi me da mucho mñas miedo que el judial esté tan denostado (sólo hay que ver la alegria de unos cuantos al morirse uno del Constitucional, todo vale para ganar el partido), que un quítame allá esas papeletas. A mi lo que me asusta es aque un poder fáctico me quiera instruir sobre lo que he de pensar. O sea, temo por mi pobre libertad.

Atiza, ya sabes, soy un gntleman de la estirpe del Príncipe de Gales, de MArichalar y de Umbral. O de los porteros antiguos vestidos de negro. Y los chándales, ni para ir al Carrefur. Por cierto, ¿para cuándo tu güep??