lunes, 14 de abril de 2008

Por qué tememos a los unos y deseamos a los otros



Nombran ministra de Defensa a una persona cuyo currículum profesional es el que sigue: Es licenciada en Derecho y ha ejercido la docencia como profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Gerona.


Lo demás, carrera política a la sombra de sus jefes, desde el presidente al triste Rubalcaba o al gran Montilla.





Entrevista con Antonio Mingote a propósito del último libro escrito por José Manuel Sánchez Ron y que él ha ilustrado y que se titula "Viva la ciencia".



P: ¿Podría explicarme en tres líneas el principio de incertidumbre de Heisenberg


R: Pues no, incluso el propio señor Heisenberg necesitaría muchas más líneas. Y eso que él sabía de lo que estaba hablando, lo que a mí no me sucede.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Por ser mujer, por estar embarazada, por ser catalana... Algo está cambiando.

Lidia

Néstor Aparicio dijo...

Pues qué queréis que os diga; por una parte no me parece mal (por eso que dice Lidia de que algo está cambiando) y por otra me parece de una irresponsabilidad que tira para atrás. No sé muy bien qué experiencia de gobierno tendrá una muchacha que no ha sido nada de nada. Yo no me atrevería.

el trenti dijo...

¡He vuelto!

Ya se sabe, todo se hace de cara a la galería...

enrique dijo...

Genial Mingote...
Lo otro, pues ya veremos como termina, pero ha empezado regular...

Dulcinea dijo...

Pues a mí como mujer me parece un insulto. Deben estar los más capacitados, hombres o mujeres.
Como dijo aquel, algo debe cambiar para que todo siga igual.
!Una de gambas!

Dulcinea dijo...

Oye, Pianista, ¿qué le has hecho a la encuesta que sólo se puede votar una vez? ¿Es que no podré hacer trampas?

Nodisparenalpianista dijo...

Bueno, no se si cambia tanto AnónimoLidia, opero eso es lo de menos. Lo malo es pensar si las cosas cambian a peor. Entiendo, por lo que dices que los méritos para alcancar tan alta labor en nuestra sociedad son los que señalas. Entiendo, asimismo que, por no irse lejos a buscar casos, yo mismo sería un nefasto candidato para tal cargo, al ser hombre, no estar embarazado y no ejercer de catalán.

No se, Néstor, qué cambio se ve en eso. Inútiles al frente de ministerios ha habido en todas las legistalutars. Hasta ha habido gente con talento en contadas ocasiones. Incluso ha habido una mujer, catalana y embarazada a priori, como si dijéramos. Ana Birulés, ministra de cosas de tecnologías o así, cuando el PP. Por lo visto de ministra fue algo floja, pero como ejecutiva es la bomba. Algo de currículum tiene la señora.

Eo TrentiAmatía!!!! Conseguiste por fin escapar del Clubdelabulla. No me extraña que te costase, chato, con la tajada de morapio que llevabas... ¿Tanto riesgo por la galería? No se, hay asuntos profundos.

Mingote genial, amigo Enrique. Y sobre el futuro, usted que es buen conocedor de la Historia de España, nos podrá aventurar la trascendencia de estos asuntos.

Hay una historia sobre cómo son los que rodean al que manda, Dulci. Uno escoge a los más inteligentes, para que gestionen bien y trener el mérito de haber sabido llevar la polis con acierto. Otros se rodean de idiotas aún más idiotas que ellos mismos, para poder destacar entre el tropel de memos. Yo creo que hay hasta terceras vías en este asunto.

La encuesta, Dulci, es tan chapucera como siempre. Ya sabes, siempre fomentando la industria nacional del botijo y del puchero grande o pucherazo.

Anónimo dijo...

Ai... que imaginaba que saldrías por ahí... Y eso no es más que utilizar mis palabras de manera superficial. Y desde luego, Dulcinea, no me parece ningún insulto a la mujer. Vamos a pensar en todos los ministros de defensa de este país. Y vamos a pensar porqué a ella se la cuestiona tanto antes de empezar a ejercer su cargo. Capitán mande firmes...

Oye y puestos a escoger, ¿qué hacemos? ¿Chacón o pianista? Podrías hacer hasta una encuesta xD.

Lidia

Nodisparenalpianista dijo...

No, nada de superficial, AnónimoLidia, son los méritos que tú le señalas a esa chica. Méritos que yo no tengo. Y que, por otra parte, jamás tendré. No ha lugar la encuesta: si agún día un desaprensivo me pide que ejerza tal función, declinaré con un simple "yo de eso no entiendo. Búsquese uno que sepa". Por eso se la cuestiona, pero el trabajo ya lo ha hecho: ya ha sido portada en medio mundo, así que está amortizada.
Y más insultante para las mujeres y para los hombres es que el presidente se fotografíe con sus nenas como el moro con su harén o el chulo con sus colaboradoras. Si alguien opina que me paso de rosca, que me explique como es que ningún presidente se fotografía con sus "varones". Y si es así, pido perdón y listo. Lo malo es que no es así.